Las mujeres de Sudáfrica

Cientos de mujeres y niñas embarazadas mueren innecesariamente en Sudáfrica, en parte porque temen que se revele su condición de seropositivas si acceden a servicios de atención prenatal, según un importante informe que publica hoy Amnistía Internacional. Durante los próximos cinco años, Sudáfrica se compromete a centrar sus esfuerzos en la representación igualitaria y el empoderamiento de las mujeres, la salud de las mujeres y poner fin a la violencia contra las mujeres. Está previsto que se implementen íntegramente dos de los mecanismos legislativos de Sudáfrica a favor de la equidad —la Ley para la promoción de la igualdad y la ... Las mujeres mas hermosas de Sudáfrica; Las mujeres mas hermosas de Sudáfrica. Publicado por Marta Angulo 11-01-2016. Sudafrica, es el pais con las mujeres mas hermosas de Africa luego debo decir que le sigue Egipto, y esta lista comprueba la belleza de la mujer sudafricana. Publicada el 31.03.2009 a las 20:52h.. Sudafrica, es el pais con las mujeres mas hermosas de Africa luego debo decir que le sigue Egipto, y esta lista comprueba la belleza de la mujer sudafricana. Miles de mujeres protestaron hoy contra la violencia de género en marchas y concentraciones repartidas por toda Sudáfrica, un país donde una de cada cinco mujeres se ha visto afectada por esta ... También el Gobierno de Sudáfrica ha mostrado su respaldo a través del Departamento de Mujeres y altos cargos como la ministra de Agua y Medioambiente, Edna Molewa, participaron en las marchas. ... Las estadísticas en Sudáfrica sobre violencia contra mujeres y niños marean por su magnitud: se habla de una mujer violada cada 26 segundos, una mujer asesinada cada seis horas, seis veces más que la media global.Aún así, nadie tiene claras las estadísticas. Las mujeres demandan que el sector privado y el gobierno hagan más para reducir el creciente número de mujeres que son agredidas sexualmente y asesinadas en Sudáfrica. En los últimos 12 meses, los delitos de asesinato y delitos sexuales en Sudáfrica aumentaron al 3,4 % y al 4,6 % respectivamente, según un comité policial. 2/6. Bajo la consigna 'Total Shutdown' (Paro total), las mujeres de Sudáfrica estaban llamadas a cesar su actividad normal y unirse a las convocatorias para crear conciencia sobre los altos ...

Por qué la buena voluntad no es suficiente: El caso de PlayPumps International

2020.07.31 00:34 LeandroDoldan Por qué la buena voluntad no es suficiente: El caso de PlayPumps International

La motivación principal del Altruismo Efectivo es ser eficientes. Si el objetivo es hacer el mayor bien posible, no todas las maneras son iguales. La buena voluntad puede llegar a ser contraproducente. Este resumen del capítulo "Worms and Water Pumps" (Doing Good Better, por William MacAskill) ilustra muy bien este punto.

La bomba de agua
Hasta 1989, Trevor Field era un publicista sudafricano. Ese año visitó una feria de agricultura en Pretoria y conoció a Ronnie Stuiver. Ronnie es un ingeniero quien acababa de inventar un nuevo modelo de bomba de agua. El invento le recordó a Trevor la dificil vida que llevaban muchas mujeres africanas en zonas rurales, quien tienen que caminar durante kiliómetros para conseguir agua para sus familias.
Trevor creía que el invento de Ronnie podría ser la solución: en vez de tener que usar una palanca para sacar agua, esta bomba de agua funcionaba como el carrusel (o tiobibo, o celecita) que se pueden encontrar en un parque para niños. Los niños al jugar activarían la bomba y conseguirían extraer agua de pozos subterraneos.
Trevor compró la patente del invento y pasó cinco años mejorando el diseño. Siendo publicista, se le ocurrió poner carteleras para anuncios pagos: el genial invento se financiaría a si mismo, e incluso conseguiría ingresos para las comunidades cercanas.

PlayPumps International
El genial invento se llamó PlayPump, y la organización fundada por Trevor PlayPumps International. Empresas multinacionales valuadas en millones -y billones- de dólares hicieron donaciones a la misma. Al año 2000, ya habían instalado más de cincuenta PlayPumps en todo Sudáfrica.
El cambio de siglo sería un muy importante para Trevor, ya que de entre tres mil aplicantes el Banco Mundial le dió a su organizacón el premio a la solución más innovadora, replicable, y con mayor posibilidad de impacto en todo el mundo. Organizaciones, empresas, filántropos, celébridades, y hasta presidentes de todo el mundo miraron a los PlayPumps con esperanza e invirtieron muchísimo dinero. Trevor Field se convirtió en un rockstar del mundo de la caridad. Para el 2009, mil ochocientos PlayPumps habían sido instalados en Sudáfrica, Mozambique, Zambia, y Swazilandia .

Revelaciones
Dos reportes de UNICEF y SKAT dispersaron el humo y el glamour alrededor de los PlayPumps. A pesar de los permios y los millones invertidos, el invento era un fiasco: con mucho menos esfuerzo, las típicas palancas permitían a las familias extraer cinco veces más agua que con los PlayPumps. Era también muchísimo más fácil: los niños se mareaban y sus madres tenían que hacer girar el carrusel ellas mismas, tarea que encontraban agotadora y humillante. The Guardian calculó que los PlayPumps tendrían que girar por 27 horas diarias para satisfacer las necesidades de una aldea típica de la zona.
Nadie le preguntó a las personas de las villas qué pensaban de los PlayPumps. Nadie se molestó en preguntarse si la idea era útil. El brillo de un juguete nuevo nubló la mente de las personas que tenían los recursos y la voluntad de generar un cambio positivo en el mundo y terminaron volviéndolo aún peor.
El invento de US$14.000 se sigue instalando, y es el mejor ejemplo de por qué no alcanza con la buena voluntad: hay que ser racionales y usar la cabeza si queremos contruir un mundo mejor.
submitted by LeandroDoldan to AltruismoEfectivo [link] [comments]


2020.07.04 16:59 HuachiBot [Megathread] Coronavirus #9

Visita covidmx para una cobertura completa

Prevención

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor forma de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los Centros para el Control y Prevencion de Enfermedades (CDC) siempre recomiendan medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias. Estas medidas incluyen:
Fuente
Medidas de prevención para el sector educativo nacional

Síntomas

Los síntomas notificados por personas con COVID-19 varían desde aquellos que presentan síntomas leves hasta quienes se enferman gravemente.
Estos síntomas pueden aparecer 2 a 14 días después de la exposición al virus:
  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Escalofríos
  • Temblores y escalofríos que no ceden
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
Fuente
Teléfono de atención para personas con síntomas: 800-0044-800

Epidemiología (Internacional)

País Casos Confirmados Defunciones (%) Recuperados (%)
EE. UU. 7,420,609 211,975 2.86% 3,949,333 53.22%
India 6,549,373 101,782 1.55% 5,509,966 84.13%
Brasil 4,906,833 145,987 2.98% 4,248,574 86.58%
Rusia 1,215,001 21,358 1.76% 979,143 80.59%
Colombia 848,147 26,556 3.13% 757,801 89.35%
Perú 824,985 32,665 3.96% 700,868 84.96%
Argentina 790,805 20,795 2.63% 626,101 79.17%
España 789,932 32,086 4.06% 0 0.0%
México 757,953 78,880 10.41% 545,530 71.97%
Sudáfrica 679,716 16,938 2.49% 612,763 90.15%
Francia 606,625 32,198 5.31% 97,900 16.14%
Reino Unido 480,017 42,317 8.82% 0 0.0%
Chile 470,179 12,979 2.76% 442,070 94.02%
Irán 468,119 26,746 5.71% 387,675 82.82%
Turquía 324,443 8,441 2.6% 285,050 87.86%
Italia 322,751 35,968 11.14% 231,217 71.64%
Filipinas 322,497 5,776 1.79% 273,079 84.68%
Pakistán 314,616 6,513 2.07% 298,969 95.03%
Alemania 298,363 9,596 3.22% 259,494 86.97%
Ecuador 140,351 11,597 8.26% 112,296 80.01%
Países Bajos 127,922 6,428 5.02% 0 0.0%
Suecia 94,283 5,895 6.25% 0 0.0%
China 85,450 4,634 5.42% 80,621 94.35%
Japón 85,339 1,597 1.87% 78,315 91.77%
Suiza 54,384 1,784 3.28% 46,100 84.77%
Corea del Sur 24,091 421 1.75% 21,845 90.68%
Noruega 14,220 275 1.93% 11,190 78.69%
Finlandia 10,244 345 3.37% 8,100 79.07%
Global 34,995,740 1,034,689 2.96% 24,358,268 69.6%
Fuente

Epidemiología (Nacional)

Estado Casos Confirmados Defunciones (%) Recuperados (%)
Mexico City 101,571 10,725 10.56% 73,641 72.5%
State of Mexico 69,502 8,170 11.76% 38,891 55.96%
Guanajuato 32,922 2,231 6.78% 23,586 71.64%
Nuevo León 30,311 2,362 7.79% 20,110 66.35%
Tabasco 28,815 2,620 9.09% 22,376 77.65%
Veracruz 28,929 3,739 12.92% 17,347 59.96%
Puebla 27,527 3,620 13.15% 17,538 63.71%
Tamaulipas 24,913 1,850 7.43% 19,575 78.57%
Coahuila 22,338 1,452 6.5% 16,967 75.96%
Sonora 21,761 2,678 12.31% 15,271 70.18%
Jalisco 21,049 2,542 12.08% 12,417 58.99%
San Luis Potosí 18,714 1,227 6.56% 14,231 76.04%
Baja California 17,166 3,196 18.62% 10,247 59.69%
Sinaloa 16,443 2,840 17.27% 9,760 59.36%
Michoacán 15,615 1,243 7.96% 11,241 71.99%
Guerrero 15,163 1,681 11.09% 10,687 70.48%
Yucatán 15,263 1,350 8.84% 10,059 65.9%
Oaxaca 1,350 1,260 93.33% 10,016 741.93%
Quintana Roo 10,543 1,416 13.43% 6,634 62.92%
Hidalgo 10,673 1,658 15.53% 5,915 55.42%
Chihuahua 8,074 1,169 14.48% 4,902 60.71%
Baja California Sur 8,000 368 4.6% 5,840 73.0%
Durango 6,718 462 6.88% 4,718 70.23%
Tlaxcala 6,579 928 14.11% 3,988 60.62%
Querétaro 6,784 765 11.28% 3,816 56.25%
Chiapas 6,290 1,005 15.98% 3,800 60.41%
Aguascalientes 5,835 432 7.4% 3,929 67.34%
Campeche 5,642 775 13.74% 3,625 64.25%
Zacatecas 5,513 521 9.45% 3,403 61.73%
Morelos 5,311 987 18.58% 2,629 49.5%
Nayarit 5,107 610 11.94% 3,181 62.29%
Colima 3,855 447 11.6% 2,240 58.11%
Total 604,276 66,329 10.98% 412,580 68.28%
Fuente

Últimas Noticias

Recursos Adicionales

Este hilo es actualizado cada hora. Última actualización: 04-10-2020 a las 13:00:17
submitted by HuachiBot to mexico [link] [comments]


2018.09.02 15:47 grumetito Petróleo, cambio social, auge del ginocentrismo y caída del mismo mediante la escasez energética

MGTOW, feminazismo, Termodinámica y Tasa de Retorno Energético
Estimados Mgtows,
aunque a priori pudieran parecer conceptos independientes entre sí, están íntimamente relacionados, pues al fin de cuentas, lo que mantiene activa y cohesionada nuestra sociedad es la energía.
Sin ella, simplemente no hay actividad económica (trabajo). Según los avances tecnológicos y el acceso a la energía en cada sociedad, su cultura y comportamientos/creencias sociales podrá cambiar (ej: una sociedad de baja energía –agricultura de subsistencia- frente a una sociedad de alta energía –occidente-).
En occidente, sociedad de alto acceso energético, estamos sumidos en una sociedad desequilibrada en cuanto a las relaciones inter-género, tanto a nivel afectivo como sexual. Esto se debe a los cambios sociales que se han sucedido en Europa desde su génesis en el inicio de la Ilustración, pero también al simultáneo descubrimiento y uso de fuentes energéticas de mayor calidad y abundancia.
Hipergamia descontrolada (junto al Principio de Pareto), mujeres endiosadas, leyes feminazis en detrimento de la libertad masculina, perversión del contrato matrimonial (donde ya no hay ventajas o seguridades para el hombre), rechazo de la propia femineidad en la búsqueda de una igualdad desmedida con el hombre que lleva a la mujer a su masculinización sin respetar sus características femeninas, uso de las relaciones sociales afectivas como bien de consumo desechable (de usar y tirar por fácil recambio por parte de la gran mayoría de las mujeres) etc son fruto de cambios sociales que ahora llegan a su apogeo.
¿En qué países –sociedades- se dan estas características?
En aquellos donde la alta calidad de vida y estabilidad social provee viabilidad al que las mujeres se lo puedan permitir.
En países del “tercer mundo” (Gabón, Bielorrusia, Kazajstán, Haití, Islas Marshall por poner ejemplos de cada continente) tales características están prácticamente exentas de sus sociedades.
En países del “segundo mundo” se encuentran parcialmente, con variabilidad incluso dentro del mismo país: México capital en comparación a las comunidades indígenas de los estados más pobres; Sudáfrica según qué zonas y clases sociales, etc. En todo caso, mientras más se desarrolla la economía del país y se acerca al primer mundo, más avanzan las leyes feministas.
En países del “primer mundo” es donde se desarrollan plenamente tales características, con Suecia como paraíso feminista y Japón a la vanguardia de sus consecuencias con sus “hombres herbívoros”.
Nota:
El uso de la terminología “países de primer, segundo o tercer mundo” carece de validez actualmente; se usa sólo a términos ejemplificativos para demostrar que es en aquellos países donde se dispone de mayor actividad económica (por tanto, acceso a la energía) los que pueden permitirse el feminazismo social, pues la mujer no depende de sí misma en relación a los hombres como iguales (como debería ser en un estado de derecho) ni de los hombres exclusivamente (como sucede en estados autoritarios), sino que es sobreprotegida por el Estado de Bienestar mediante sus leyes feministas. Simplemente, la dependencia cambia.
Y, ¿dónde se genera un Estado de Bienestar sobre el cual pueden florecer tales leyes feminazis y los cambios sociales que portan?
Allí donde hay suficiente actividad económica que permita hacerlo viable, pues el estado de bienestar o socialdemocracia se define por un conjunto de ayudas y protección, asistencia, a la población que generan un gasto que no todos los países se pueden permitir.
Por tanto, existe una variable, justificada por cada mujer que vive de una determinada manera según su sexo en el país que le tocó nacer: a más energía, más “emponderamiento” femenino.
¿Qué es la energía, en términos prácticos?
Es el trabajo que conforma cualquier objeto de consumo o energía, y que debe ser realizado por una persona o por una máquina. Recordemos, que las máquinas, como los coches, no funcionan sin energía (fósil o renovable) y nada se hace solo.
La fuente de energía principal es solar, en diversas formas:
- Alta calidad, fácil extracción y alto índice energético –que produce más energía por unidad, o que “renta” más-: Petróleo, gas natural y carbón, que son restos de organismos vivos que han crecido en tiempos pretéritos gracias a la luz solar y que la geología ha transformado en un concentrado altamente energético para su uso en motores de combustión.
Esta energía no es renovable –tarda millones de años en formarse- y es básicamente la que mantiene la sociedad moderna industrial. La energía nuclear –uranio- también es fósil ya que es un recurso geológico finito.
- Menor calidad (baja concentración de energía) pero renovable: biomasa (restos de cultivaciones –ej: la misma madera que es quemada directamente para generar energía, sin esperar a que se convierta en carbón-), maremotriz, eólica y solar (todas generadas directa o indirectamente por la energía solar que llega a la Tierra).
Nota: el hidrógeno, al no encontrase libremente en naturaleza, debe ser generado a partir de electricidad (electrólisis) por lo que su valor energético es mayor que la energía que lleva (no puede llevar más energía que la usada en su creación). Esto lo hace, si acaso, un medio para transporte o almacenamiento de energía (vector) pero no es una fuente en sí misma.
Véase que la energía renovable produce electricidad, pero esta sólo es el 20% de la energía consumida en el mundo (no hay forma de almacenarla que permita que existan aviones de pasajeros, trasatlánticos o tractores/camiones en los que sea rentable usarla).
Y en el caso de los coches, no hay suficiente material para convertir la flota mundial en coches eléctricos (no hay suficiente litio para baterías por ejemplo).
¿Quiere esto decir que se agotará la energía? No, pero no es posible crecer indefinidamente en un mundo materialmente finito.
Aquí entra el concepto de TRE (Tasa Retorno Energético):
Según la Wikipedia se conoce como tasa de retorno energético (TRE) al cociente de la cantidad de energía total que es capaz de producir una fuente de energía y la cantidad de energía que es necesario emplear o aportar para explotar ese recurso energético. La fórmula es TRE=Energía total de la fuente/Energía invertida.
Un cociente menor o igual que 1 indica que la energía de la fuente es menor o igual a la energía consumida (es decir, cuesta más energía obtener energía que la energía que consigues, por tanto pasa de ser una fuente a un sumidero), por lo tanto una fuente de energía será tanto mejor cuanto mayor sea su TRE, puesto que eso implica que se obtiene una mayor cantidad de energía neta utilizable por cada unidad de energía invertida en ella (más renta, más kilómetros recorre el coche con un mismo llenado de gasolina).
¿Se acabará el petróleo? No, nunca. Eso no es lo importante. Lo que sucede es que no es rentable invertir energía en tal fuente que aporta menos energía de la invertida (ej: las minas de oro no se cierran cuando no queda más material, sino cuando el coste de su extracción es superior al beneficio económico que genera. Lo cual no implica que el mineral se agote totalmente, simplemente no es rentable).
Así pues, las ciudades de las grandes sociedades desarrolladas actuales dependen de cantidades ingentes de energía (y minerales y su transformación que dependen de tal energía) para mantenerse en pie y con una población estable, que si ellas, no sería viable. Tal estabilidad es tanto económica como social (incluyendo leyes feminazis).
Ejemplo: La Roma actual con 2,86 millones de personas, antes del desarrollo del aprovechamiento de las grandes fuentes de energía, llegó a tener (con un desarrollo tecnológico y organización social superior incluso a la de la Edad Media) un máximo cercano a 1 millón de habitantes. México capital cuenta con 8 millones por ejemplo, similar a Nueva York.
Resumiendo: La sobrabundancia material de occidente (en comparación al resto del mundo) permite que haya poblaciones estables, y el Estado de Bienestar ayuda a las mujeres que han estado históricamente más “necesitadas”.
Por ello, actualmente, por ejemplo, una mujer soltera no tiene prácticamente consecuencias respecto a lo que sería tenerlo en una sociedad donde el Estado no la apoyase explícitamente (se observa en los estados “tercermundistas”).
Entonces, podemos incidir que en un estilo de vida más “parco, moderado económicamente” o con un Estado de Bienestar menos protector (o inexistente) la mujer no puede permitirse, para su supervivencia y calidad de vida, los instintos hipergámicos o liberalismo sexual (lo cual no quiere decir que desaparezca, pues son innatos a nivel puramente reproductivo).
Por tanto, si el actual contexto económico del “primer mundo” desaparece, las sociedades cambian, y por tanto los comportamientos de mujeres y hombres.
¿Desaparecerá? Nadie sabe el futuro, pero la Agencia Internacional de la Energía tiene varios escenarios, donde maquilladamente, acepta el inevitable declive.
El caso es éste: jamás en la humanidad ha habido tal cuantiad de población mundial (7000 millones, cada caloría del mundo occidental lleva incorporada en su producción mas calorías de energía fósicl que las que el alimento por sí mismo aporta a través de la fotosíntesis) ni ha vivido con tanta calidad (aunque no la totalidad de la población) y esto ha servido gracias a la energía.
Como homo sapiens, no tenemos vello como un chimpancé, por lo que ahorramos calorías que producirían calor y en su lugar usamos las pieles de otros animales para calentarnos, somos omnívoros y los únicos animales que cocinan, por que usamos su energía para predigerir la comida antes de ingerirla y destinar mayores recursos al desarrollo y mantenimiento cerebral (inteligencia) que consume sobre el 20% de la energía del cuerpo (algo exagerado, pesando el cerebro alrededor de 1 kilogramo en comparación con el consumo de cualquier parte del cuerpo).
Es decir, para el humano, como especie, es natural usar fuentes de energía externa para mantener su viabilidad poblacional.
Mientras no ha habido un crecimiento económico aparentemente infinito, los roles sociales estaban ligados a la cantidad de energía que se podía conseguir, con una cultura y unas normas de comportamiento y cortejo definidas (para bien y para mal); actualmente, tal mundo ha desaparecido en occidente (¿quién diría a un abuelo de 90 años, en su juventud, que por el precio de una buena cena en restaurante -50 euros por ejemplo- podría conseguir un vuelo low cost de una capital europea a otra sin problemas? Difícilmente lo creería) y no hay roles específicos, sino grupos de poder (feministas) y valores “capitalistas” –individualismo, narcisimo (llamado lorealismo)- que no definen el comportamiento general de la mujer sino en un único sentido: lo que más renta, lo que más le conviene según la edad (carrusel) un juego al que muchos hombres se niegan a participar. El juego ha cambiado para las mujeres (antes del Muro) pero no para los hombres, que deben seguir siendo proveedores como en los tiempos de escasez energética; al producir las mujeres y aumentar tecnológicamente sus contactos (apps, globalización) el hombre pierde sus herramientas de valor principales, por lo cual es más susutituibles –desechable-.
Notal final:
Este artículo quiere expresar, sin intención de sentar cátedra, que existe una relación entre la dinámica material (desarrollo económico, tecnología, energía) y sus síntomas sociales (feminazismo, entre otros) y cómo la sociedad se adapta a la realidad económica; y propone: ya que la termodinámica y geología imponen un límite en el desarrollo de las sociedad (y su mantenimiento, la situación actual es una excepción a lo largo de la historia de la humanidad), al caer esta irremisiblemente (independientemente de si sea un poco antes o después en el tiempo, hoy por hoy las energías renovables ni de lejos permiten el derroche energético necesario para mantener activa la civilización industrial actual) ¿no se modificarán las relaciones entre hombres y mujeres? ¿No podrían ser tales relaciones, a la larga, devenir en alguna similar a las que adoptaron sociedades más antiguas e iguales de capaces que nosotros (si, el padre de tu tatarabuelo, por ejemplo)? Hasta aquí, la ciencia sólo puede decir que la abundancia energética se acabará, dando lugar a sociedades de menor consumo energético.
Por último, no pretendo convencer a nadie sobre el Peak oil, cambio climático o historia de las sociedades, ni se extrae ningún beneficio de ello, más que aportar una macrovisión desde la perspectiva energética y social a los hermanos MGTOW que se encuentran un panorama de relaciones sociales muy diferente al de sus padres.
No obstante, en caso de que despertase interés, se adjuntan links con datos científicos, quien quiera, que investigue por su cuenta y crea aquello que desee creer. En todo caso, entrando en opiniones, sería mucho más preferible un mundo futuro económicamente similar al actual (como en general se le supone en los medios de comunicación) con un nivel igual o incluso superior de feminazismo que un mundo post-petróleo, dado a la pérdida de calidad de vida que implica para el ciudadano occidental (a excepción de que haya un decrecimiento y cambio social ordenado hacia un nuevo paradigma de una población estable en población y producción, cosa inmensamente difícil). Así pues, el cambio de este ambiente tóxico para el hombre en relación a las mujeres está garantizado por la naturaleza, en cuanto vuelvan las limitaciones materiales que de forma natural han frenado los instintos hipergámicos y similares.
Nota: vide destacado sobre la anipulación social de la mujer en occidente y su creciente desconfianza al hombre impulsada por los medios de comunicación (curiosamente, son los actores, que son mejores según su capacidad de fingimiento en su trabajo, quienes tienen una desproporcionada influencia en la creación de opiniones en la sociedad, y muchos toman esta visión de la realidad como cierta (y luego se arrepienten, como las cuarentonas post-wall que han descubierto que la vida no es como en la serie Sexo en New York). !Muy recomendable!
https://www.youtube.com/watch?v=PaIr6-or8OI&t=3s
Grumetito
http://crashoil.blogspot.com.es/search?q=world+energy&updated-max=2018-02-02T16:50:00%2B01:00&max-results=20&start=1&by-date=true
https://www.youtube.com/watch?v=rvKCvKLMnJU&feature=youtu.be
http://www.resilience.org/stories/2012-02-22/en-busca-de-un-milagro-los-l%C3%ADmites-de-la-%E2%80%98energ%C3%AD-neta%E2%80%99-y-el-destino-de-la-socieda/
http://crashoil.blogspot.com.es/2011/12/la-gran-exclusion.html
submitted by grumetito to MGTOW_es [link] [comments]


2018.03.03 19:09 FabriD Aborto en la Argentina y en el mundo: evolución y consecuencias

Como sabemos, la polémica discusión acerca de la despenalización y legalización del aborto volvió a la agenda pública producto del gran “pañuelazo” convocado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito durante el día 18 de febrero de 2018.
Si bien no es un debate reciente (de hecho el proyecto ha sido presentado en reiteradas oportunidades, nunca consiguiendo su tratamiento en el recinto), por primera vez logró trascender la órbita de las organizaciones sociales llegó a la “elite” política, es decir, a nuestros representantes. Este debate “taboo” siempre generó un ambiente reticente para los legisladores, con contadas excepciones, como los diputados del Frente de Izquierda o diputadas tales como Victoria Donda.
No obstante ello, por primera vez el tema comienza a tomar repercusión en la agenda, a la cual los legisladores ya no pueden escapar. Pero sin lugar a dudas el gran hito y disparador fue el pronunciamiento del Presidente Mauricio Macri. Si bien desde sectores cercanos al Ejecutivo alegan que no hay una intención oficial de impulsar el proyecto de ley, ha quedado claro (dicho por el propio Presidente en la Apertura de las Sesiones Ordinarias del Congreso) que ha llegado la hora de debatir un tema “que nos debemos como sociedad hace 35 años”.
Claramente el país se encuentra frente a una oportunidad única de avanzar en una legislación al nivel de Europa y Uruguay en este ámbito, aunque los cortocircuitos y las presiones existentes que se manifiestan en el Parlamente, especialmente en el Senado, cámara que representa a las provincias, en donde la doctrina eclesiástica tiene un peso mucho más notable que en la capital, parecen poner en duda que el proyecto pueda avanzar, por lo menos en los términos del proyecto original. Un antecedente de esto pudo verse en Uruguay, cuando en 2012 el parlamento del país vecino pasó una ley de carácter mucho más restrictivo que lo que querían las y los feministas e impulsores del proyecto.
Como ya trascendió públicamente, el tema será tratado pero deberá someterse a un largo período de discusión y tratamiento por varios comisiones, en donde expertos en el tema, tanto a favor como en contra de la iniciativa, expondrán sus argumentos e intentarán convencer a aquellos diputados y diputados que aún no tienen una opinión formada y por ende tampoco una decisión. Aquellos que se encuentran en este situación no son pocos, ya que de acuerdo a un relevamiento llevado adelante por Economía Femini(s)ta son 66 los diputados que aún no tienen una posición tomada y 35 los senadores.
La situación del aborto en la Argentina es un tema bastante delicado, del cual son pocos los datos oficiales que se tienen, y por lo tanto se debe recurrir a estimaciones que, si bien son realizadas con un criterio estadístico, muchas veces parecen estar lejos de la realidad. Constantemente hemos escuchado que muchos de aquellos que se pronuncian a favor de la despenalización hablan de un número de alrededor de 500.000 abortos inducidos (esto es, provocados, no espontáneos o “naturales”) en nuestro país. El criterio utilizado para obtener esta cifra no es algo arbitrario, sino que sigue un procedimiento estadístico basado en la utilización de un dato empírico, que es la cantidad de mujeres egresadas de centros de salud públicos como consecuencia de complicaciones por abortos inducidos (es importante destacar que estos datos provienen únicamente de hospitales públicos, por lo que centros de medicina privada no están incluidos en este relevamiento). Como es sabido que no todos los abortos inducidos resultan en complicaciones, y por lo tanto existen muchos (la mayoría) que son realizados de manera correcta y en buenas condiciones de asepsia, podemos inferir que los abortos practicados son más que sólo aquellos que terminan en complicaciones, por lo que se necesita un parámetro, un multiplicador que nos permita poder estimar la totalidad de abortos inducidos llevados a cabo.
De acuerdo a un relevamiento llevado adelante por la Dirección de Estadísticas e Información de Salud, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, en el año 2000, alrededor de 65.000 mujeres egresaron de hospitales públicos producto de complicaciones en abortos inducidos. El cálculo del multiplicador es algo más complejo, y resulta de los conocimientos de los expertos en el tema, consecuencia de la experiencia adquirida durante los años de trabajo. Este multiplicador se estimó en 6,8 abortos por cada egreso hospitalario, por lo que el número total de abortos inducidos realizados en la Argentina se estima en alrededor de los 450.000. Es importante destacar, creo yo, dos aspectos esenciales para tomar dimensión de estas cifras. Por un lado, esto no indica que se lleven a cabo exactamente esa cantidad de abortos por año en la Argentina, pueden ser más como también pueden ser menos. Estos números son altamente criticados por muchos especialistas, quienes los consideran exagerados. No obstante ello, son los únicos números que tenemos y deben siempre ser tomados como una estimación, una aproximación, no como un dato certero, ya que no lo es. En segundo lugar, producto de la masificación del Misoprostol en el mundo (y en nuestro país), un fármaco que permite llevar adelante un aborto inducido con pastillas y sin una intervención quirúrgica, con un costo monetario mucho menor que un aborto en una clínica privada, es muy posible que este multiplicador sea mayor que aquel que está estimado, ya que al ser un método más seguro, son menos las mujeres que sufren complicaciones que las llevan a terminar en centros de salud.
Una vez expresado todo esto, me propuse a investigar cómo evolucionaron los países respecto a sus estadísticas sobre el aborto. Uno de los argumentos más extendidos por aquellos que se manifiestan en contra de la legalización es que, como consecuencia de ello, esta práctica se masificará y comenzará a llevarse adelante por muchas más mujeres, que ahora enfrentan muchos menos impedimentos para realizarlo. Pero, ¿es esto realmente así? ¿aumentó en los países que lo legalizaron la cantidad de abortos?
Para ello, tomé una lista de países en los cuales la interrupción voluntaria del embarazo es una práctica legal y observé la evolución en el tiempo en la cantidad de abortos llevados adelante. Para sorpresa de muchos, lo que se ve es una curva con forma de “u invertida”. Esto es, en un principio la cantidad de abortos incrementa hasta que llega a una meseta, y luego comienzan a disminuir. Los países que tomé para la muestra son 7: Canadá, Francia, Italia, Uruguay, España, Portugal y Sudáfrica. La elección no fue arbitraria, sino que el criterio es el siguiente: los primeros tres de la lista son países que cuentan con el aborto legalizado hace varios años (más de treinta). En el caso de los cuatro siguientes, son países que lo legalizaron hace bastante menos, pero que cuentan con una realidad social algo más cercana a la de nuestro país (en relación más que nada a universalización de la anticoncepción y la educación sexual) y que por lo tanto son muestra más fiel de lo que podría suceder en nuestro país una vez que se legalice el aborto. Estados Unidos es también un buen ejemplo del primer grupo, pero fue descartado porque al tomar para la muestra la cantidad de abortos (y no la tasa de abortos por mujer, ya que es mucho más difícil de obtener, por lo menos en internet), al ser una población mucho mayor y por ende una cantidad superior de abortos, la escala no permitía observar esa curva con forma de “u invertida” en los demás países. De todos modos, en el país norteamericano esta tendencia también se cumple.
Un aspecto importante que es necesario a la hora de analizar estos datos es que, como ya fue mencionado en el párrafo anterior, el indicador tomado es la cantidad de abortos practicados y no la tasa de abortos (abortos practicados por cada mil mujeres). ¿Qué implica esto? Que la cantidad de abortos realizados en los últimos años de análisis están sobrevaluados, pues la población de los países fue incrementando (y por lo tanto, teniendo en cuenta que la tasa de mujeres por hombre se mantiene relativamente igual, la cantidad de mujeres también se incrementó). Como consecuencia, podemos inferir que, frente a una cantidad de abortos estable o en descenso, y una población que crece, la tasa de abortos está disminuyendo.
Otro de los puntos a tener en cuenta es el siguiente: en cuatro de los siete países analizados (cinco si contamos a los Estados Unidos), la cantidad de abortos practicados es menor en la actualidad que en el año en cual se legalizó. Los únicos casos que no verifican son Uruguay (en donde el aborto se legalizó recién en 2012, por lo que el tiempo es muy corto para hacer un análisis de estas características), Canadá (aunque los últimos datos que conseguí son del 2010, y donde además se observa una notoria caída en la cantidad de abortos durante mediados/fines de la década del 2000, por lo que si extrapolamos esta tendencia hacia adelante es muy probable que la cantidad de abortos sea hoy menor a la de 1974) y Sudáfrica (en donde si bien la cantidad no es inferior a la del año 1998, tampoco es el nivel más alto registrado en ese país).
Véase que aquí nunca se hizo mención a la mortalidad materna como consecuencia del aborto. ¿Por qué? La razón es muy sencillo: me parece innecesario, pues es más que lógico que esta disminuyó en absolutamente todos los países donde se legalizó, pues obviamente un aborto realizado o tutelado por profesionales de la salud es muchísimo más seguro que uno realizado en la clandestinidad por personas no idóneas y realizado en condiciones de higiene no recomendadas. Este argumento es muy utilizado por aquellos que defienden la legalización, pero por alguna razón aquellos que están en contra no parecen tomarlo en cuenta, pues consideran que una mujer muerta tiene el mismo valor que un feto que es abortado. De acuerdo al análisis realizado, demostramos que no sólo la cantidad de mujeres muertas por aborto disminuye, sino también la cantidad de abortos.
Pero, ¿cómo es posible que suceda esto? ¿Acaso no habíamos planteado al principio que era lógico que, con su legalización, la cantidad de mujeres que decidían interrumpir su embarazo aumentara? La pendiente ascendente en el número de abortos durante los primeros años es un tema de debate que lleva a muchas hipótesis. Algunos sostienen que, la cantidad real de abortos incrementa ya que, frente a menores restricciones para abortar, las mujeres cuentan con más autonomía y libertad para tomar una decisión acerca de su embarazo. Sin embargo, muchos critican esta postura, pues alegan que cuando una mujer realmente decide interrumpir su embarazo, lo hará de todos modos, ya sea legal o ilegal. Otra de las explicaciones que se le intenta dar a este aumento es que no todas las mujeres conocen acerca de sus derechos y las leyes vigentes cuando estas salen. Pensemos que hasta que se aprueba en el Congreso, tiene que pasar por la promulgación, y luego establecer un plazo para su aplicación definitiva. Por lo tanto, muchas mujeres continúan recurriendo al circuito clandestino por un tiempo, por lo que el número de abortos legales durante los primeros años queda subvaluado y va incrementando hasta llegar a la totalidad de abortos practicados.
Gráfico con los países seleccionados
Ahora bien, la gran cuestión es entender la reducción en la cantidad de abortos. Creo que aquí el sentido común es el que nos brinda la explicación: pensemos en dos países, A y B. El primero cuenta con aborto y legal y el segundo no. En A, las mujeres recurren a hospitales y centros de salud para interrumpir sus embarazos, mientras que en B recurren a clínicas clandestinas, tanto de buena calidad como de mala calidad. En A, la mujer que aborta pudo haber quedado embarazada por muchas causes, pero imaginemos que fue por desconocimiento en la anticoncepción (algo muy subestimado, pues creemos que la totalidad de la población conoce su funcionamiento, pero en zonas más marginadas aún persisten muchos mitos y falacias acerca del embarazo). Por lo tanto, al decidir abortar, ingresa al sistema de salud, el más indicado para darle toda la información sobre anticoncepción e informarle acerca de las formas de prevenir un embarazo no deseado. En cambio, en B la mujer entra al sistema clandestino para practicarse el aborto ¿Qué información puede recibir allí? Ninguna, pues ¿cuáles son los incentivos que tienen estas clínicas para dar información sobre prevención? El sentido común nos dice lo contrario, pues hay incentivos a no dar información, ya que no nos olvidemos que este es un negocio que mueve mucho dinero. En definitiva, podemos decir que la legalización trae un "efecto información", en donde el conocimiento y herramientas sobre anticoncepción y prevención se masifica más rápido.
Este punto anterior es de vital importancia, pues es la clave para entender la reducción de los abortos y ver a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo como una forma de entrada a los sectores más vulnerables al circuito de salud y a la información sobre prevención. No hay que subestimar el desconocimiento, pues muchas mujeres sólo recurren al hospital cuando están enfermas o van a hacerse un chequeo. El aborto legal claramente puede funcionar como una masificación aún mayor de la anticoncepción.
Espero que esta lectura les haya parecido interesante y sirve como reflexión para comprender porqué es vital y beneficioso que se aprueba la legalización del aborto en la Argentina. Obviamente cualquier comentario y crítica está más que bienvenida.
Fuentes:
Economía Femini(s)ta: Aborto Legal ¿Cómo votarían nuestros representantes? Link: http://economiafeminita.com/aborto-legal-como-votarian-nuestros-representantes/ Datos de aborto en Argentina. “Estimación de la magnitud del aborto inducido en la Argentina”, Silvia Mario y Edith Alejandra Pantelides. Link: http://archivo.cepal.org/pdfs/NotasPoblacion/NP87Mario.pdf Datos de aborto en España: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Datos de aborto en Uruguay: Ministerio de Salud de Uruguay Datos de aborto en Portugal: Johnston’s Archive. Link: http://www.johnstonsarchive.net/policy/abortion/ab-portugal.html Datos de aborto en Sudáfrica: Johnston’s Archive. Link: http://www.johnstonsarchive.net/policy/abortion/ab-southafrica.html Datos de aborto en Italia: Johnston’s Archive. Link: http://www.johnstonsarchive.net/policy/abortion/ab-italy.html Datos de aborto en Canadá. Abortion in Canada. Link: http://abortionincanada.ca/stats/annual-abortion-rates/ Datos de aborto en Francia: Institut National D’Études Démographiques. Link: https://www.ined.fen/everything_about_population/data/france/abortion-contraception/abortions/
submitted by FabriD to argentina [link] [comments]


2017.10.18 21:39 RaulMarti LA IMPOSICIÓN RELIGIOSA CRISTIANA EN SUDAFRICA Y SIMILITUDES CON LA DE AMERICA

Se publica hoy en España el libro “Prohibido nacer” en el cual el cómico estadounidense Trevor Noah recuerda su infancia, adolescencia y juventud , y en su primer capítulo habla de la imposición de la religión cristiana en su país: Sudáfrica . Nacido en el seno de una familia muy religiosa, de niño recitaba de memoria cualquier versículo de la Biblia.
¿Tendrá esto algún parecido con la imposición de esa religión por parte de las órdenes católicas evangelizadoras (dominicos, franciscanos, jesuitas) durante la época de la colonización en América?
 COMIENZO del 1er, CAPÍTULO DEL LIBRO 
Yo tenía nueve años cuando mi madre me tiró de un vehículo en marcha. Fue un domingo. Sé que era domingo porque volvíamos de la iglesia a casa, y durante toda mi infancia fui a misa los domingos.
No faltábamos nunca.
Mi madre era —y sigue siendo— una mujer profundamente religiosa. Muy cristiana.
Como todos los pueblos indígenas del mundo, los negros de Sudáfrica adoptamos la religión de nuestros colonizadores.
** Cuando digo «adoptamos», quiero decir que nos fue impuesta**.
El hombre blanco era bastante duro con los nativos. «Necesitáis rezar a Jesús», les decía. «Jesús os salvará.»
** A lo cual el nativo replicaba: «Claro que necesitamos que alguien nos salve, pero que nos salve de vosotros, aunque esa es otra cuestión. Así que, en fin, a ver qué tal el Jesús este»**.
Toda mi familia era religiosa, pero mientras que mi madre era superforofa de Jesús, mi abuela equilibraba su fe cristiana con las creencias tradicionales xhosa con las que había crecido y se comunicaba con los espíritus de nuestros antepasados.
Durante mucho tiempo yo no entendí por qué tanta gente negra había abandonado su fe indígena para adoptar el cristianismo.
Pero cuanto más íbamos a la iglesia y más tiempo pasaba yo sentado en aquellos bancos, más cosas aprendía sobre cómo funciona el cristianismo: si eres nativo americano y rezas a los lobos, eres un salvaje.
Si eres africano y rezas a tus antepasados, eres un primitivo.
** Pero cuando la gente blanca reza a un tipo que convierte el agua en vino, pues mira, eso es sentido común**.
Como todos los pueblos indígenas del mundo, los negros de Sudáfrica adoptamos la religión de nuestros colonizadores.
** Cuando digo «adoptamos», quiero decir que nos fue impuesta**.
De pequeño iba a la iglesia, o a alguna de sus actividades, al menos cuatro noches por semana.
Los martes por la noche tocaba plegaria. Los miércoles, estudio de la Biblia. Los jueves, Iglesia Juvenil. Los viernes y los sábados los teníamos libres (¡a pecar!). Y los domingos íbamos a la iglesia. A tres iglesias, para ser exactos.
La razón de que fuéramos a tres iglesias distintas era que mi madre decía que cada una le proporcionaba algo diferente.
La primera ofrecía alabanzas jubilosas al Señor. La segunda, un análisis profundo de las Escrituras, algo que a mi madre le encantaba. La tercera, pasión y catarsis. En esta última realmente sentías que tenías al Espíritu Santo dentro.
Y mientras íbamos de una iglesia a otra, de forma casual y sin proponérmelo, empecé a darme cuenta de que cada una de ellas tenía una composición racial distinta: la iglesia jubilosa era mixta.
La iglesia analítica era blanca.
Y la iglesia apasionada y catártica era la negra.
La iglesia mixta, la Rhema Bible Church, era una de esas megaiglesias enormes y supermodernas de los barrios residenciales.
El pastor, Ray McCauley, era un exculturista de sonrisa enorme y personalidad de cheerleader. Ray había quedado tercero en el certamen de Míster Universo de 1974. Aquel año el ganador fue Arnold Schwarzenegger.
Cada semana se esforzaba al máximo para que Jesús molara. Había gradas tipo estadio y una banda de rock que tocaba los temas más recientes del pop cristiano contemporáneo.
Todo el mundo cantaba, y si no te sabías la letra no pasaba nada, porque aparecía escrita allí arriba, en el Jumbotron. Era un karaoke cristiano, básicamente. Siempre me lo pasaba bomba en la iglesia mixta.
La iglesia blanca era la Rosebank Union de Sandton, una zona muy blanca y adinerada de Johannesburgo. Me encantaba la iglesia blanca porque no me hacían ir a misa. A misa iba mi madre y yo me quedaba en el espacio reservado para la catequesis de los jóvenes.
En catequesis leíamos historias muy chulas. Noé y el Diluvio era una de mis favoritas, obviamente; me llegaba a un nivel muy íntimo. Pero también me encantaba la historia de cuando Moisés separó las aguas del Mar Rojo, y la de David y Goliat y la de cuando Jesús echó a palos del templo a los mercaderes.
Crecí en un hogar que tenía muy poco contacto con la cultura popular. En casa de mi madre estaba prohibido escuchar a los Boyz II Men.
¿Canciones sobre un tipo que se pasaba toda la noche ligándose a una chica?
No, no, no. Prohibido. Los demás chavales de la escuela cantaban «End of the Road» y yo no me enteraba de nada. Había oído hablar de los Boyz II Men, claro, pero la verdad es que no tenía ni idea de quiénes eran.
Las únicas canciones que me sabía eran las de la iglesia: canciones elevadas y edificantes que alababan a Jesús.
Lo mismo pasaba con el cine.
Mi madre no quería que me contaminaran la mente todas aquellas películas de sexo y violencia; no, ni hablar.
Así que mi película de acción era la Biblia. Mi superhéroe, Sansón. Era mi He-Man. ¿Un tipo que mataba a mil personas a golpes con la quijada de un burro? Menudo jefazo. Al final llegabas a Pablo y sus cartas a los Efesios y la trama se perdía, pero el Antiguo Testamento y los Evangelios…
Podía citar cualquier pasaje, incluyendo capítulo y versículo.
En la iglesia blanca se celebraban competiciones y concursos relacionados con la Biblia cada semana, y yo ganaba a todo el mundo de calle.
Luego estaba la iglesia negra. Siempre se estaba celebrando algún servicio religioso negro en alguna parte, y nosotros íbamos a todos.
En el municipio segregado solían instalar carpas y los celebraban al aire libre, al estilo evangelista.
Normalmente íbamos a la iglesia de mi abuela, una congregación metodista a la vieja usanza: quinientas abuelitas africanas con blusas blancas y azules, las Biblias bien agarradas y asándose pacientemente bajo el tórrido sol africano.
Ir a la iglesia negra era duro, no voy a mentir.
No había aire acondicionado. La letra de las canciones no aparecían en el Jumbotron.
Y los servicios no se terminaban nunca, duraban tres o cuatro horas como mínimo, lo cual me confundía, porque en la iglesia blanca no pasaban de una hora; entrabas, salías y gracias por venir.
Pero en la iglesia negra me tiraba una eternidad allí sentado, intentando entender por qué el tiempo avanzaba tan despacio. ¿Acaso es posible que el tiempo se detenga?
Y si es posible, ¿por qué se detiene en la iglesia de los negros y no en la de los blancos?
Al final decidí que los negros necesitábamos más tiempo con Jesús porque sufríamos más. «Vengo a aprovisionarme de bendiciones para toda la semana», solía decir mi madre.
Cuanto más tiempo pasáramos en la iglesia, pensaba ella, más bendiciones acumularíamos, como si aquello fuera una tarjeta de puntos de Starbucks.
La iglesia negra se fundamentaba en la gracia redentora.
Si era capaz de aguantar hasta la tercera o cuarta hora del servicio podía ver al pastor expulsar demonios de la gente.
Los feligreses poseídos por demonios echaban a correr por los pasillos como dementes, gritando en lenguas extrañas. Los ujieres los reducían a la fuerza, como si fueran matones de discoteca, y los inmovilizaban para que el pastor pudiera hacer su trabajo.
El pastor les agarraba la cabeza y se la sacudía violentamente de un lado a otro, gritándoles: «¡Yo expulso a este espíritu en el nombre de Jesús!».
Había pastores más violentos que otros, pero lo que todos tenían en común era que no paraban hasta que el demonio se marchaba y el feligrés afectado se quedaba inerte y desmayado sobre el escenario. Porque el endemoniado en cuestión tenía que caerse al suelo. Si no se caía, quería decir que el demonio era poderoso y que el pastor necesitaba atacarlo con más fuerza.
Podías ser un defensa de la Liga de Fútbol Americano que daba igual. El pastor tenía que derribarte.
¡ Dios bendito, qué divertido era aquello !.
Karaoke cristiano, relatos de acción protagonizados por tipos malos y curanderos violentos inspirados por la gracia divina: caray, me encantaba la iglesia.
Karaoke cristiano, relatos de acción protagonizados por tipos malos y curanderos violentos inspirados por la gracia divina: caray, me encantaba la iglesia.
Lo que no me gustaba era el viaje a la iglesia. Nos dejábamos la piel para llegar hasta allí.
Vivíamos en Eden Park, un pequeño barrio residencial muy a las afueras de Johannesburgo.
Tardábamos una hora en llegar a la iglesia de los blancos, cuarenta y cinco minutos más en llegar a la mixta y otros cuarenta y cinco hasta Soweto, que era donde estaba la iglesia de los negros.
Y luego, por si eso fuera poco, algunos domingos volvíamos a la iglesia blanca para el servicio especial vespertino.
Cuando por fin llegábamos a casa por la noche, yo me desplomaba en la cama.
Aquel domingo en concreto, el domingo en que mi madre me tiró de un vehículo en marcha, empezó como cualquier otro domingo.
Mi madre me despertó y me hizo gachas para desayunar. Yo me bañé mientras ella vestía a mi hermanito Andrew, que por entonces tenía nueve meses.
Luego salimos al aparcamiento, nos montamos en el coche y, cuando ya teníamos los cinturones de seguridad puestos y estábamos listos para irnos, el coche no quiso arrancar. Mi madre tenía un Volkswagen escarabajo viejísimo y hecho polvo, de color mandarina intenso, que había comprado por cuatro duros.
Y la razón de que lo hubiera comprado por cuatro duros era que siempre estaba averiado. Todavía hoy sigo odiando los coches de segunda mano. Casi todas las cosas que han salido mal en mi vida han tenido en su origen un coche de segunda mano.
Por culpa de un coche de segunda mano acababa castigado en la escuela por llegar tarde. Por culpa de un coche de segunda mano nos quedábamos tirados y teníamos que hacer autoestop en el arcén de la autopista. Un coche de segunda mano fue también el culpable de que mi madre se casara.
De no haber sido por aquel Volkswagen que nunca funcionaba, no habríamos tenido que recurrir al mecánico que se convirtió en el marido que se convirtió en el padrastro que se convirtió en el hombre que nos torturó durante años y que le disparó en la nuca a mi madre.
Qué queréis que os diga, yo prefiero coches nuevos y con garantía.
Por mucho que me encantara la iglesia, la idea de pegarnos una paliza de nueve horas, de la iglesia mixta a la blanca, después a la negra y luego otra vez a la blanca, se me hacía un mundo.
Ir en coche ya era bastante suplicio, pero coger el transporte público significaba que el viaje iba a ser el doble de largo y el doble de duro.
Cuando el Volkswagen se negó a arrancar, recé para mis adentros: Por favor, di que nos quedamos en casa. Por favor, di que nos quedamos en casa.
Por fin levanté la vista, vi la mirada de determinación de mi madre y su mentón apretado con firmeza y supe que me esperaba un día muy largo.
—Ven —me dijo—. Vamos a coger los minibuses. ____________________ Para seguir leyendo el resto del capítulo
http://ep00.epimg.net/descargables/2017/10/16/6d5e6fe0233c3e28f6fe6600db4a13f3.pdf
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2017.08.08 08:52 Subversivos FEMINISMO ISLAMICO

El portal asociado a este artículo
Símbolo del feminismo islámico. Feminismo islámico es un movimiento que reivindica el papel de las mujeres en Islam. Aboga por la igualdad completa de todos los musulmanes, sin importar el sexo o género, tanto en la vida pública, como en la vida privada y por la justicia social, en un contexto islámico. Aunque arraigado en el Islam, el movimiento también ha tenido como referencia los discursos feministas seculares o no musulmanes y se reconoce como parte integrante del movimiento feminista.
Las voceras del movimiento intentan destacar las enseñanzas de igualdad profundamente arraigadas en el Corán y animar la crítica de la interpretación patriarcal de las enseñanzas del Corán (libro sagrado), el hadiz (refranes de Mahoma) y la sharía (ley) y el estudio de los textos considerados sagrados en orden de lograr la equidad de géneros, contribuyendo a la construcción de una sociedad más equitativa.
El feminismo islámico intenta crear un espacio entre dos posiciones contrarias, pero complementarias y muy divulgadas ambas, que niegan la posibilidad misma de existencia de tal feminismo: de un lado, el fundamentalismo islámico que considera al feminismo como una invención occidental, resultado de la aborrecida modernidad y del otro lado las posturas feministas o liberales que sostienen la incompatibilidad entre el feminismo y el Islam, opinión a veces acompañada por la negación de la existencia de movimientos feministas en los países musulmanes. Valentine Moghadam, socióloga y jefa de la sección de "Igualdad de Géneros y Desarrollo" de la Unesco, considera que esas dos posiciones extremas no permiten comprender el surgimiento de los movimientos reformistas.[1]​
El feminismo islámico está presente en diferentes países, desde el Maghreb, el Máshreq y Asia, hasta Europa y Estados Unidos, movilizándose contra el patriarcado a partir de referencias musulmanas.[2]​ Un Congreso Internacional sobre el Feminismo Musulmán se llevó a cabo en Barcelona del 27 al 29 de octubre de 2005.[3]​
El feminismo musulmán se funda en el ijtihad, o interpretación del Corán, para cuestionar el lugar de las mujeres en los países musulmanes y en el Islam. Otorga un papel central a la educación como elemento de autonomía de las mujeres.[2]​
El concepto de "feminismo islámico" fue elaborado después de 1990 principalmente por las mujeres iraníes, laicas que se interesaron en el surgimiento del movimiento feminista después de 1980 y reformularon la problemática del feminismo al interior del paradigma islámico. Las tesis de las iraníes circularon en Sudáfrica, Egipto, Turquía, Europa y Estados Unidos.[4]​
Este movimiento convergió en la revista Zanan (Mujeres), fundada por Shahla Sherkat, que planteó el debate sobre las relaciones de género al interior del Islam, y la compatibilidad entre Islam y feminismo.[1]​ La revista Zanan enfatizó el origen social y político de la inequidad de género, y criticó el derecho musulmán como fundado en una interpretación patriarcal del Corán,[1]​ levantando así la cuestión del ijtihad en cuanto derecho de las mujeres a reinterpretar la fiqh, la jurisprudencia musulmana.[1]​ En Irán, Egipto, Marruecos y Yemen, las feministas musulmanas han atacado al derecho de familia patriarcal.[1]​ En la República Islámica de Irán algunas feministas se reivindican partidarias del fundamentalismo islámico en el plano político, en tanto que otras rechazan cualquier apelación a esa doctrina.[1]​
El movimiento se apoya en los cuestionamientos hechos por los intelectuales musulmanes, con respecto a las relaciones entre el Islam, la democracia y los derechos humanos, por ejemplo, Abdulkarim Soroush, Mohsen Kadivar, Hassan Yousefi–Eshkevari y otros conocidos como Nueva Intelectualidad Religiosa en Irán; el difunto Mahmoud Taha en Sudán; Hassan Hanafi en Egipto y el exiliado Zeid Abu Nasr; Mohammed Arkoun de Argelia, profesor de la Sorbona; Chandra Muzzafar de Malasia, Fathi Osman, entre otros.[1]​ Además del derecho a interpretar el Corán, las feministas islámicas reivindican el derecho a participar en las oraciones y oficios religiosos mixtos.[1]​
Para Margot Badran, investigadora del Centro por la comprensión entre musulmanes y cristianos del príncipe saudita Al Walid bin Talal, en la Universidad de Georgetown (Estados Unidos), los conceptos centrales de este movimiento son la igualdad de las mujeres y la justicia social.[4]​ Escribe Badran:
«El Islam es la única de las tres religiones del Libro, que ha incluido en los textos –del Corán considerado como la palabra de Dios– la idea de la igualdad fundamental de la mujer y el hombre (tanto la una como el otro considerados como seres humanos o insan) y en ello incluye la cuestión de los derechos de la mujer y de la justicia social. Este es un mensaje que ha sido pervertido a nombre del Islam mismo. El patriarcado preexistente, que el Corán ha llegado a atemperar y finalmente a erradicar (...) ha demostrado ser muy resistente. Y es a pesar de la persistencia del patriarcado que la religión musulmana fue adoptada. La manipulación por las fracciones dominantes de la sociedad fue tal que el Islam terminó por ser percibido como naturalmente patriarcal, hasta el punto de borrar la contradicción inherente entre la palabra revelada y el patriarcado y de aniquilar toda reivindicación islámica en favor de la igualdad de los sexos y de la justicia social. Esta no es la menor paradoja de constatar que la única religión que ha inscrito el reconocimiento de la igualdad de los sexos en sus textos, sea actualmente considerada como la más machista de todas. Los machistas musulmanes en el ámbito estatal, social o familiar y los detractores del Islam tienen un interés común, aunque por razones diferentes, para perpetuar tal ficción e un Islam patriarcal.»[4]​
Margot Badran afirma que el feminismo islámico reivindica una concepción igualitaria de la umma, o comunidad de los creyentes, la cual transciende las divisiones Oriente/Occidente, público/privado, seculareligioso y desecha la idea de un Estado islámico.[4]​ Según Valentine Moghadam, el feminismo musulmán en conjunto con el feminismo cristiano y el feminismo judío, se arraiga en una perspectiva religiosa.[1]​
Índice Antecedentes del movimiento Editar
Los Tuareg del Sahara son creyentes musulmanes que siguen el Corán pero mantienen sus leyes propias tradicionales y no la Sharia ni la Hiyab. Las mujeres participan activamente en las asambleas de las comunidades, expresan pública y privadamente sus opiniones, conversan tranquilamente con los hombres, no se cubren el rostro con el velo, pueden exigir el divorcio y son propietarias de diversos bienes. La filiación es matrilineal y la herencia se transmite por ĺinea femenina.[5]​ El islamismo tuareg practica entonces, desde hace mucho tiempo, un derecho civil, de familia y político y una vida cotidiana, que coincide con algunas reivindicaciones del feminismo islámico.
En Egipto, el término «feminismo» fue utilizado ya hacia 1920, por las mujeres musulmanas participantes en los movimientos de liberación de la mujer, al mismo tiempo que en Estados Unidos.[4]​ Kumari Jayawardena demostró en 1986, en su estudio sobre los movimiento feministas orientales, que las feministas egipcias no tomaron prestada la noción de feminismo a Occidente[4]​ y rechazó por consiguiente la afirmación según la cual el feminismo sería un invento occidental[4]​ La lucha por la igualdad de derechos acompañó, en Egipto, el anticolonialismo, luchando a la vez contra el patriarcado autóctono y contra el colonialismo patriarcal.[4]​ De hecho los lazos con el nacionalismo, causaron que se le designara como «feminismo laico», sinónimo, según Badran, de «feminismo nacional» (egipcio, sirio, etc.).[4]​ Huda Sharawi, quien llegó a ser la presidenta del Comité Central del Wafd, el partido nacionalista y que había fundado en 1923 la Unión Feminista Egipcia, el mismo año se quitó públicamente el velo, siendo la primera mujer egipcia en realizar dicho gesto.
Mientras al interior del mundo musulmán los movimientos feministas laicos se desarrollan dentro de un marco nacional, el feminismo islámico se concibe como movimiento universal, que trasciende las fronteras estatales.[4]​
Con el surgimiento del islam político, hacia 1970, que restableció la distinción entre lo secular y los religiosos, las feministas musulmanas fueron denigradas como musulmanas desviadas y descritas vulgarmente como «cepillos para brillar al Occidente» o «cepillos para brillar el laicismo».[4]​ A estos ataques se unieron los de algunas feministas laicas, que las criticaron por depender de una religión esencialmente sexista, cliché que persiste incluso actualmente.[4]​
En los países en los cuales el fundamentalismo islámico conduce a una serie de regresiones importantes en el espacio de las mujeres en la sociedad,[4]​ los fundamentalistas condenan a las organizaciones feministas laicas como RAWA en Afganistán y como Al-Fanar, que en los Territorios Palestinos se dedica a cuestionar los asesinatos por «honor familiar». Los fundamentalistas acusan a las feministas de ser «corrompidas y licenciosas renegadas»[6]​ Sin embargo, los intercambios entre feministas islámicas y laicas son hoy muy importantes.[4]​ El movimiento feminista musulmán se desarrolla incluso al interior de los movimientos islámicos mismos, como pasa, por ejemplo, en Turquía.[4]​ En Sudáfrica surgió en la lucha contra el apartheid.[4]​ El feminismo emerge en todos los dominios, incluso en el religioso, como resultado del acceso a la educación, la extensión de las comunicaciones y especialmente debido a la urbanización.[4]​
Interpretaciones del Corán Editar
El movimiento islámico feminista se basa en la idea de igualdad entre mujer y hombre introducida por el propio Corán mediante la noción d insan[4]​ que permite relacionar el principio de equilibrio (tawwazun) con el principio de igualdad[4]​ y postular que «el Corán no asigna roles sociales específicos» y en cambio formula «la noción de mutualidad en las relaciones conyugales: los esposos se deben mutuamente protección y asistencia».[4]​
El rechazo a la autenticidad de ciertos hadices misóginos[4]​ ha sido sostenido por la socióloga marroquí Fatima Mernissi y la estudiosa turca Hidayet Tuksal, analizándolos mediante los métodos clásicos de examen de los textos islámicos.[4]​ Tuksal trabaja con el Departamento de Asuntos Religiosos de Turquía (Dinayet) en un proyecto para retirar los hadith misóginos de las colecciones que esa institución publica y distribuye a 76.000 mezquitas e todo el mundo.[4]​
Las feministas musulmanas han trabajado también en la Fiqh, jurisprudencia musulmana, poco divulgada después de su elaboración y cristalización en cuatro escuelas jurídicas. También han participado en la reforma del derecho de familia en Marruecos (Moudawana), estableciendo la igualdad de la mujer con el hombre en tanto jefes de hogar, eliminado cualquier forma de poligamia y haciendo posible el divorcio para la mujer tanto como para el hombre.[4]​
El sitio de las mujeres en el espacio religioso Editar
En la Universidad Al-Azhar de El Cairo, las mujeres musulmanas han obtenido un papel igual al del hombre como ulemas, consiguiendo así equipararse al hombre no solamente en la esféra pública secular sino en el ámbito religioso.[4]​ El investigador de la jurisprudencia islámica comparada y profesor de Al-Azhar, Souad Salih realiza una campaña para que las mujeres puedan ser designadas en Egipto oficialmente en el cargo de muftis.[4]​
Aunque hombres y mujeres, cuando van a la hajj (peregrinación), oran conjuntamente en la Gran Mezquita y se reúnen en el mathaf (espacio de deambulación) en el momento de regresar a la Kaaba,[4]​ las mujeres son generalmente colocadas detrás de los hombres en las mezquitas y no pueden decir sermones. Desde mediados de los años 90, en la Mezquita Claremont de El Cabo (Sudáfrica), las mujeres se ubican en filas paralelas a las de los hombres. Además ha predicado allí un sermón la teóloga americana Amina Wadud.[4]​
El caso francés (controversias) Editar
En Francia, la ley sobre laicidad (Ley n° 2004-228 del 15 de marzo de 2004), que prohíbe el uso de símbolos religiosos en la escuela y considera como tal al velo, ha causado un debate entre partidarios y adversarios de la prohibición del velo, marcando una frontera entre quienes la consideran una manifestación de la emancipación de la mujer con respecto a los prejuicios de la religión y quienes la critican como instrumentalización del feminismo por parte de la derecha para imponer el racismo, el etnocentrismo y la xenofobia.[7]​[8]​[9]​[10]​
Houria Bouteldja, portavoz del colectivo Indígenas de la República, ve una continuidad entre la situación de 1958 en plena Guerra de Argelia y cita a Frantz Fanon cuando dijo que no habría liberación de las mujeres argelinas por invitación de Francia.[9]​ Bouteldja critica la asociación Ni putas ni sumisas, a la que califica de aparato ideológico de estado.[9]​
Malika Abdelaziz recuerda que el uso del velo fue un símbolo de resistencia contra la tiranía del Shah en Irán, defiende el derecho de las mujeres a elegir llevar o no llevar el velo y concluye que «el núcleo de la cuestión es que, para nadie y nunca más, ser musulmana e identificada como tal, tenga como significado la carencia de autonomía y derechos.».[11]​
Véase también Editar
Purplewashing Ver el portal sobre Feminismo Portal:Feminismo. Contenido relacionado con Feminismo. Referencias Editar
↑ a b c d e f g h i Valentine Moghadam, "Qu'est-ce que le féminisme musulman? Pour la promotion d'un changement culturel en faveur de l'égalité des genres", in 'Existe-t-il un féminisme musulman?, livre issu d'un colloque à Paris, septembre 2006, organisé par la Commission Islam et laïcité, en collaboration avec l'Unesco. En-ligne, pp.43-49 (en francés) ↑ a b Existe-t-il un féminisme musulman?, livre issu d'un colloque à Paris, septembre 2006, organisé par la Commission Islam et laïcité de la Ligue des droits de l'homme (LDH), en collaboration avec l'Unesco. En-ligne, p.7 (en francés) ↑ Fue organizado por la Junta Islámica Catalana con el apoyo del Centro de Cataluña de la Unesco. Ver sus Conclusiones ↑ a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z aa Margot Badran, "Le féminisme islamique en mouvement", in 'Existe-t-il un féminisme musulman?, livre issu d'un colloque à Paris, septembre 2006, organisé par la Commission Islam et laïcité, en collaboration avec l'Unesco. En-ligne, pp.49-71 (en francés) ↑ Las Razas Humanas 2:238-239. Barcelona:Compañía Internacional Editora, 1981. ISBN 84-85004-89-2 ↑ Al-Fanar, association féministe palestinienne, A propos du fondamentalisme dans notre pays (en francés) ↑ Sylvie Tissot, Bilan d’un féminisme d’État, in Plein Droit n°75, diciembre de 2007 (en francés) ↑ Elsa Dorlin, « Pas en notre nom !» - Contre la récupération raciste du féminisme par la droite française L'Autre Campagne (en francés) ↑ a b c Houria Bouteldja, De la cérémonie du dévoilement à Alger (1958) à Ni Putes Ni Soumises: l’instrumentalisation coloniale et néo-coloniale de la cause des femmes., Ni putes ni soumises, un appareil idéologique d’État, junio de 2007 (en francés) ↑ Appel des indigènes de la République, Sous le Haut Marrainage de Solitude, héroïne de la révolte des esclaves guadeloupéens contre le rétablissement de l’esclavage par Napoléon (en francés) ↑ Malika Abdelaziz, Velo sobre las mujeres El Periódico Feminista. 2007. Lista de feministas musulmanas Editar
Asma Barlas (Estados Unidos) Amina Wadud (Estados Unidos) Irshad Manji (Canadá) Shahla Sherkat, fundadora de la revista Zanan Azzam Taleghani (Irán) Riffat Hassan (Estados Unidos) Azizah al–Hibri (Estados Unidos) Leila Ahmed (Estados Unidos) Margot Badran (Estados Unidos) Ziba Mir–Hosseini (Irán y Reino Unido) Shamima Shaikh (1960-1998, Sudáfrica) Huda Sharawi (1879-1947, fundadora de la Unión Feminista Egipcia) Bchira Ben Mrad, fundadora de la Unión Musulmana de Mujeres de Túnez (UMFT: 1936-1956) Sisters in Islam (Malasia) Asociación de Nigerianas Baobab Fatima Mernissi Estas dos últimas organizaciones afiliadas a Women Living under Muslim Laws (Mujeres viviendo bajo leyes musulmanas).
Enlaces externos Editar
Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Feminismo islámico. Commons Las tradiciones islámicas y el movimiento feminista Revista Alif Nûn nº 80, marzo de 2010.
submitted by Subversivos to podemos [link] [comments]


2017.07.31 00:54 burtzev r/worldanarchism's Noticias anarquistas en español

Junio 5 - Cruz Negra Anarquista - México
México: Carta de Fernando Bárcenas hablando de su situación actual y el cobro de una multa
Julio 12 - Reflexiones desde Anarres- España
Apuntes sobre la tradición liberal y el anarquismo
Julio 13 - LibreExamen - España
El arte de amar y la sociedad de la enajenación
Julio 14 - ALasBarricadas - Barcelona, España
¿Qué es el anarquismo y quiénes son los/as anarquistas?
Julio 16 - ElPeriódico - Barcelona, España
Recuperando la memoria de Joan Peiró
Julio 17 - Acracia.org - España
Miedo: coartada suprema del poder autoritario hoy
Julio 17 - La Rebelión de las Palabras - España
Grecia – Sobre el encarcelamiento de Irianna y la respuesta en la calle
Julio 17 - La Rebelión de las Palabras - España
X Encuentro del Libro Anarquista de Salamanca (10-12 de agosto)
Julio 18 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Quien no lucha ya ha perdido
Julio 18 - Reflexiones desde Anarres - España
Revolución o colapso
Julio 19 - CNT Malaga - Málaga, España
El conflicto laboral con la empresa Brunch
Julio 19 - Regeneración - España
Impresiones desde el G20 de Hamburgo
Julio 19 - Regeneración - España
El 19 de julio y la construcción de pueblo
Julio 19 - Memoria Aragonese - Aragon, España
LAS EXHUMACIONES EN PATERNA HALLAN 50 FUSILADOS DEL FRANQUISMO Y CONFIRMAN QUE FUERON TORTURADOS
Julio 19 - Cordopolis - Andalucía, España
Concluye la excavación en la fosa de Monturque tras localizar a siete fusillades
Julio 19 - LibreExamen - España
Memoria histórica y conciencia transformadora, tan necessaries
Julio 20 - Tierra y Liberdad - España
Algunes ideas falsas sobre el anarquismo Julio 20 - Acracia.org - España
Julio 20 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Una brújula en el caos
Julio 20 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Llamamiento a una semana internacional de solidaridad con el compañero anarquista sardo Davide Delogu
Julio 21 - Acracia.org - España
El anarquismo, una página arrancada de la Historia
Julio 21 - Acracia.org - España
¿Quiénes son y qué han hecho la mayoría de las personas presas?
Julio 21 - Squat!net - Países Bajos
España: Para nosotros tampoco termina nada. Desestimado el recurso de la A.N. a los imputados de la Operacion Piñata
Julio 21 - Sección Sindical de CNT en ATACO - España
Despidos en La Oka
Julio 22 - Libcom - Reino Unido
Sin Dios, Ni Patrones: Historia, diversidad y conflictos del anarquismo en la región chilena, 1890-1990
Julio 23 - KaosEnLaRed - España
La represión policial no para la movilización del pueblo rife no
Julio 23 - KaosEnLaRed - España
“La valla es lo único que llega, pero aquí están pasando un motón de cosas”
Julio 23 - KaosEnLaRed - España
México: Las Abejas de Acteal abrazan las luchas del CNI y el Festival CompArte por la Humanidad
Julio 24 - KaosEnLaRed - España
Nación Mapuche. Werken Ingrid Conejeros entrega pleno apoyo a Mapuexpress ante querella por injurias graves
Julio 24 - Memoria Libertaria - España
Anarcofeminismo: las mujeres libres que el franquismo siempre quiso outranks
Julio 24 - Ser Histórico - Barcelona, España
Los otros republicanos: el capitán Medrano
Julio 24 - Rojava Azadî - Madrid, España
Sudáfrica defiende la causa del pueblo kurdo
Julio 24 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Crónica de la conferencia de la CRIFA en Brasil
Julio 25 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Los accidentes laborales son terrorismo patronal
Julio 26 - ALasBarricadas - Barcelona, España
ADYE, el centro de salud autogestionado de Exarchia, Atenas
Julio 28 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Bizkaia: La Oka despide a 2 trabajadoras por defender sus derechos
Julio 28 - ALasBarricadas - Barcelona, España
Arte en el Encuentro del libro anarquista de Salamanca
Julio 28 - Verba Volant - Grecia
Información sobre las movilizaciones recientes en Tesalónica contra la abolición del domingo como día festivo
Julio 28 - Tarcoteca - España
¿Cómo se destruir el sistema clientelar Partido-Empresa con herramientas obreras?
Julio 29 - Ser Histórico - Barcelona, España
LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA EN LA ESPAÑA DE FRANCO (1936-1945)
Julio 29 - Portal Libertario Oaca - Mundo
Entrevista al Portal Libertario OACA en la revista Ekintza Zuzena
Julio 30 - FAL - España
Enrique Villarreal, El Drogas, en la caseta de la Fundación Anselmo Lorenzo (FAL) - I - Utube
submitted by burtzev to worldanarchism [link] [comments]


2017.05.03 04:54 subreddit_stats Subreddit Stats: uruguay top posts from 2011-04-14 to 2017-05-02 19:00 PDT

Period: 2210.77 days
Submissions Comments
Total 1000 9668
Rate (per day) 0.45 4.37
Unique Redditors 430 913
Combined Score 11460 24859

Top Submitters' Top Submissions

  1. 898 points, 100 submissions: yorugua
    1. El Tribunal Supremo de Justicia venezolano decidió asumir las competencias de la Asamblea Nacional (20 points, 63 comments)
    2. Hace un año que no iba al Aeropuerto de Carrasco - Esta limpio y bien, pero hay algunas SSID que siguen como el año pasado... (20 points, 6 comments)
    3. Ancap cerró con ganancias por primera vez en cinco años (18 points, 11 comments)
    4. En fin... Forlán, 100 partidos (17 points, 2 comments)
    5. Murió China Zorrilla (17 points, 0 comments)
    6. Vos también te querés ir? (17 points, 34 comments)
    7. Proponen aumentar el IRPF para equilibrar las cuentas y bajar el déficit (16 points, 13 comments)
    8. Sendic dijo que sus inversiones en Ancap "prepararon" el actual superรกvit (16 points, 16 comments)
    9. Raúl Sendic ordenó que figure como "licenciado" (15 points, 7 comments)
    10. ¿Por qué Uruguay es un país caro? (14 points, 7 comments)
  2. 396 points, 26 submissions: tonterias
    1. Soy Despachante de Aduanas, AMAA (35 points, 96 comments)
    2. Hace instantes en Montevideo (34 points, 1 comment)
    3. me irl (32 points, 13 comments)
    4. 50 años de elecciones presidenciales en Uruguay: cómo votó cada departamento (31 points, 7 comments)
    5. Tormenta de verano en Montevideo (25 points, 2 comments)
    6. Tornado en Soriano genera destrozos (24 points, 13 comments)
    7. mapa con los nombres de los Barrios de Montevideo en inglés (23 points, 13 comments)
    8. ¿Qué opinan del "feminicidio"? (17 points, 69 comments)
    9. Pese a alerta de ciclón, hay locos corriendo en la pista de atletismo (16 points, 3 comments)
    10. "Esta vieja es peor que el tuerto" (14 points, 8 comments)
  3. 356 points, 25 submissions: enthius
    1. Spotted in Parks & Recreation. (42 points, 4 comments)
    2. Not even mad tbh (40 points, 13 comments)
    3. Significado de la bandera Uruguaya (X-post vexillology) (31 points, 1 comment)
    4. Arnold es nuestro, como Gardel. (29 points, 6 comments)
    5. How I'm feeling right now. (27 points, 15 comments)
    6. El agua en casa de mi madre (Maldonado) (23 points, 20 comments)
    7. Dammit Suarez (17 points, 5 comments)
    8. Uruguay perdio porque Brazil les saboteo el Dulce de Leche. (16 points, 3 comments)
    9. "bo" o "vo". Todos de acuerdo que "vos" se escribe con v. Pero cuando se usa sin la "ese" final en modo imperativo por ejemplo, es bo o vo? (11 points, 13 comments)
    10. Is there a lot of casual racism in Uruguayan media or have I just been out of the country for too long? Example image. (11 points, 28 comments)
  4. 280 points, 25 submissions: cmenghi
    1. Feliz año nuevo Uruguayo (31 points, 2 comments)
    2. URUGUAY: VICEPRESIDENTE ADMITE QUE NO ES LICENCIADO (25 points, 33 comments)
    3. Diario el País y el molesto registro para leer articulos (22 points, 8 comments)
    4. Felicidades a todos los redditeros yorugas! (21 points, 1 comment)
    5. Constanza Moreira “lo cierto es que el gobierno está poniendo impuestos nuevos todos los días” (16 points, 2 comments)
    6. Pasantías en USA para programadores Uruguayos: An Internship Program in Silicon Valley for Uruguayan Developers (14 points, 0 comments)
    7. Feliz Año (VASELINA) Suben las tarifas: 8% combustibles y ANTEL, 7,5% la electricidad y 8,2% OSE (12 points, 20 comments)
    8. Cuevas, al nivel de un top ten (11 points, 0 comments)
    9. Mides: aumento de $ 25.000 para los directores. (Esto se esta volviendo una joda.) (11 points, 4 comments)
    10. Presidente Vazquez: “Medios se convirtieron en un partido de oposición” (11 points, 23 comments)
  5. 277 points, 9 submissions: 5nowx
    1. Cuando tu post recibe mas de 1 upvote en /uruguay (xpost from /MadeMeSmile (70 points, 5 comments)
    2. Me Recordó a nuestro Pequeño sub (x-post from /me_irl (69 points, 3 comments)
    3. This is a Chivito, This is Uruguay!. (35 points, 8 comments)
    4. Murió el expresidente Jorge Batlle (24 points, 16 comments)
    5. La diferencia entre los uruguayos y como nos ven desde afuera(Inmigración-Emigración) (21 points, 12 comments)
    6. i hope nobody was in there (la rambla, tormenta 3/1)(Mención en /WTF) (17 points, 7 comments)
    7. Me_Irl (15 points, 10 comments)
    8. Global reddit meetup (14 points, 23 comments)
    9. Segundo Incidente: Otro taxista saca el arma contra un Chófer de UBER. esta vez dispara y le rompe el Parabrisas (12 points, 11 comments)
  6. 230 points, 15 submissions: 733138
    1. Hackeando el Sistema de Transporte Metropolitano de Montevideo (STM) (38 points, 21 comments)
    2. Uruguay es el país con mayor cantidad de ateos de toda América (23 points, 26 comments)
    3. TIL en Alabama también tienen "alfajores" (22 points, 42 comments)
    4. Urrutia fue elegido como el mejor piloto en Estados Unidos (21 points, 1 comment)
    5. Georgie Álvarez he ded (18 points, 20 comments)
    6. Firma ganó USD 740k en 2 días en negocio con IMM. Ningún equipo fue a ver el bien para estimar valor. (17 points, 5 comments)
    7. El costo de tener un auto en Uruguay (16 points, 29 comments)
    8. Mientras tanto, en la home de El Pais... (15 points, 3 comments)
    9. Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad: Jugadores no hablan más con Tenfield (11 points, 3 comments)
    10. "Los uruguayos vamos a desaparecer". Excelentísima nota al historiador Benjamín Nahum (10 points, 8 comments)
  7. 220 points, 18 submissions: tach
    1. 180.com.uy :: Marcelo dijo que “pasa hambre” pero tiene 100 taxis, según SUATT (22 points, 10 comments)
    2. "... Uruguay no solo estaba entre los 15 países que más empeoraron en las tres materias evaluadas (matemática, lectura y ciencia), sino que además tenía “una tasa de mejora negativa” en cada una de ellas." (19 points, 33 comments)
    3. Me siento honorado. (18 points, 5 comments)
    4. Talvi: "El gobierno de Mujica dilapidó como si no existiera un mañana" (16 points, 0 comments)
    5. Uruguay, junto con otros iluminados gobiernos (Arabia Saudita, Iran, Uzbekistán, Venezuela...) votó por controlar los contenidos en internet. (16 points, 11 comments)
    6. Eliminan una aula en mi escuela de infancia al instalar un generador para el casino del estado que colocaron al lado. (15 points, 7 comments)
    7. Sabor de mi infancia, la galleta de hojaldre o de capaña, una especie en extinción. (15 points, 11 comments)
    8. "Financiaron al MPP con asaltos hasta 1998 ya dentro de la estructura del Frente Amplio. La banda era "orgánica" y se creó a propuesta de José Mujica y Eleuterio Fernández Huidobro" (12 points, 16 comments)
    9. Millonaria obra de interconexión eléctrica con Brasil, finalizada en 2015 para venderle energía a ese país, nunca se utilizó (12 points, 14 comments)
    10. Huidobro, Mujica, Bonomi, Topolansky: hasta las manos (11 points, 3 comments)
  8. 218 points, 18 submissions: BrunoSG
    1. Aplausos para tonterias, uno de los primeros Uruguayos en /all! (30 points, 16 comments)
    2. POKEMON GO (23 points, 39 comments)
    3. Y por esto decimos que estamos bastante mejor que Argentina: minuto 17:20 pero vale la pena mirarlo todo. (15 points, 13 comments)
    4. TIL que tenemos un sitio como polifact.com (popular en /Politics) en Uruguay. (14 points, 10 comments)
    5. Anti-vaxxers en Uruguay? (12 points, 9 comments)
    6. Cuáles son las mayores implicaciones en nuestro país que tiene que haya ganado Macri en Argentina? (12 points, 21 comments)
    7. Estafa de 'Te arreglo la PC por TeamViewer' (11 points, 6 comments)
    8. Insesperadamente, Harold. (11 points, 6 comments)
    9. La Trampa vuelve a tocar en vivo – Video entrevista (11 points, 1 comment)
    10. Qué edad tienen y que estudian/en qué trabajan los redditors uruguayos? (11 points, 48 comments)
  9. 207 points, 20 submissions: MauBlackLagoon
    1. No aceptaron a Jihad Diyab en Sudáfrica y se vuelve pa' casita (16 points, 15 comments)
    2. Sí, alerta naranja... (16 points, 1 comment)
    3. TIL Que el nombre clave de un fusil antitanque polaco es "Urugwaj" (15 points, 4 comments)
    4. ¿Que escuchamos los uruguayos en la calle? (15 points, 3 comments)
    5. Chau Raincoop (13 points, 11 comments)
    6. Primer ómnibus eléctrico empezó a circular ayer (13 points, 11 comments)
    7. Se fue en cana Sanabria [Subrayado] (12 points, 5 comments)
    8. Al final entré al IAVA (11 points, 3 comments)
    9. ¿Qué estuvieron jugando/leyendo/mirando? (11 points, 26 comments)
    10. PSA: La ruta está re trancada (10 points, 28 comments)
  10. 165 points, 10 submissions: dude_in_the_mansuit
    1. Grutas de Salamanca, Maldonado (28 points, 0 comments)
    2. Evolución vs. Creacionismo en América Latina. Uruguay es el país con menos creacionistas. (25 points, 14 comments)
    3. Tormenta del 3, baño químico a exceso de velocidad (23 points, 4 comments)
    4. Uruguay legalises sale of recreational cannabis (de worldnews) (18 points, 12 comments)
    5. Metro de Montevideo: El combate de una utopía con creatividad y humor. (17 points, 10 comments)
    6. Estilo uruguayisimo en la cruz del Pan de Azucar (16 points, 5 comments)
    7. Parodia al comercial de Oca de Jaime Roos (12 points, 1 comment)
    8. TIL sobre el Valle de la Luna, en Rocha (11 points, 5 comments)
    9. Madrileños por el Mundo: Uruguay (2016) (9 points, 4 comments)
    10. Meditación (6 points, 9 comments)
  11. 164 points, 14 submissions: diskster
    1. Gaucho en Eject Mode [ex-post /PerfectTiming] (23 points, 5 comments)
    2. Oro Rojo: Roban morrones a productores uruguayos (19 points, 1 comment)
    3. ¿Lugares para atar el caballo en ciudad vieja? Sube el boleto $3 más. (16 points, 20 comments)
    4. "Cuando vinimos acá, no teníamos plata, ni nada y cuando nos vayamos de acá, tampoco nos llevaremos nada", dijo el Sirio (15 points, 17 comments)
    5. Suplemento O2 (El Observador) tiene una mala imagen de reddit, parece que no conocen 4ch (15 points, 12 comments)
    6. It's official Gringos, (a little late but) weed is available for sale in Drugstores of Uruguay (13 points, 13 comments)
    7. Aerolinea low cost conecta Montevideo y Santiago de chile por 177 USD precio final (10 points, 8 comments)
    8. Por qué los uruguayos somos tan punto medio? (10 points, 31 comments)
    9. A cuánto llega el dólar a fin de año? (2015) (8 points, 14 comments)
    10. Director del INJU desmintió mensaje que alerta sobre un "feriado bancario" (8 points, 5 comments)
  12. 163 points, 16 submissions: Fenris_uy
    1. No llegue a terminar el Corazón antes que se acabara /PLACE :( (25 points, 2 comments)
    2. Así es el decreto de la Intendencia que regulará Uber y otras aplicaciones (15 points, 1 comment)
    3. PISA muestra “mejora generalizada” en la educación respecto a 2012 (13 points, 15 comments)
    4. Por lo visto para Microsoft Uruguay no es un país, pero América Latina si. (13 points, 9 comments)
    5. Viendo los últimos post en /uruguay (12 points, 6 comments)
    6. 180: Aparece "imitador" de masacre de Newton en Paysandú (11 points, 2 comments)
    7. Boleto común a 28 pesos a partir del sábado (10 points, 12 comments)
    8. Estamos en la front de politics por la visita de Eric Trump (10 points, 11 comments)
    9. [x-post] Match Thread: Uruguay vs. Ecuador [World Cup Qualifiers] (9 points, 0 comments)
    10. 180: Mujica frena discusión sobre marihuana por encuestas (8 points, 6 comments)
  13. 159 points, 7 submissions: DrummerHead
    1. El dulce de leche es... (75 points, 23 comments)
    2. Nuevo cara para Uruguay (28 points, 23 comments)
    3. "Compartilo contigo mismo" parada de omnibus mod (19 points, 2 comments)
    4. Idiomas hablados en Uruguay, que piensan? (13 points, 36 comments)
    5. Pimp my Uruguay subreddit (10 points, 15 comments)
    6. Preguntas para la gente que ha vivido en Uy y en otro lugar, beneficios y detrimentos del país (8 points, 2 comments)
    7. Los beneficios de Uruguay (6 points, 52 comments)
  14. 151 points, 9 submissions: masaxo00
    1. El siempre trata de aparecer en todos lados, agamoslo llegar A ALL (50 points, 10 comments)
    2. Porcentaje de personas en América Latina que concuerdan con la frase "la mujer debe siempre obedecer a su marido" [x-post mapporn] tambien [X-post Argentina] (27 points, 22 comments)
    3. Llegamos a los 2300 suscriptores, Vamo arriba carajo!! (18 points, 4 comments)
    4. Cuando el subreddit es tan chico y se ponen a discutir de politica (14 points, 4 comments)
    5. Tamo en guerra con Japón? (11 points, 28 comments)
    6. Jugando con el /User_Simulator se me armaron estas frases de /Uruguay (10 points, 9 comments)
    7. Cual es el mayor foro Uruguayo? (8 points, 4 comments)
    8. Me parece a mi o esa playa es Punta del Este (repost /Funny) (8 points, 6 comments)
    9. ¿qué raro que nadie haya hecho un post sobre el cambio Nelson? (5 points, 29 comments)
  15. 138 points, 17 submissions: alquilarenmontevideo
    1. Uruguay entre los destinos recomendados de National Geographic (13 points, 5 comments)
    2. Injusticia de oro: ¿Por qué Suárez debería estar nominado? (11 points, 7 comments)
    3. Madre enviaba a sus hijos a la escuela con droga escondida en la mochila (10 points, 1 comment)
    4. Alerta máxima: se lesionó Suárez (9 points, 7 comments)
    5. Fuente oficial, salario promedio de la IMM: $73,000 (9 points, 16 comments)
    6. Trabajadores del Sunca a empresarios: "Les vamos a arrancar la cabeza" (9 points, 3 comments)
    7. Uber suma adeptos? En medio de la polémica por Uber, Rossi criticó el servicio del taxímetro (9 points, 7 comments)
    8. Hacia la nueva Ciudad Vieja - Que opinan de estos arreglos? (8 points, 6 comments)
    9. Marconi: Justicia dejó en libertad a todos los detenidos. No hay ómnibus y ni servicio de policlínica en la zona (8 points, 8 comments)
    10. Ola de memes en las redes tras la polémica por el título de Sendic (8 points, 2 comments)
  16. 132 points, 11 submissions: digitalice
    1. Uruguay: primer país del mundo que legaliza la producción de marihuana (32 points, 2 comments)
    2. Opinión en Reddit sobre los refugiados sirios en Uruguay. (16 points, 5 comments)
    3. La NSA está asociada con Antel desde hace años y nadie nunca le prestó atención. (14 points, 3 comments)
    4. ¿Cierre masivo de empresas? (14 points, 7 comments)
    5. Mujica viendo a Aerosmith en primera fila! (11 points, 1 comment)
    6. Los últimos días del tren fantasma (10 points, 4 comments)
    7. Se armó Piñata: Empleado de Uber y taxistas terminaron a los golpes (8 points, 0 comments)
    8. Uruguay sued by cigarette makers over anti-smoking laws (8 points, 7 comments)
    9. Udelar ratificó que el Santa Lucía está contaminado (7 points, 0 comments)
    10. ¿Cuanto eran 100mil pesos en 1947? (7 points, 7 comments)
  17. 124 points, 5 submissions: Schnackenpfeffer
    1. más de 2000 suscriptores en /uruguay (36 points, 13 comments)
    2. Basta de estandares injustos [x-post de /Argentina] (27 points, 6 comments)
    3. Banderas en Buceo (23 points, 5 comments)
    4. Los Teros derrotan a Brasil por el Campeonato de Rugby de las Américas (19 points, 4 comments)
    5. Street View ya está disponible en Uruguay. (19 points, 7 comments)
  18. 121 points, 9 submissions: DirkGentle
    1. Xpost from /gaming (32 points, 5 comments)
    2. Bueno, tratemos de hacer esta bandera. Modelo y ubicación en los comentarios (23 points, 34 comments)
    3. Cómo se llama un agua viva cuando se muere? (17 points, 13 comments)
    4. Quieren tratar de hacer una bandera de Uruguay acá? (15 points, 30 comments)
    5. Che, ayudemos a defender a nuestros aliados contra el void. Nos puede llegar a atacar a nosotros también (10 points, 7 comments)
    6. Si tabárez fuera un Cyborg, qué partes Robot se agregaría? (8 points, 13 comments)
    7. Alguno probó / piensa probar la nueva aplicación de pedidos? (6 points, 14 comments)
    8. Se acuerdan de un corto en el que torturaban a alguien obligando lo a comer sandía con vino? (6 points, 1 comment)
    9. Alguno ha ido al teatro Florencio Sanchez? Que tal es la zona? (4 points, 1 comment)
  19. 115 points, 12 submissions: NaBUru38
    1. Pablo Cuevas le ganó a Stan Wawrinka (nro 3) y avanzó a cuartos del ATP Masters 1000 de Montecarlo (18 points, 0 comments)
    2. Las Cimarronas de hockey césped se metieron en semis de la ronda 2 de la Liga Mundial (15 points, 0 comments)
    3. Santiago Urrutia pelea por seguir corriendo afuera (12 points, 0 comments)
    4. Ya hay 16 deportistas uruguayos clasificados a los Juegos Olímpicos de Río 2016 (11 points, 1 comment)
    5. Los Teros de rugby juegan tres partidos en Europa (10 points, 0 comments)
    6. Santi Urrugya hizo podio en la Indy Lights en la Florida (10 points, 0 comments)
    7. Desde el Cerro a Bella Unión: ya se vendieron 44 mil entradas para Uruguay - Brasil (9 points, 1 comment)
    8. Las Cimarronas preparan la Liga Mundial de Hockey en Vancouver (7 points, 4 comments)
    9. Pablo Cuevas avanza a octavos de final del ATP Masters 1000 de Montecarlo (7 points, 0 comments)
    10. Fiesta friki de emexem y Marvel Universe en Tristán Narvaja (sábado 22 de abril) (6 points, 0 comments)
  20. 105 points, 3 submissions: matiasebr
    1. [place] WE DID IT REDDIT! :) (65 points, 14 comments)
    2. [Place] Terminó! Logramos mantener nuestros diseños durante estas 72 horas! Gracias por participar de esta cruzada de píxeles! WE DID IT REDDIT! https://www.reddit.com/argentina/comments/63846j/termino_place/ https://www.reddit.com/place/comments/6382bb/place_has_ended/ (33 points, 13 comments)
    3. [place] Uruguayos! Atención! Hubo un gran error, este es el modelo Original! Vamos todos antes que nos invadan la zona! (7 points, 10 comments)
  21. 104 points, 9 submissions: spacemate
    1. Que le pasó a El País? Cuando se volvió tan basura? Entro y esto es lo que me encuentro. Kim Lali Susana Giménez Fariña, wtf? (24 points, 12 comments)
    2. Cuando estas en Reddit como siempre, y de pronto empiezan a hablar de Uruguay (Nada del pepe) (18 points, 0 comments)
    3. Tabaré Vázquez firmó un decreto que prohíbe los piquetes en calles y rutas (18 points, 16 comments)
    4. Uruguay ofrecerá servicios de data center a empresas nacionales e internacionales (11 points, 11 comments)
    5. Alguien alguna vez probó el Reddit Secret Santa? Se inscribirán este año? (9 points, 6 comments)
    6. Venta de fuegos artificiales (8 points, 7 comments)
    7. Donde comprar una buena tele? (6 points, 13 comments)
    8. Carpooling (5 points, 7 comments)
    9. Taxis abanadonarán el 'cero ficha' entre las 12 y 18 a partir de noviembre (5 points, 10 comments)
  22. 89 points, 7 submissions: johnblanco
    1. Ahora con soporte de flairs! (20 points, 31 comments)
    2. ¿A alguien le gustaria tener clases gratis de programación? (18 points, 10 comments)
    3. Habra chance de hacer una reddit meetup en Montevideo? (13 points, 30 comments)
    4. Uruguay está en la posición 13 de los países mas rectangulares del mundo. (12 points, 9 comments)
    5. reddit uruguay, les paso un blog de cocina de una blogger uruguaya (11 points, 6 comments)
    6. 23 de junio, reddit global meetup, esta vez tiene que funcionar (9 points, 4 comments)
    7. Promocion de preservativos en groupon? Estan cayendo en picada (6 points, 2 comments)

Top Commenters

  1. tonterias (1461 points, 557 comments)
  2. SVPPB (752 points, 209 comments)
  3. yorugua (621 points, 340 comments)
  4. Schnackenpfeffer (579 points, 134 comments)
  5. spacemate (545 points, 141 comments)
  6. nachof (480 points, 187 comments)
  7. dude_in_the_mansuit (480 points, 116 comments)
  8. Fenris_uy (470 points, 227 comments)
  9. cmenghi (424 points, 193 comments)
  10. diskster (403 points, 128 comments)
  11. enthius (388 points, 168 comments)
  12. alpargator (375 points, 118 comments)
  13. BrunoSG (361 points, 164 comments)
  14. condeelmaster (347 points, 96 comments)
  15. johnblanco (339 points, 136 comments)
  16. svc78 (330 points, 120 comments)
  17. martintcm (318 points, 103 comments)
  18. DrummerHead (280 points, 91 comments)
  19. MauBlackLagoon (269 points, 98 comments)
  20. russiancivisbestciv (259 points, 88 comments)
  21. Enchilada_McMustang (243 points, 95 comments)
  22. DirkGentle (242 points, 70 comments)
  23. whisperedzen (237 points, 94 comments)
  24. Seiknurt (234 points, 79 comments)
  25. tach (223 points, 114 comments)
  26. vpalengt (223 points, 74 comments)
  27. provinztruebsinn (220 points, 97 comments)
  28. 5nowx (219 points, 85 comments)
  29. poteland (203 points, 59 comments)
  30. masaxo00 (172 points, 42 comments)
  31. PeroMiraVos (171 points, 42 comments)
  32. BoTuLoX (168 points, 69 comments)
  33. loloh44 (164 points, 58 comments)
  34. kanirasta (163 points, 61 comments)
  35. NaBUru38 (159 points, 76 comments)
  36. irou- (157 points, 47 comments)
  37. glanchez (154 points, 51 comments)
  38. allthenamesaretaken0 (154 points, 47 comments)
  39. Cockygiftedguy (132 points, 45 comments)
  40. Auditor02 (131 points, 61 comments)
  41. Axxiss (130 points, 46 comments)
  42. Dreykan (129 points, 48 comments)
  43. elnano25 (128 points, 43 comments)
  44. Enamine (127 points, 52 comments)
  45. rovus (127 points, 46 comments)
  46. 733138 (127 points, 37 comments)
  47. Auditor01 (123 points, 38 comments)
  48. m4d_r0b0t (121 points, 45 comments)
  49. santiacq (121 points, 37 comments)
  50. lolligagger3000 (119 points, 34 comments)
  51. bijhan (113 points, 59 comments)
  52. maurocen (105 points, 46 comments)
  53. Thatzeraguy (104 points, 51 comments)
  54. calarval (104 points, 33 comments)
  55. kinslayeruy (102 points, 24 comments)
  56. argenpaul (100 points, 38 comments)
  57. TheCorporateBeast (90 points, 32 comments)
  58. shupala (85 points, 25 comments)
  59. Bruneti12 (84 points, 30 comments)
  60. bricktamer (80 points, 12 comments)

Top Submissions

  1. El dulce de leche es... by DrummerHead (75 points, 23 comments)
  2. Cuando tu post recibe mas de 1 upvote en /uruguay (xpost from /MadeMeSmile by 5nowx (70 points, 5 comments)
  3. Me Recordó a nuestro Pequeño sub (x-post from /me_irl by 5nowx (69 points, 3 comments)
  4. [place] WE DID IT REDDIT! :) by matiasebr (65 points, 14 comments)
  5. El siempre trata de aparecer en todos lados, agamoslo llegar A ALL by masaxo00 (50 points, 10 comments)
  6. Screenshot del juego Civilization VI para el Maracana. No creo que a los Brasileros les haga gracia. by Cabeza2000 (49 points, 3 comments)
  7. Gracias Uruguay! ♥ by thepigdrinker (44 points, 9 comments)
  8. Uruguay makes dramatic shift to nearly 95% electricity from clean energy by gustini (43 points, 15 comments)
  9. Spotted in Parks & Recreation. by enthius (42 points, 4 comments)
  10. You made this? by Enanoide (41 points, 34 comments)

Top Comments

  1. 37 points: dude_in_the_mansuit's comment in Tamo en guerra con Japón?
  2. 35 points: masaxo00's comment in Asking a los uruguayos, de parte de un hermano al otro lado del charco.
  3. 30 points: SkullBongus's comment in Loco es mucho pedir poder acostarme a dormir sin tener que escuchar murgas de mierda a esta hora un lunes o martes?
  4. 29 points: HeroicHeist's comment in [place] WE DID IT REDDIT! :)
  5. 29 points: bricktamer's comment in No aceptaron a Jihad Diyab en Sudáfrica y se vuelve pa' casita
  6. 28 points: gmuslera's comment in Uruguay es el país con mayor cantidad de ateos de toda América
  7. 26 points: condeelmaster's comment in Uruguay tiene la mayor tasa de suicidios de América Latina (25 personas cada 100.000 habitantes)
  8. 26 points: condeelmaster's comment in Conocí a una loca por tinder y vamos a salir por segunda vez, que se puede hacer de divertido en Montevideo?
  9. 26 points: sixbatterydroid's comment in Loco es mucho pedir poder acostarme a dormir sin tener que escuchar murgas de mierda a esta hora un lunes o martes?
  10. 26 points: tonterias's comment in What Cannabis Legalization in Uruguay Really Means for Tourists
Generated with BBoe's Subreddit Stats (Donate)
submitted by subreddit_stats to subreddit_stats [link] [comments]


2017.04.03 19:27 felipostero LA PROSTITUCIÓN: ¿UN TRABAJO QUE PUEDE ELEGIRSE LIBREMENTE?

Por LUISA POSADA KUBISSA
La prostitución se enmarca y se juzga tradicionalmente en relación con la moral sexual. El argumento más relevante contra esta institución consiste en señalar que generalmente no es algo libremente elegido, sino que su ejercicio se debe a la precariedad y la necesidad, así como a la falta de recursos económicos y sociales. Y esto es un argumento contra toda explotación sexual, dejando ahora de lado las cifras contundentes de la trata con tales fines. Sin embargo, la equiparación de la prostitución a cualquier otro trabajo, como por ejemplo se hizo en Alemania en 2001, alimenta la idea de la prostitución como elección libre que debe ser reconocida por un Estado de derecho. Esta situación amplía las fronteras del negocio económico y traslada el mensaje a niños y adolescentes varones de que están legitimados para comprar mujeres si necesitan cubrir sus necesidades sexuales.
Pero más allá de los puros intereses comerciales del mercado neoliberal, hay criterios morales, éticos y políticos que se han de poner en juego al hablar de la prostitución. Porque no estamos hablando de que los varones se limiten a satisfacer sus necesidades, sino de que lo hacen a costa del bienestar de las mujeres y de la compra de su sexualidad. Este hecho mismo convierte la relación prostitucional en un ejercicio de poder y de dominación, por la que una persona tiene que ponerse al servicio de otra pasando por encima de sus propios deseos o necesidades. Con ello la persona prostituida pierde el sentido de su propia sexualidad y de la decisión autónoma sobre la misma.
Frente a las pretensiones de la ética liberal de que con la prostitución "elegida" estamos ante un caso de libre consenso de las partes, cabe oponer que estamos ante la vulneración del principio de no-instrumentalización, esto es, de no convertir a la persona en medio para un fin, en el sentido kantiano. Con la prostitución se institucionaliza la vulneración de tal derecho. Con lo que nos encontramos en el terreno de la protección o desprotección de los derechos humanos. Y la legalización de la prostitución nos hace retroceder a estadios anteriores a la defensa de tales derechos.
Las vinculaciones entre prostitución y capitalismo neoliberal tiene raíces ya en la segunda mitad del siglo XIX europeo, cuando la industrialización obligó en particular a las mujeres de la clase trabajadora al trabajo con horarios extenuantes, sobre todo fabril, con sueldos miserables y con la sobrecarga del trabajo doméstico añadida. Muchas mujeres encontraron en esas circunstancias en la prostitución la única alternativa para conseguir un sueldo digno. De modo que cabe decir que la expansión del capitalismo fue de la mano del aumento de la actividad prostitucional, con lo que su carácter "natural" queda totalmente en entredicho y se pone en evidencia que se trata de un fenómeno sometido a condiciones históricas.
El carácter radicalmente histórico y no natural de la prostitución se evidencia cuando nos planteamos cómo se ha desarrollado a lo largo de los tiempos. La supuesta naturalidad y universalidad de la prostitución queda ya de entrada cuestionada si pensamos en que esta no se daba por ejemplo en pueblos indígenas, como los de la Polinesia. También sabemos que en el antiguo Egipcio no se dio esta institución. Y mujeres como Mesalina han pasado a la historia de Roma como prostituidas probablemente por no someterse al código patriarcal diseñado para la mujer. Pero más allá de un recuento de datos que contradicen esa supuesta universalidad de la prostitución, lo cierto es que esta alcanzó su mayor extensión al final de la Segunda Gran Guerra.
En los años 90 algunos países, como Holanda o Alemania, desarrollaron entramados legislativos que de hecho legalizaban la prostitución. Pero ello no ha redundado ni en la disminución de esta práctica de explotación sexual, ni en la mejora de las condiciones de vida de las mujeres prostituidas: en todo caso, ha contribuido a acrecentar los beneficios de la industria del sexo. Frente a estas experiencias, países como Suecia y Noruega se han orientado a políticas de erradicación de la prostitución, principalmente sancionando a los supuestos "clientes". Las experiencias en estos países hacen pensar que la abolición de la prostitución no es un horizonte imposible y vienen a refrendar el carácter histórico, construido y patriarcal de esta institución, que nada tiene pues de "natural".
En la lucha por la erradicación de la prostitución como institución, Andrea Dworkin ha puesto de manifiesto que la prostitución como institución es el enemigo de las mujeres, puesto que representaba la cara más brutal del sistema patriarcal. Y, en consecuencia, hace un llamamiento a que el movimiento feminista debe comprometerse en su abolición. Frente a esta reclamación está, como es sabido, la posición de quienes defienden la legalización de la prostitución y su asimilación a un trabajo como cualquier otro.
Ambos extremos tienen en común que juegan dentro de los parámetros de un binarismo sexual, que da por supuesta la heteronormatividad sexual. Esta heteronormatividad prescribe cómo debe ser el deseo sexual, en tanto heterosexual, y excluye cualquier forma de sexualidad que no se inscriba en este marco. La prostitución también es abordada desde la perspectiva única, estereotipada y naturalizada de la sexualidad complementaria entre los sexos. Tal perspectiva asume que los varones son sexualmente promiscuos y fogosos, en tanto que las mujeres son pasivas y receptivas.
Esta construcción de la heterosexualidad redunda en relación con la prostitución en que el hombre que actúa como cliente es sexualmente activo y necesitado de manera irrefrenable de satisfacción sexual, en tanto que la mujer prostituida vendría a ser algo así como el receptáculo pasivo, por decirlo en términos aristotélicos referidos a la sexualidad femenina. Por tanto, aunque se estigmatice socialmente a la prostituida, se considera la prostitución una necesidad a la que los hombres tienen derecho por razón de su propia naturaleza sexual.
El negocio de la prostitución se basa en la reproducción de la normatividad heterosexual, antes que suponer una desestabilización de la misma. La prostituida tiene que cubrir las demandas del prostituidor y, a menudo, no sólo en cuanto a sus deseos sexuales, sino también en cuanto a las necesidades de este de hablar sobre sus problemas laborales o familiares. De manera que la prostituida debe entregar no sólo su sexualidad, sino también su emocionalidad. Por tanto, la prostituida tiene que poner en escena aquello que el prostituidor quiere comprar, y que implica varios ámbitos de su persona, además del sexual.
La experiencia abolicionista del gobierno sueco desde 1999 ha abierto una vía que han querido seguir países como Corea del Norte, Noruega, Finlandia, Islandia, Sudáfrica y recientemente Francia. Este modelo propone no sancionar a las prostituidas, a las que antes bien se les oferta formación y salidas laborales y terapéuticas, sino al cliente, desde una nueva comprensión de la masculinidad que no parte de las supuestas necesidades sexuales de los varones como legitimación de sus prácticas de explotación sexual. Este modelo entiende que la prostitución es violencia contra las mujeres y que va en contra de todas las legislaciones y las políticas de igualdad. La evaluación de esta política sueca realizada en el 2008 vino a refrendar, entre otras cosas, que con la misma habían disminuido las cifras de la trata de mujeres con fines de explotación sexual.
(*) Luisa Posada Kubissa es doctora en Filosofía y profesora de Universidad.
http://canarias-semanal.org/not/20092/la-prostitucion-un-trabajo-que-puede-elegirse-libremente-/
submitted by felipostero to podemos [link] [comments]


2017.02.02 17:13 RaulMarti LAS INDUSTRIAS QUIMICA Y FARMACEUTICA AL SERVICIO DEL PODER.Investigación,armamento,negocio. (Capitulo 4 )

(De "La felicidad tecnológica"-Andrés Herrero)
 ************************** 
*CAPITULOS PUBLICADOS: No. 1 * https://www.reddit.com/podemos/comments/5qw6hf/las_industrias_quimica_y_farmaceutica_al_servicio/
No. 2 : https://www.reddit.com/podemos/comments/5r37es/las_industrias_quimica_y_farmaceutica_al_servicio/
No.3 : https://www.reddit.com/podemos/comments/5r9w72/las_industrias_quimica_y_farmaceutica_al_servicio/** ____________________________
La sociedad tiende con frecuencia a idealizar a los científicos, cuando éstos son individuos con los mismos escrúpulos, comportamientos y valores que los demás.
En el campo de concentración de Dachau, técnicos de la Bayer controlaban y supervisaban todos y cada uno de los experimentos que se efectuaban, que iban desde el ensayo de nuevos medicamentos en prisioneros para tratar la malaria, el tifus, la tuberculosis, la fiebre tifoidea,la fiebre amarilla y la hepatitis infecciosa, pasando por inyecciones de productos tóxicos y gérmenes, hasta la exposición a gas mostaza para buscar posibles antídotos.
En cámaras estancas sometían a los reclusos a presiones extremas para comprobar la resistencia y adaptación del organismo a la altitud, hasta que perecían en medio de horrorosas convulsiones por la excesiva presión intracraneal, y para estudiar su aguante al frío, sumergían a sus víctimas en bañeras llenas de agua y hielo hasta que sucumbían.
En Auschwitz, de los 3.000 niños utilizados por el doctor Mengele para sus experimentos eugenésicos en busca de una raza superior más pura, apenas quedaban 200 vivos cuando el campo fue liberado.
Los cobayas preferidos del doctor eran los siameses a los que intentaba cambiar el color de los ojos mediante la inyección de sustancias químicas, así como los menores que padecían enanismo o síndrome de Down con los que practicaba** amputaciones sin anestesia, castraciones e intervenciones en la médula espinal, que los dejaban tetrapléjicos, llegando incluso a diseccionarlos vivos**.
Mengele intentó asimismo la esterilización masiva de mujeres, inoculándoles diversos preparados químicos de la compañía Bayer.
El ángel de la muerte solo fue el precursor de lo que vendría después.
 ** LA CIA ENTRA EN ESCENA** 
** Apenas terminada la guerra de Corea, la CIA comenzó a estudiar la forma de crear individuos-robots que obedecieran cualquier orden sin cuestionarla, torturando e hipnotizando a prisioneros norcoreanos**.
En esa misma línea, menos conocido que Mengele, pero no menos siniestro que él, destaca por méritos propios el siquiatra canadiense Ewen Cameron, contratado por la CIA para efectuar experimentos de modificación de la personalidad que se admitía pudieran ser letales siempre que las víctimas no fueran ciudadanos estadounidenses.
Se buscaba controlar a los individuos y dirigir su conducta mediante lavado de cerebro, aplicación de dosis brutales de drogas y electroshocks combinados que permitieran borrar su mente y reprogramarla partiendo de cero.
Valiéndose de sustancias alucinógenas como el LSD y drogas paralizantes, Cameron consiguió inducir comas en sus víctimas, que eran bombardeadas con mensajes repetidos obsesivamente noche y día sin descanso.** Uno de sus pacientes recuerda que le pusieron una grabación 23 horas al día que decía "mataste a tu madre", y que cuando regresó a su casa, se asombró al ver que aún seguía viva**.
Cameron fue también pionero en las técnicas de privación sensorial.
En una ocasión, encerró a una mujer en una pequeña caja blanca durante 35 días, sin luz, olor, tacto ni sonido, sorprendiendo a los propios médicos de la CIA, que sabían que bastaban menos de 40 horas en un tanque de privación sensorial para causar episodios sicóticos de delirio y severas reacciones psicológicas de carácter irreversible.
Los pacientes que ingresaban por problemas menores de depresión, fobias o desórdenes de ansiedad al instituto mental donde trabajaba Cameron, salían de allí incapacitados de por vida.
Al doctor le gustaba también practicar lobotomías con la mínima anestesia, para poder observar las reacciones del paciente a medida que el escalpelo iba cortando su cerebro.
Pero el juguete favorito del doctor Cameron eran los electrochoques.
A una madre de cinco hijos, que acudió al doctor Cameron por una depresión postparto, la mantuvo 86 días narcotizada, en estado semicomatoso.
Durante ese período, le aplicó 102 electroshocks, y quedó tan inválida, que ni siquiera podía ir al retrete sin ayuda.
Lo paradójico es que Cameron había sido miembro del Tribunal Médico de Nuremberg, donde había acusado a los médicos nazis de las mismas atrocidades que él mismo iba a cometer una década después.
El doctor Cameron dejó chiquito al mismísimo Méngele, por lo que como premio a su inmaculada hoja de servicios,** fue nombrado Primer Presidente de la Asociación Mundial de Siquiatría**.
A los que querrían creer que todo el mal terminó con los nazis y que este tipo de conductas han pasado a la historia, les convendría darse una vuelta por los laboratorios secretos de armas biológicas... ¿qué se cuece con absoluto sigilo en ellos?... ¿con quién, cómo y dónde ensayan sus cócteles mortíferos?... ¿están confeccionando vacunas para inducir cánceres?
Si el futuro tiende a la "medicina personalizada", no lo será menos la "enfermedad personalizada". Nada se filtra fuera de sus muros herméticos, y cualquier sospecha entra dentro del reino de la conjetura, aunque vistos los antecedentes, sería ingenuo concederles el beneficio de la duda.
Sería la primera vez en la historia de la humanidad que teniendo un arma no la utilizase.
Desde el momento en que a nadie le gusta tirar el dinero, hay que suponer que algún fruto habrán producido, por lo que las probabilidades de que la pesadilla continúe, son infinitamente más altas que la ausencia de pruebas.
La famosa gripe A (mezcla de cepas víricas de la humana, la del cerdo y la aviar) que tanta sicosis creó en el 2009, podría haber sido un primer ensayo global de futuras bioarmas capaces de diezmar a toda la humanidad.
«En la Conferencia Mundial para la Alimentación, celebrada en Roma, en el año 1974, Henry Kissinger pronunció un discurso sobre los problemas de “seguridad alimentaria” en el mundo.
Luego, en reuniones secretas con ministros de los países de la Commonwealth (Estados Unidos, Sudáfrica, Australia, Canadá y Nueva Zelanda) celebradas con ocasión de la misma, Kissinger discutió las políticas y estrategias a seguir respecto del control de la producción de alimentos y del uso de los mismos como arma.
De vuelta a Estados Unidos, Kissinger presentó el 10 de diciembre de ese mismo año un memorándum de 200 páginas (NSSM 200 o National Security Study Memorandum 200), firmado por el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos que él mismo presidía, con el título “Implicaciones del Aumento de la Población sobre la Seguridad de Estados Unidos y de sus Intereses en el Extranjero”, en el que manifestaba textualmente que "la despoblación debería ser la más alta prioridad de la política de EEUU hacia el Tercer Mundo", ya que se trata de un "asunto trascendental para la seguridad nacional de este país", cuya economía "requerirá grandes y crecientes cantidades de minerales y materias primas provenientes del exterior", especialmente de los países menos desarrollados.
Las recomendaciones de ese estudio fueron adoptadas como política oficial USA en Noviembre de 1975 por el presidente Gerald Ford, resumiéndose en la puesta en práctica de manera inmediata de un plan destinado a controlar el crecimiento poblacional en los países subdesarrollados, a través de tres grandes líneas de actuación:
1 Control de natalidad y esterilización masiva de poblaciones indígenas.
2 Generación periódica de hambrunas.
3 Estimulación de conflictos interregionales y guerras en esos países.
Entre 1963 y 1990 dos docenas de países que anteriormente eran autosuficientes, pasaron a depender de las importaciones de alimentos para suplir sus déficits. Brasil dejó de ser un 90% autosuficiente en cereales en 1963, a tener que importar el 25% de su producción en 1990; Haití, país cercano al 95% de autosuficiencia, pasó a importar el 55%; Egipto, de ser un 84% autosuficiente, comenzó a importar el 38%. Etiopia que tenía un 100% de cobertura, descendió al 89%. Argelia con un 76% de autosuficiencia, llegó a importar el 56%.
En México, la caída en la producción de cereales fue tan dramática, que en 1995 el gobierno declaró oficialmente 12 “zonas de hambre” en el país».
Mantener la supremacía exige no reparar en medios ni detenerse ante nada:
«La CIA, el Departamento de Defensa estadounidense e investigadores de grandes compañías relacionadas con científicos nazis que posteriormente trabajaron para la NASA, crearon el virus del Sida con el fin de frenar el crecimiento demográfico de África.
Esa es la tesis que sostiene el doctor Leonard Horowitz, que manifiesta que la fabricación del agente causante de dicha enfermedad forma parte de una estrategia genocida programada en los centros de poder de EEUU en los años sesenta.
Las conexiones de Kissinger con la CIA y los orígenes del sida y el ébola, fue el tema del discurso pronunciado por el doctor Leonard Horowitz en la XI Conferencia Internacional del Sida celebrada en julio de 1996.
Según Horowitz, investigadores del Instituto Nacional del Cáncer y científicos militares de EEUU trabajaron juntos para crear un virus que pudiera desencadenar diversos tipos de cáncer. Utilizaron monos y otros animales capaces de producir enfermedades como leucemia, sarcoma y disminución de defensas del sistema inmunológico, asociadas al sida.
En 1969, ante un comité del Congreso, Donald MacArthur, en representación del Pentágono, habría solicitado financiación para desarrollar un microorganismo capaz de destruir en un período de 5 a 10 años el sistema inmunológico humano.
La erupción del sida en África -asegura Horowitz- siguió el mismo curso que las vacunaciones de sarampión, rubeola, poleo, viruela y hepatitis B.
Las mezclas de varios tipos de virus en cultivos de células humanas y animales, que contaminaron las vacunas distribuidas en África, habrían proporcionado una "explicación plausible" y una coartada científica para afirmar que "nuevos virus estaban emergiendo en esa región del mundo".
El recorrido seguido por la epidemia sería la evidencia más clara, en opinión de Horowitz.
Los países más azotados coinciden con aquellos donde las vacunas fueron administradas con mayor intensidad: el 80% se dio en el África subsahariana.
Con todo, la acusación más grave es que esas vacunas contaminadas continúan todavía hoy siendo administradas,,,,,,,,
 **CONTINUARA ** 
submitted by RaulMarti to podemos [link] [comments]


2016.08.08 13:54 lulydelmar1 Lo preparó todo con minuciosidad. Cerró su cuenta bancaria. Vendió su auto. Evitó cualquier contacto con la organización. No acudió a ninguna reunión. No rezó... Esperó. Esperó. Llegó el día D: Niza Frente al Terrorismo x Ignacio Ramonet.

Ignacio Ramonet – Consejo Científico de ATTAC España
LMdLo preparó todo con minuciosidad. Cerró su cuenta bancaria. Vendió su auto. Evitó cualquier contacto con la organización. No acudió a ninguna reunión. No rezó. Se procuró el arma fatal sin que nadie pudiera sospechar el uso que haría de ella. La colocó en lugar seguro. Esperó. Esperó. Llegado el día D, procedió al ensayo del crimen. Transitó y recorrió el futuro itinerario de sangre. Midió los obstáculos. Imaginó los remedios. Y cuando llegó la hora, puso por fin en marcha el camión de la muerte…
La inaudita bestialidad (1) del atentado de Niza, el pasado 14 de julio –que viene a sumarse a otras masacres yihadistas recientes, en particular las de Orlando (49 muertos) y Estambul (43 muertos)– nos obliga, una vez más, a interrogarnos sobre esa forma de violencia política que llamamos terrorismo. Aunque, en este caso, habría que hablar de “hiperterrorismo” para significar que ya no es como antes. Un límite impensable, inconcebible, ha sido franqueado. La agresión es de tal desmesura que no se parece a nada conocido. Hasta tal punto que no se sabe cómo llamarlo: ¿atentado?, ¿ataque?, ¿acto de guerra? Como si se hubiesen borrado los confines de la violencia. Y ya no se podrá volver atrás. Todos saben que los crímenes inaugurales se reproducirán. En otra parte y en circunstancias diferentes sin duda, pero se repetirán. La historia de los conflictos enseña que, cuando aparece una nueva arma, por monstruosos que sean sus efectos, siempre se vuelve a emplear… Alguien, de nuevo, en algún lugar, lanzará a toda velocidad un camión de diecinueve toneladas contra una multitud de personas inocentes…
Sobre todo porque este nuevo terrorismo tiene, entre sus objetivos, el de impactar las mentes, sobrecoger el entendimiento. Es un terrorismo brutal y global. Global en su organización, pero también en su alcance y sus objetivos.
Y que no reivindica nada muy preciso. Ni la independencia de un territorio, ni concesiones políticas concretas, ni la instauración de un tipo particular de régimen. Esta nueva forma de terror total se manifiesta como una suerte de castigo o de represalia contra un “comportamiento general”, sin mayor precisión, de los países occidentales.
El término “terrorismo” también es impreciso. Desde hace dos siglos, ha sido utilizado para designar, indistintamente, a todos aquellos que recurren, con razón o sin ella, a la violencia para intentar cambiar el orden político. La experiencia histórica muestra que, en ciertos casos, esa violencia resultó necesaria. “Sic semper tirannis”, gritaba Bruto al apuñalar a Julio César, que había derribado la República. “Todas las acciones son legítimas para luchar contra los tiranos”, afirmaba igualmente, en 1792, el revolucionario francés Gracchus Babeuf.
Sobre ese irreductible fenómeno político, que suscita a la vez espanto y cólera, incomprensión y repelencia, emoción y fascinación, se han escrito miles de textos. Y hasta, por lo menos, dos obras maestras: la novela Los Endemoniados (1872), de Fiódor Dostoyevski, y la obra de teatro Los Justos (1949), de Albert Camus. Aunque, cuando el islamismo yihadista está globalizando el terror a niveles jamás vistos hasta ahora, el proyecto de “matar por una idea o por una causa” aparece cada vez más aberrante. Y se impone ese rechazo definitivo que Juan Goytisolo expresó magistralmente en su frase: “Matar a un inocente no es defender una causa, es matar a un inocente”.
Sin embargo, sabemos que muchos de los que, en un momento, defendieron el terrorismo como “recurso legítimo de los afligidos”, fueron luego hombres o mujeres de Estado respetados. Por ejemplo, los dirigentes surgidos de la Resistencia francesa (De Gaulle, Chaban-Delmas) que las autoridades alemanas de ocupación calificaban de “terroristas”; Menahem Begin, antiguo jefe del Irgún, convertido en primer ministro de Israel; Abdelaziz Buteflika, ex responsable del FLN argelino, devenido presidente de Argelia; Nelson Mandela, antiguo jefe del African National Congress (ANC), presidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz; Dilma Rousseff, presidenta de Brasil; Salvador Sánchez Cerén, actual presidente de El Salvador, etc.
Como principio de acción y método de lucha, el terrorismo ha sido reivindicado, según las circunstancias, por casi todas las familias políticas. El primer teórico que propuso, en 1848, una “doctrina del terrorismo” no fue un islamista alienado, sino el republicano alemán Karl Heinzen en su ensayo Der Mord (El Homicidio), en el cual declara que todos los procedimientos son buenos, incluso el atentado-suicida, para apresurar el advenimiento de… la democracia. Como antimonárquico radical, Heinzen escribe: “Si debéis hacer saltar la mitad de un continente y propiciar un baño de sangre para destruir el partido de los bárbaros, no tengáis ningún escrúpulo. Aquel que no sacrifica gozosamente su vida para tener la satisfacción de exterminar a un millón de bárbaros no es un verdadero republicano” (2).
La actual “ofensiva mundial del yihadismo” y la propaganda antiterrorista que la acompaña pueden hacer creer que el terrorismo es una exclusividad islamista. Lo cual es obviamente erróneo. Hasta hace muy poco, otros terroristas estaban en acción en muchas partes del mundo no musulmán: los del IRA y los legitimistas en Irlanda del Norte; los de ETA en España; los de las FARC y los paramilitares en Colombia; los Tigres tamiles en Sri Lanka; los del Frente Moro en Filipinas, etc.
Lo que sí es cierto es que la hiperbrutalidad alucinante del actual terrorismo islamista (tanto el de Al Qaeda como el de la Organización del Estado Islámico, OEI) parece haber conducido a casi todas las demás organizaciones armadas del mundo (excepto al PKK kurdo) a firmar apresuradamente un alto el fuego y un abandono de las armas. Como si, ante la intensidad de la conmoción popular, no desearan verse para nada comparadas con las atrocidades yihadistas.
También cabe recordar que, hasta hace muy poco, una potencia democrática como Estados Unidos no consideraba que apoyar a ciertos grupos terroristas fuese forzosamente inmoral… Por medio de la Central Intelligence Agency (CIA), Washington preconizaba atentados en lugares públicos, secuestros de oponentes, desvíos de aviones, sabotajes, asesinatos…
Contra Cuba, Washington lo hizo durante más de cincuenta años. Recordemos, por ejemplo, este testimonio de Philip Agee, ex agente de la CIA: “Me estaba entrenando en una base secreta, en Virginia, en marzo de 1960, cuando Eisenhower aprobó el proyecto que llevaría a la invasión de Cuba por Playa Girón. Estábamos aprendiendo los trucos del oficio de espía incluyendo la intervención de teléfonos, micrófonos ocultos, artes marciales, manejo de armas, explosivos, sabotajes… Ese mismo mes, la CIA, en su esfuerzo por privar a Cuba de armas antes de la inminente invasión de exiliados, hizo volar un buque francés, Le Coubre, cuando estaba descargando un cargamento de armas de Bélgica en un muelle de La Habana. Más de 100 personas murieron en aquella explosión… En abril del año siguiente, otra operación de sabotaje de la CIA con bombas incendiarias destruyó los almacenes El Encanto, principal tienda por departamentos de la capital, provocando decenas de víctimas… En 1976, la CIA planificó, con la ayuda del agente Luis Posada Carriles, otro atentado, en esta ocasión contra un avión de Cubana de Aviación en el que murieron las 73 personas de a bordo… Desde 1959, el terrorismo de EEUU contra Cuba ha costado unas 3.500 vidas y ha dejado a más de 2.000 personas lisiadas. Los que no conocen esta historia pueden encontrarla en la clásica cronología de Jane Franklin, ‘The Cuban Revolution and the United States (3)’” (4).
En Nicaragua, en los años 1980, Washington actuó con igual brutalidad contra los sandinistas. Y en Afganistán contra los soviéticos. Allí, en Afganistán, con el apoyo de dos Estados muy poco democráticos –Arabia Saudí y Pakistán–, Washington alentó, también en la década de 1980, la creación de brigadas islamistas reclutadas en el mundo arabomusulmán y compuestas por los que los medios de comunicación dominantes llamaban entonces los “freedom fighters”, combatientes de la libertad… Sabemos que fue en esas circunstancias cuando la CIA captó y formó a un tal Osama Ben Laden, quien fundaría posteriormente Al Qaeda… Los desastrosos errores y los crímenes cometidos por las potencias que invadieron Irak en 2003 (5) constituyen las principales causas del terrorismo yihadista actual. A ello se han añadido los disparates de las intervenciones en Libia (2011) y en Siria (2014). Algunas capitales occidentales siguen pensando que la potencia militar masiva es suficiente para acabar con el terrorismo. Pero, en la historia militar, abundan los ejemplos de grandes potencias incapaces de derrotar a adversarios más débiles. Basta con recordar los fracasos estadounidenses en Vietnam en 1975, o en Somalia en 1994. En efecto, en un combate asimétrico, aquél que puede más, no necesariamente gana: “Durante cerca de treinta años, el poder británico se mostró incapaz de derrotar a un ejército tan minúsculo como el IRA –recuerda el historiador Eric Hobsbawm–, ciertamente el IRA no tuvo la ventaja, pero tampoco fue vencido” (6).
Como la mayoría de las Fuerzas Armadas, las de las grandes potencias occidentales han sido formadas para combatir a otros Estados y no para enfrentarse a un “enemigo invisible e imprevisible”. Pero en el siglo XXI, las guerras entre Estados están en trance de volverse anacrónicas. La aplastante victoria de Estados Unidos en Irak, a principios de los años 2000, no es una buena referencia. El ejemplo puede incluso revelarse engañoso. “Nuestra ofensiva fue victoriosa –explica el ex general estadounidense de los Marines, Anthony Zinni–, porque tuvimos la oportunidad de encontrar al único malvado en el mundo lo suficientemente estúpido como para aceptar enfrentarse a Estados Unidos en un combate simétrico” (7). Los conflictos de nuevo tipo, cuando el fuerte se enfrenta al débil o al loco, son más fáciles de comenzar que de terminar. Y el empleo masivo de medios militares pesados no permite necesariamente alcanzar los objetivos buscados.
La lucha contra el terrorismo también autoriza, en materia de gobernación y de política interior, todas las medidas autoritarias y todos los excesos, incluso una versión moderna del “autoritarismo democrático” que tomaría como blanco, más allá de las organizaciones terroristas en sí mismas, a todos los que se opongan a las políticas globalizadoras y neoliberales. Por eso, hoy, es de temer que la caza de los “terroristas” provoque –como lo estamos viendo en Turquía después del extraño golpe de Estado fallido del pasado 16 de julio– peligrosos resbalones y atentados a las principales libertades y derechos humanos. La historia nos enseña que, bajo pretexto de luchar contra el terrorismo, muchos Gobiernos, incluso democráticos, no dudan en reducir el perímetro de la democracia (8). Ojo a lo que viene. Podríamos haber entrado en un nuevo periodo de la historia contemporánea, donde volvería a ser posible aportar soluciones autoritarias a problemas políticos…
(1) Ochenta y cuatro muertos, de ellos una decena de niños, y más de doscientos heridos, de los cuales unos veinte entre la vida y la muerte… (2) Citado por Jean-Claude Buisson en: Emmanuel de Waresquiel (bajo la dir. de), Le Siècle rebelle. Dictionnaire de la contestation au XXe (El Siglo Rebelde. Diccionario de la contestación en el siglo XX), Larousse, París, 1999. (3) Ocean Press, Minneapolis, 1997. (4) Philip Agee, “El terrorismo y la sociedad civil como instrumentos de la política de EEUU hacia Cuba”, Rebelión, 26 de julio de 2003. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=18132 (5) Véase, por ejemplo, el “Informe Chilcot”, que establece un balance de la intervención británica en Irak en 2003. Cf. Le Monde, París, 6 de julio de 2016. (6) La Repubblica, Roma, 18 de septiembre de 2001. (7) El Mundo, Madrid, 29 de septiembre de 2001. (8) Véase Ignacio Ramonet, El Imperio de la vigilancia, Clave intelectual, Madrid, 2016.
Publicado en Le Monde diplomatique en español http://www.attac.es/2016/07/31/frente-al-terrorismo/
submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2016.08.03 13:08 EDUARDOMOLINA La genealogía del CADTM y de su lucha contra la deuda ilegítima: los orígenes. Entrevista a Éric Toussaint, portavoz y fundador de la red internacional del Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas (CADTM).

http://iniciativadebate.org/2016/08/03/la-genealogia-del-cadtm-y-de-su-lucha-contra-la-deuda-ilegitima-los-origenes/
Primera parte de la entrevista «Genealogía del CADTM y de las políticas contra la deuda»
En esta entrevista se explica la genealogía de la lucha contra la deuda, de las y los que abogaron por su anulación, así como de la creación empírica, al servicio de los combates políticos, de los conceptos de ilegitimidad, ilegalidad, y del posible carácter odioso de las deudas públicas. Así mismo, cómo el Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas (CADTM) —antes Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo— vio necesaria la alianza con las fuerzas de la oposición y de los movimientos sociales, cuyas ideas y personas, una vez llegadas al gobierno, podrían cuestionar y desmantelar la deuda y su «sistema». No obstante, la prioridad absoluta para el CADTM es el fortalecimiento de la acción de las y los de abajo en lugar de actuar como lobby.
Desde África hasta Latinoamérica, las auditorías con participación ciudadana fueron una fuente de esperanza, sin embargo, en su mayoría, resultaron decepcionantes al ser olvidadas por los opositores que se volvieron gobernantes. Aunque el comportamiento de los dirigentes con respecto al orden financiero es decisivo…empero, a veces hubo auditorías que tuvieron un gran éxito. Recordemos la auditoría de la deuda soberana griega, una experiencia repleta de intrigas y de desenlaces inesperados, con pocas opciones. Cuando la ilusión de una nueva cooperación internacional, como hubiese sido la celebración de una nueva conferencia de Londres para la deuda griega demandada por Alexis Tsipras, se desvanece por ingenua, se imponen, según Éric Toussaint, actos soberanos unilaterales, como condición sine qua non para poder invertir la relación de fuerzas.
Publicamos entra entrevista dividida en 5 partes:
  1. La genealogía del CADTM y de las luchas contra las deudas ilegítimas: los orígenes
  2. Los primeros terrenos de experimentación del método CADTM para combatir las deudas ilegítimas: los ejemplos de Ruanda y de la República Democrática del Congo.
  3. Argentina: la continuación de la lucha contra la deuda ilegítima.
  4. De las esperanzas frustradas al éxito en Ecuador. Los ejemplos de Sudáfrica, Brasil, Paraguay y Ecuador
  5. Grecia: la ambigüedad de los dirigentes con respecto al orden financiero y a la deuda.
  6. La genealogía del CADTM y de las luchas contra las deudas ilegítimas: los orígenes
Benjamín Lemoine: ¿Cómo comenzó su implicación en las luchas contra las deudas ilegítimas?
Éric Toussaint: Fui profesor de historia y de ciencias sociales entre 1975 y 1994 en la enseñanza secundaria, en institutos públicos, técnicos y profesionales. Siendo profesor en Lieja, en los años 1980, me vi confrontado con la crisis de la deuda de este municipio de 200.000 habitantes. Una deuda que había alcanzado un nivel catastrófico y que implicaba un plan de austeridad extremadamente duro para esa época. Y eso me llevó, con un grupo de colegas y de diferentes categorías de trabajadores, a analizar los orígenes de la deuda que le era reclamada a la ciudad de Lieja. Al mismo tiempo, había estallado la crisis de la deuda del Tercer Mundo: México se había declarado en cesación de pagos en 1982. En Latinoamérica, en particular, se tomaron varias iniciativas para oponerse al pago de una deuda impagable durante esos mismos años. Asimismo, en África, el tema de la deuda fue liderado por el joven presidente de Burkina Faso Thomas Sankara, a partir de 1985. Eso me llevó a considerar, con las otras personas que fundaron conmigo el Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) en Bélgica en 1990, [1] que éste era un tema transversal, nuevo, y que justificaba la creación de una organización específica, a imagen de otras organizaciones muy conocidas como Greenpeace o Amnistía Internacional. La idea era partir de un problema determinado, para luego abordar los problemas de la sociedad y del sistema capitalista global. Este comité, que al comienzo era una estructura esencialmente belga conocida por sus publicaciones en francés, tuvo un eco importante en Francia, en Suiza y África francófonas, y en Haití, a tal punto que nuestra organización está implantada, en este momento, en más de 30 países.
En relación a mis actividades en la enseñanza, y a pesar de que trabajaba a tiempo completo en la secundaria, continué mis estudios e hice un doctorado en ciencias políticas en las universidades de Lieja y de París VIII en 2004. Mi tesis trató sobre los retos políticos que conlleva la intervención del Banco Mundial y del FMI en los países en desarrollo. [2]
B. L.: ¿Estuvo comprometido políticamente antes de su experiencia en Lieja?
E. T.: Me comprometí en política siendo muy chico. En mayo de 1968, todavía no había cumplido los 14 años y desde 1967 ya era activista en mi liceo. En esa época, vivía en un pueblo de mineros del carbón que, en su gran mayoría, eran inmigrantes (polacos, italianos, españoles, griegos…). Pero mis padres, maestros en el pueblo, no eran en absoluto marxistas. En la biblioteca familiar no había ni un solo libro marxista. Mi padre era un miembro muy activo del partido socialista. Mis padres eran antirracistas, pacifistas e internacionalistas. Me movilizaron los problemas raciales y fui muy sensible a las luchas llevadas a cabo en Estados Unidos por Malcom X y Martin Luther King, aunque me atraía más la posición de Malcom X. Me sentía totalmente solidario con los trabajadores que luchaban por sus derechos mediante huelgas y manifestaciones. Participé en las que se hicieron contra las armas nucleares y contra la guerra del Vietnam. En mayo de 1968, seguía muy de cerca lo que pasaba en París. Leía muchísimo: de Mao al Che Guevara, pasando por el Manifiesto Comunista y otras lecturas políticas de diferentes corrientes marxistas. Eso me condujo a unirme a la corriente trotskista de la IV Internacional desde el año 1970. En Francia, la organización miembro de la IV Internacional era la Liga Comunista (que luego fue la Liga Comunista Revolucionaria) impulsada por Alain Krivine y Daniel Bensaïd. En junio de 1970, me fui en autostop a París con un amigo de mi edad al encuentro de esa organización. Iba a cumplir los 16 años. Comencé a leer los principales análisis de León Trotsky que me permitieron comprender la degeneración de la Unión Soviética, y por qué era necesaria una política mundial y una revolución permanente.
En el seno de la Cuarta Internacional, ¿existía sensibilidad sobre la cuestión de la deuda o, por el contrario, era una posición aislada?
El CADTM fue creado en 1990. Ernest Mandel, uno de los principales dirigentes de la IV Internacional con el que colaboraba activamente, se había pronunciado en 1989 por la anulación de la deuda del Tercer Mundo. [3] Además, en 1989, a iniciativa de la Liga Comunista Revolucionaria de Francia, se puso en marcha una coalición con personalidades como el cantante Renaud y el escritor Gilles Perrault. La coalición se llamó «Ça suffat comme ci» [¡Ya Basta!] Y fue una respuesta unitaria amplia a la iniciativa tomada por François Mitterrand de convocar para el bicentenario de la Revolución Francesa una reunión del G7. Iniciativa que fue tomada por la izquierda en general como una provocación. Renaud, que sentía apego y una cierta admiración por Mitterrand, entró en conflicto y en crisis de confianza con ocasión del bicentenario. Sin embargo, se celebró un enorme concierto gratuito en Vincennes con Renaud, su colega sudafricano Johnny Clegg y la Mano Negra. Asistieron 150.000 personas y en la manifestación al menos 80.000. Esa coalición tenía como objetivo principal reivindicar la anulación de la deuda del Tercer Mundo. El texto fundador del CADTM en Bélgica fue el redactado, en 1989, por militantes de la Liga Comunista Revolucionaria y por Gilles Perrault: el Llamamiento de la Bastilla para la anulación de la deuda del Tercer Mundo [4]. Por lo tanto hay una filiación bastante clara, en cuanto a corriente política, con respecto al problema de la deuda, particularmente con respecto a la deuda del Tercer Mundo. Esa enorme campaña de 1989 fue sin embargo marginada en Francia por el éxito de SOS Racismo. El lugar de «Ça suffat comme ci» fue ocupado, algunos años más tarde, por SOS Racismo y Harlem Désir. Este último tenía en esa época, los años 1990, relaciones regulares con el CADTM. Fue también el caso de Arnaud Montebourg, responsable, como diputado socialista en la Asamblea Nacional, de la evasión fiscal y de la ayuda al desarrollo. Cuando apareció SOS Racismo, éste retomó la fórmula de los grandes conciertos gratuitos y de las manifestaciones, y trató de ocupar ese ámbito. En 1996, hubo un nuevo florecimiento del tema de la deuda en Francia en el momento del G7 de Lyon. Estaban allí Bill Clinton, Jacques Chirac, Tony Blair, etc. El colectivo que se puso en marcha en Lyon se llamó «Les autres voix de la planète» [Las otras voces del planeta], que era el título de la revista del CADTM. En esa contra cumbre del G7, el CADTM tuvo un papel clave en los análisis y en el contenido de la declaración final. Fue también el CADTM que financió a la única persona liberada de la coalición «Les Autres Voix de la Planète», encargada en Lyon de preparar la contra cumbre unitaria.
Deudas del Sur, deudas del Norte
Durante esos años, ¿hubo una clara diferencia, en las luchas, entre la deuda de los países del Norte y la deuda de los países del Sur?
Sí, a la deuda de los países del Norte no se la consideraba, en 1990, como un tema clave. Pero para mí, esa deuda ya era importante. Con respecto a la actual situación, la deuda pública se disparó cuando varios países para rescatar a sus bancos socializaron sus pérdidas bancarias, y esto se produjo cuando llegó a Europa, en 2007-2008, la crisis que había estallado en Estados Unidos un año antes. Estuve convencido, de inmediato, con otras y otros miembros del CADTM, que era necesario tener en cuenta la nueva dimensión que tomaba la cuestión de la deuda pública en los países del Norte. Y lo hicimos antes de que fuera evidente para muchos. Porque hay que recordar que, en 2008-2009, José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, propuso como primera reacción una política que podía hacer pensar en un cambio neokeynesiano. De hecho, solo se trataba de amortiguadores sociales totalmente momentáneos, ya que los gobiernos del Norte tuvieron mucho miedo de que un cuestionamiento del sistema tomara un carácter masivo y activo. Por ejemplo, en Francia, Nicolas Sarkozy lanzó primas para apoyar a la industria del automóvil. Una parte del movimiento altermundista y de la izquierda en sus diferentes componentes no se dio cuenta que muy pronto, bajo el pretexto del aumento de la deuda pública, se desarrollaría una ofensiva extremadamente brutal de austeridad. Y esa ofensiva realmente fue percibida a partir de 2010 y de la famosa crisis griega, cuando los grandes medios de comunicación la llamaron «crisis de las deudas soberanas». Solo fue una amplia operación de comunicación para esconder lo esencial, es decir la continuación de la crisis bancaria y de toda una serie de iniciativas del Banco Central Europeo, de los gobiernos de los países europeos y también de Estados Unidos para socorrer a los bancos con la ayuda de las finanzas públicas. En un artículo de 2008, [5] anunciaba muy claramente lo que pasaría en 2010, cómo se irían desarrollando los acontecimientos. Resumiendo, como CADTM, estábamos preparados a lo que efectivamente se produjo. Por otra parte, publicamos dos libros que dan testimonio de lo acontecido perfectamente: La crisis global, en 2011 (http://anticapitalistas.org/IMG/pdf…) y La deuda o la vida: Europa en el ojo del huracán, en 2011 (http://www.cadtm.org/La-deuda-o-la-vida). Este último recibió el premio al libro político en la feria del libro político de Lieja de ese mismo año. También realizamos seminarios e intentamos convencer a varios movimientos de poner en marcha un frente europeo para el cuestionamiento del pago de la deuda a partir de 2010.
Entre los años 1980, con «Ça suffat comme ci», y 2007-2008, pasaron una veintena de años. Sin embargo, la diferente percepción entre la deuda del Norte y la deuda del Sur persiste. ¿Cómo se puede explicar?
Hay un lazo muy fuerte entre el CADTM y lo que se llama la corriente tercermundista. Esta corriente corresponde a los años 1960 y 1970. [6] El CADTM estuvo relacionado con personalidades comprometidas en la corriente tercermundista y personalmente tuve contactos muy estrechos con figuras del tercermundismo como Ahmed Ben Bella (el primer presidente de Argelia independiente, derrocado en 1967 por Boumédiène), [7] François Houtart, Gus Massiah, André Gunder Frank, Theotonio dos Santos… El CADTM colaboró también con Susan George [8] que escribió abundantemente sobre la deuda en los años 1990, así como con el escritor Gilles Perrault a partir de su compromiso con el Llamamiento de la Bastilla, en 1989. Este autor se implicó muchísimo con la publicación de su libro Notre ami le roi [9] y en la defensa de Abraham Serfaty, [10] quien era prisionero político en las mazmorras de Hassan II. A estos contactos y estos temas, agrego a René Dumont, [11] figura emblemática del tercermundismo en el ámbito de la ecología. Entre las y los que se acercaron al CADTM, a comienzos de la década 1990, había personas que tenían 60, 70 años, que se habían movilizado por la solidaridad con el Tercer Mundo o que habían sido dirigentes. El CADTM está también relacionado a redes internacionales surgidas en las luchas de los años noventa, por ejemplo Via Campesina que nació en 1993, la Marcha Mundial de Mujeres que se creó a finales de esa década, Jubileo Sur nacido en 1999, ATTAC a partir de 1998-1999. Estos movimientos convergieron en la creación del Foro Social Mundial en 2001, del que el CADTM es uno de los fundadores.
En el transcurso de su evolución, el CADTM sufrió una mutación: pasó de ser una organización del Norte solidaria con el Sur, a ser una red Norte-Sur de acción sobre las alternativas al sistema-deuda.
Durante la asamblea mundial celebrada a fines de abril de 2016 en Túnez, el CADTM, conservando su sigla, decidió por unanimidad cambiar su denominación y llamarse desde ese momento «Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas». La moción adoptada argumentó el cambio de denominación debido a lo siguiente: «La adaptación que proponemos se justifica por la evolución del trabajo realizado por el CADTM tanto en el ámbito internacional como en el nacional. El CADTM se creó en 1990, en plena crisis de la deuda del Tercer Mundo, para reclamar la anulación de la deuda de los llamados países tercermundistas. A partir de los años 1990, el término Tercer Mundo se fue utilizando cada vez menos especialmente por la desaparición del Segundo Mundo, el bloque del socialismo real, y como consecuencia de las diferentes evoluciones al interior de la categoría Tercer Mundo —los llamados países en desarrollo que engloban a los países emergentes BRIC, PMA, PPME, etc—. Con la crisis de 2008 y sus repercusiones, el trabajo del CADTM se extendió progresivamente a las deudas públicas de los países del Norte, sin dejar de trabajar exigiendo la anulación de las deudas de los países del “Tercer Mundo”. Hemos mostrado cómo el “sistema-deuda” somete tanto a los pueblos del Sur como a los pueblos del Norte. Para luchar contra ello, desde hace 5 años el CADTM desarrolló una nueva sección de acción y reflexión sobre el problema de las deudas privadas ilegítimas: deudas ligadas a los microcréditos en el Sur cuyas primeras víctimas son las mujeres, de los campesinos, de los estudiantes, de las familias expulsadas de sus viviendas por los bancos, etc. El concepto de deuda ilegítima permite englobar las deudas del Sur y del Norte, las públicas y las privadas a la vez.»
Recordemos que el CADTM está implantado mayoritariamente en los países llamados «en desarrollo»: 15 países de África (véase http://www.cadtm.org/Africa,279), 6 países de Latinoamérica y Caribe (véase http://www.cadtm.org/America-latina-y-el-Caribe,838), 2 países de Asia del Sur (India y Pakistán). Con respecto a los países más industrializados, el CADTM está presente en 6 países europeos (véase http://www.cadtm.org/Europa,6487) y en Japón.
Notas
[1] En Bélgica, las personas morales que contribuyeron a la fundación en 1990 del CADTM provenían de diversos horizontes y testimonian el carácter plural de nuestra organización: movimientos de educación popular como Equipes Populaires —mouvement d’éducation permanente lié au Mouvement ouvrier chrétien—, Fondation Joseph Jacquemotte, Fondation Léon Lesoil, Union des Progressistes juifs de Belgique; sindicatos como los dos regionales de la CGSP, Central General de los Servicios Publicos —la de Liège y la de Limbourg—, la totalidad del sector Enseñanza de la CGSP, la regional de Amberes de la ACOD Onderwijs, la Federación de los metalúrgicos de la Provincia de Lieja; ONG como Peuples solidaires, GRESEA, Forum Nord-Sud, Centre Tricontinental, Socialisme sans Frontières, FCD Solidarité Socialiste, Oxfam Solidarité, Centre national de Coopération au Développement; comités de solidaridad como Comité Mennan Men-Haïti, Comité Amérique centrale de Charleroi; movimientos para la paz como la Coordination nationale d’action pour la paix et la démocratie —CNAPD—, VREDE; partidos políticos como el Partido obrero socialista y el Partido comunista; y una asociación femenina “Refugio para mujeres maltratadas y sus hijos”. El Partido obrero socialista (más tarde convertido en la LCR), sección belga de la Cuarta internacional, tuvo un papel importante en la creación e impulso del CADTM, aunque siempre con una gestión plural muy firme.
[2] Éric Toussaint, tesis doctoral en ciencias políticas presentada en 2004 a en las universidades de Lieja y de Paris VIII, Enjeux politiques de l’action de la Banque mondiale et du Fonds monétaire international envers le tiers-monde, 2004. Disponible en http://www.cadtm.org/Enjeux-politiques-de-l-action-de. Véase también: http://www.diffusiontheses.f50749…
[3] Véase Ernest Mandel, «La dynamique infernale de la spirale de l’endettement», Inprecor, abril de 1986 Voir http://www.cadtm.org/La-espiral-infernal-de-la-deuda yhttp://www.ernestmandel.org/new/ecr…
[4] Véase http://www.cadtm.org/Acerca-del-CADTM
[5] http://cadtm.org/Union-sagrada-para-una-sagrada
[6] Véase: http://www.cadtm.org/Eric-Toussaint-Lo-que-es, http://cadtm.org/Le-CADTM-et-la-cooperation-au, http://cadtm.org/Le-CADTM-et-la-cooperation-au,13144
[7] Éric Toussaint, «En recuerdo de Ahmed Ben Bella, primer presidente de la Argelia independiente, muerto el 11 de abril de 2012 a la edad de 96 años», http://cadtm.org/En-recuerdo-de-Ahmed-Ben-Bella
[8] https://es.wikipedia.org/wiki/Susan…
[9] http://www.gallimard.fCatalogue/G…
[10] https://es.wikipedia.org/wiki/Abrah…
[11] https://es.wikipedia.org/wiki/Ren%C…
Bejamin Lemoine es investigador en sociología en el CNRS (Consejo Nacional de Investigaciones de Francia), especializado en la cuestión de la deuda pública y de las relaciones entre los Estados y el orden financiero. Una versión resumida de esta entrevista ha sido publicada en el número especial «Capital et dettes publiques», de la revista SavoiAgir nº 35, marzo de 2016.
Traducido por Griselda Pinero
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.07.06 17:32 EDUARDOMOLINA El Alcalde de Cádiz responde: “Señores del PP: sí, soy un perdedor”. Me reconozco en esa palabra, porque mientras usted, señor Sanz, lleva 22 años en coches oficiales y es un “ganador”, yo empecé con 18 años de hamaquero en la playa, luego descargando cajas, de camarero, de profesor interino...

http://iniciativadebate.org/2016/07/05/el-alcalde-de-cadiz-responde-senores-del-pp-si-soy-un-perdedo
"El pasado miércoles eran portada de Diario de Cádiz unas declaraciones de Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía y presidente del PP en Cádiz, en las que eufórico por los resultados electorales decía “Kichi, eres un perdedor”. Ni siquiera me incomodó. Recordé reflexiones cercanas de un compañero que me contaba que en los Estados Unidos el dogma del individualismo había conseguido que a los pobres se les llamara losers (perdedores). Que te echan del trabajo, eres un loser; que te echan de tu casa, eres un loser; que tienes que cerrar tu negocio, eres un loser. De esta forma si no se ha cumplido tu ‘sueño americano’, al alcance de cualquiera, no es por tu contexto familiar o social, por el devenir de la economía o de tu economía, por la falta de políticas redistributivas y de apoyo a los pequeños o por la dictadura de los mercados, que tiende a ser hereditaria, sino por una especie de incapacidad personal, por ser por naturaleza o por torpeza un “perdedor”. Yo me reconozco en esa palabra. No soy pobre pero me tocó nacer en Rotterdam porque mi padre tuvo que irse allí a trabajar de soldador, porque aquí no había faena, y luego a Cantabria, Sudáfrica y hasta al Golfo Pérsico. A donde fuera para buscar el pan que yo comía. Nosotros fuimos de los “perdedores” de la reconversión industrial. Me reconozco en esa palabra porque mi madre trabajaba como tantas mujeres en esta ciudad como empleada doméstica sin contrato, sin horario, sin convenio, sin desempleo, sin derechos. Nosotras fuimos “perdedoras” de la precariedad impuesta al servicio doméstico hasta nuestros días, y digo “perdedoras” porque la feminización de la precariedad es una norma, especialmente la que tiene que ver con el servicio doméstico siempre interesadamente desregulado y carente de los derechos propios de otras profesiones.
Fuimos también “perdedores” cuando mi hermana tuvo que volver a coger las maletas para irse a Castellón a trabajar de lo que fuera con mi cuñado. Me perdí años de disfrutar a mi padre y me perdí años de disfrutar de mi hermana porque una broma macabra había decidido que Cádiz tenía que parir manos para la riqueza, el talento, el trabajo y los abrazos en tierras extrañas. Esas fueron dos grandes pérdidas. He sido un gran “perdedor” de cosas importantes toda mi vida.
Me reconozco en esa palabra, porque mientras usted, señor Sanz, lleva 22 años bajando de coches oficiales, porque usted es sin duda un “ganador”, yo empecé a trabajar con 18 años de hamaquero en la playa, luego descargando cajas de pescado congelado por tres euros la hora, de camarero sin contrato en bares, de profesor interino cinco años dando vueltas por Andalucía (desde Albox a Algeciras pasando por Luque o Motril) y luego con plaza en propiedad desde hace ocho años cogiendo de nuevo la maleta para ir a trabajar entre otros lugares a Tabernas (Almería). Por cierto, y pese a lo que interesadamente se cuchichea, nunca me he tenido que pedir ninguna baja por depresión, afortunadamente. Sí he sido delegado sindical de Ustea elegido por mis compañeros y compañeras docentes, dos años, y muy orgulloso por haberlo hecho en un sindicato como Ustea en el que se limitan temporalmente las liberaciones como hacemos en Podemos con los cargos públicos. Orgulloso también por lo que conseguimos en aquellos dos años de trabajo en defensa de la Educación y del empleo público.
Mi padre perdió su salud por culpa de la precariedad. He perdido a mi familia a tiempo parcial por culpa del paro y también pude haber perdido mis sueños. Un día que no se me olvidará, el día que me hice adulto, mi padre me pidió que eligiera entre el mono de Astilleros y la capacha o seguir estudiando. Pero decidí perseguir mi sueño de ser historiador, de ser profesor. Y no lo conseguí solamente por méritos propios, porque lo del sueño americano es un camelo. Lo conseguí porque tenemos un sistema de Educación pública que su partido, señor Sanz, no ha parado de recortar. Lo conseguí gracias a las becas para las personas que nacieron como yo en un entorno “perdedor” y que su partido no ha parado de limitar. Lo conseguí gracias a la existencia de una Universidad pública que sigue en pie de milagro asfixiada económicamente, encarecida para el estudiantado y mercantilizada a pasos agigantados como resultado de sus políticas, señores del Partido Popular. No me duele que ustedes brinden con champán por recuperarse mínimamente de la caída más dura de la historia de su partido. Sigo siendo el alcalde de esta ciudad y eso no es una victoria personal sino el resultado de un proceso irremediablemente de cambio, pese a que no lo vean en su borrachera de poder. Un proceso que hizo que un “perdedor” como yo tuviera el honor y la enorme responsabilidad de representar a sus vecinos y vecinas no 22 años como usted, señor Sanz, sino ocho como máximo por decisión propia, sin mudarme de barrio, con mi sueldo de profesor, sin un coche oficial aparcado en la puerta de mi casa y habiendo pedido a los tres escoltas que me acompañaron el día de la investidura que volvieran a su puesto. Lo que “gane” en estos ocho años no será para mí. A diferencia de usted, esto para mí es un periodo excepcional en mi vida, un periodo de sacrificio, de “perder” en lo personal. Lo que “gane” no será para mí sino para tratar de contribuir a que la siguiente generación de gaditanas y gaditanos no tengan que ser siempre “perdedores”. Señor Sanz, que le sea leve la resaca."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2016.07.03 12:30 jason-molina Kichi : "Señores del PP: sí, soy un perdedor". El alcalde responde a Sanz tras su análisis del 26-J y lo hace comparando su trayectoria personal con la del presidente provincial del PP "que lleva 22 años bajando de coches oficiales".

José María González Santos.
''EL pasado miércoles eran portada de Diario de Cádiz unas declaraciones de Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía y presidente del PP en Cádiz, en las que eufórico por los resultados electorales decía "Kichi, eres un perdedor". Ni siquiera me incomodó. Recordé reflexiones cercanas de un compañero que me contaba que en los Estados Unidos el dogma del individualismo había conseguido que a los pobres se les llamara losers (perdedores). Que te echan del trabajo, eres un loser; que te echan de tu casa, eres un loser; que tienes que cerrar tu negocio, eres un loser. De esta forma si no se ha cumplido tu 'sueño americano', al alcance de cualquiera, no es por tu contexto familiar o social, por el devenir de la economía o de tu economía, por la falta de políticas redistributivas y de apoyo a los pequeños o por la dictadura de los mercados, que tiende a ser hereditaria, sino por una especie de incapacidad personal, por ser por naturaleza o por torpeza un "perdedor". Yo me reconozco en esa palabra. No soy pobre pero me tocó nacer en Rotterdam porque mi padre tuvo que irse allí a trabajar de soldador, porque aquí no había faena, y luego a Cantabria, Sudáfrica y hasta al Golfo Pérsico. A donde fuera para buscar el pan que yo comía. Nosotros fuimos de los "perdedores" de la reconversión industrial. Me reconozco en esa palabra porque mi madre trabajaba como tantas mujeres en esta ciudad como empleada doméstica sin contrato, sin horario, sin convenio, sin desempleo, sin derechos. Nosotras fuimos "perdedoras" de la precariedad impuesta al servicio doméstico hasta nuestros días, y digo "perdedoras" porque la feminización de la precariedad es una norma, especialmente la que tiene que ver con el servicio doméstico siempre interesadamente desregulado y carente de los derechos propios de otras profesiones.
Fuimos también "perdedores" cuando mi hermana tuvo que volver a coger las maletas para irse a Castellón a trabajar de lo que fuera con mi cuñado. Me perdí años de disfrutar a mi padre y me perdí años de disfrutar de mi hermana porque una broma macabra había decidido que Cádiz tenía que parir manos para la riqueza, el talento, el trabajo y los abrazos en tierras extrañas. Esas fueron dos grandes pérdidas. He sido un gran "perdedor" de cosas importantes toda mi vida.
Me reconozco en esa palabra, porque mientras usted, señor Sanz, lleva 22 años bajando de coches oficiales, porque usted es sin duda un "ganador", yo empecé a trabajar con 18 años de hamaquero en la playa, luego descargando cajas de pescado congelado por tres euros la hora, de camarero sin contrato en bares, de profesor interino cinco años dando vueltas por Andalucía (desde Albox a Algeciras pasando por Luque o Motril) y luego con plaza en propiedad desde hace ocho años cogiendo de nuevo la maleta para ir a trabajar entre otros lugares a Tabernas (Almería). Por cierto, y pese a lo que interesadamente se cuchichea, nunca me he tenido que pedir ninguna baja por depresión, afortunadamente. Sí he sido delegado sindical de Ustea elegido por mis compañeros y compañeras docentes, dos años, y muy orgulloso por haberlo hecho en un sindicato como Ustea en el que se limitan temporalmente las liberaciones como hacemos en Podemos con los cargos públicos. Orgulloso también por lo que conseguimos en aquellos dos años de trabajo en defensa de la Educación y del empleo público.
Mi padre perdió su salud por culpa de la precariedad. He perdido a mi familia a tiempo parcial por culpa del paro y también pude haber perdido mis sueños. Un día que no se me olvidará, el día que me hice adulto, mi padre me pidió que eligiera entre el mono de Astilleros y la capacha o seguir estudiando. Pero decidí perseguir mi sueño de ser historiador, de ser profesor. Y no lo conseguí solamente por méritos propios, porque lo del sueño americano es un camelo. Lo conseguí porque tenemos un sistema de Educación pública que su partido, señor Sanz, no ha parado de recortar. Lo conseguí gracias a las becas para las personas que nacieron como yo en un entorno "perdedor" y que su partido no ha parado de limitar. Lo conseguí gracias a la existencia de una Universidad pública que sigue en pie de milagro asfixiada económicamente, encarecida para el estudiantado y mercantilizada a pasos agigantados como resultado de sus políticas, señores del Partido Popular.
No me duele que ustedes brinden con champán por recuperarse mínimamente de la caída más dura de la historia de su partido. Sigo siendo el alcalde de esta ciudad y eso no es una victoria personal sino el resultado de un proceso irremediablemente de cambio, pese a que no lo vean en su borrachera de poder. Un proceso que hizo que un "perdedor" como yo tuviera el honor y la enorme responsabilidad de representar a sus vecinos y vecinas no 22 años como usted, señor Sanz, sino ocho como máximo por decisión propia, sin mudarme de barrio, con mi sueldo de profesor, sin un coche oficial aparcado en la puerta de mi casa y habiendo pedido a los tres escoltas que me acompañaron el día de la investidura que volvieran a su puesto. Lo que "gane" en estos ocho años no será para mí. A diferencia de usted, esto para mí es un periodo excepcional en mi vida, un periodo de sacrificio, de "perder" en lo personal. Lo que "gane" no será para mí sino para tratar de contribuir a que la siguiente generación de gaditanas y gaditanos no tengan que ser siempre "perdedores". Señor Sanz, que le sea leve la resaca''.
http://www.diariodecadiz.es/article/opinion/2320869/senores/pp/si/soy/perdedor.html
submitted by jason-molina to podemos [link] [comments]


2016.06.07 03:00 ShaunaDorothy Los imperialistas estadounidenses restablecen relaciones diplomáticas - ¡Defender las conquistas de la Revolución Cubana! ¡Por la revolución política obrera en Cuba! (Marzo de 2015)

https://archive.is/ozkKB
Espartaco No. 43 Marzo de 2015
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard No. 1059 (9 de enero), periódico de nuestros camaradas de la Spartacist League/U.S.
Durante más de medio siglo, los imperialistas estadounidenses han intentado incansablemente derrocar la Revolución Cubana y restaurar el dominio del capital en la isla: desde la invasión de Playa Girón (Bahía de Cochinos) en 1961 hasta los constantes intentos de asesinar a Fidel Castro, y de las provocaciones terroristas de la CIA y los gusanos del exilio cubano hasta actos de sabotaje. Ahora la Casa Blanca de Obama ha anunciado su intención de “cambiar de curso” con Cuba y restaurar relaciones diplomáticas, es decir, busca conseguir el mismo fin estratégico a través de medios más efectivos. Fue a raíz de la expropiación por el gobierno de Castro de la clase capitalista de la isla en 1960, lo que trajo tan enormes conquistas para las masas cubanas, que Washington rompió relaciones con La Habana.
Lo que se propone es relativamente modesto: relajar diversas restricciones de viaje, autorizar algunas ventas y exportaciones comerciales y facilitar las transacciones bancarias entre los dos países. El paralizante embargo estadounidense, un acto de guerra económica que por décadas ha estrangulado a los obreros y campesinos cubanos, se afloja pero no se levanta. Obama dice que sin la aprobación del Congreso no puede derogar las leyes Torricelli y Helms-Burton. Tras el colapso de la Unión Soviética en 1991-92, lo que terminó con la crucial ayuda económica y militar a Cuba, estas leyes apretaron el embargo. Promulgadas bajo el demócrata Clinton, buscaban “desatar el caos en la isla”. ¡Abajo el embargo!
Desde el punto de vista de los marxistas revolucionarios, Cuba tiene derecho a establecer relaciones diplomáticas y económicas con cualquier país capitalista que desee, sobre todo para intentar superar el muy real problema de su estancamiento económico. Aumentar los vínculos comerciales y financieros con las corporaciones estadounidenses no significaría una restauración progresiva del capitalismo. Sin embargo, esto implicará un peligro muy real de fortalecer las fuerzas internas de la contrarrevolución capitalista en la isla.
Mientras tanto, la presencia de una base naval y centro de detención y tortura estadounidense en la Bahía de Guantánamo —donde hay unos 130 prisioneros de la “guerra contra el terrorismo” de EE.UU.— es un recordatorio de que Cuba sigue en la mira militar del imperialismo. Aunque el año pasado fueran liberadas decenas de prisioneros, Obama no está dispuesto a cerrar ese calabozo, ni mucho menos a devolver Guantánamo a Cuba. ¡Estados Unidos fuera de Guantánamo ahora!
El deshielo en las relaciones entre los dos países se dio tras más de un año de negociaciones, albergadas por el gobierno canadiense e impulsadas por el Vaticano. Como los anteriores directores generales del imperialismo estadounidense, Obama tiene con respecto a Cuba intenciones abiertamente revanchistas. Bajo su presidencia, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) —notoria por haber trabajado con la CIA desde principios de los años 60— ha fraguado diversos planes contrarrevolucionarios para sembrar descontento proimperialista en la isla. Una conspiración reciente incluía la infiltración de grupos clandestinos de hip-hop cubanos con la intención de detonar un movimiento juvenil contra el régimen.
Como parte del reciente acuerdo, Obama liberó a los últimos tres de los Cinco Cubanos que seguían bajo custodia tras haber sido condenados en 2001 bajo cargos falsos de espionaje y conspiración para cometer asesinato. La libertad de los Cinco Cubanos, hombres que heroicamente intentaban impedir actos terroristas en Cuba infiltrando y monitoreando a los grupos de cubanos exiliados en Florida, debe celebrarse. A cambio, el presidente cubano Raúl Castro devolvió a dos espías estadounidenses, el ex agente de inteligencia cubano Rolando Sarraff Trujillo —quien facilitó el arresto y la incriminación de los Cinco Cubanos— y el contratista de la USAID Alan Gross, quien fuera enviado a Cuba para introducir de contrabando equipo de cómputo y comunicación para espionaje.
La Liga Comunista Internacional siempre ha luchado por la defensa militar incondicional de Cuba frente a la amenaza de la contrarrevolución capitalista interna y el ataque imperialista. Esto fluye de nuestro entendimiento de que Cuba es un estado obrero donde el capitalismo fue derrocado. Sin embargo, desde su origen ha estado burocráticamente deformado, es decir, una burocracia parasitaria monopoliza el poder político. La base material de esta burocracia es la administración de la economía colectivizada en condiciones de escasez.
La eliminación de la producción para la ganancia, junto con el establecimiento de una planificación central y el monopolio estatal del comercio y la inversión exteriores, le permitió a Cuba garantizar a todos empleo, vivienda y educación. Hasta la fecha, Cuba tiene uno de los índices de alfabetización más altos del mundo y una tasa de mortandad infantil inferior a la de Estados Unidos o la Unión Europea. Su célebre sistema de salud, con más médicos per cápita que los de cualquier otro lugar, ofrece gratuitamente atención médica de calidad superior a la de muchos países avanzados. Los médicos cubanos han salvado vidas en todo el mundo y regularmente se les envía a ayudar a las víctimas de desastres, incluyendo la crisis del ébola en África. Es un testimonio de la superioridad de la economía colectivizada el que una isla pequeña y relativamente pobre haya sobrevivido por tanto tiempo bajo las paralizantes sanciones económicas y provocaciones militares de la bestia estadounidense, a menos de 150 kilómetros de sus costas.
En su discurso del 20 de diciembre donde anunció a la Asamblea Nacional de Cuba el reacercamiento con Estados Unidos, Raúl Castro advirtió contra las “terapias de choque” o la aceleración de las privatizaciones como recurso para revivir la estancada economía del país, lo que, dijo, significaría “arriar las banderas del socialismo”. Pero el socialismo es una sociedad igualitaria y sin clases basada en la abundancia material a escala internacional. Mientras un estado obrero esté aislado, se verá sujeto a la enorme presión del mundo capitalista circundante, presión que lo socavará y terminará por destruirlo. El destino de Cuba y su avance al socialismo dependen de la lucha por el poder proletario en toda Latinoamérica y el resto del mundo, especialmente en Estados Unidos.
Desde el principio, la política de la burocracia castrista de La Habana ha demostrado ser un obstáculo a esta perspectiva. Siguiendo los pasos de la burocracia estalinista de la antigua Unión Soviética, el régimen cubano se comprometió con el dogma nacionalista de construir el “socialismo en un solo país”. Esto ha significado oponerse a las posibilidades de revolución fuera de la isla. A principios de los años setenta, Fidel Castro abrazó al gobierno de frente popular de Chile encabezado por Salvador Allende, cuyo propósito era decapitar la amenaza de una revolución obrera y desarmar políticamente al combativo proletariado, pavimentando el camino al sangriento golpe de estado militar de Pinochet. Una década después, cuando los pequeñoburgueses sandinistas de Nicaragua derrocaron a la opresiva dictadura de Somoza haciendo añicos al estado capitalista, Fidel les aconsejó que no siguieran el camino cubano de expropiar a la burguesía. Los castristas siempre han promovido regímenes nacionalistas burgueses, lo que incluye la glorificación del fallecido caudillo populista venezolano Hugo Chávez como un supuesto revolucionario.
Así, la defensa de la Revolución Cubana está directamente ligada al llamado trotskista por una revolución política proletaria que derroque a la burocracia castrista y ponga en el poder a la clase obrera, estableciendo un régimen basado en la democracia obrera y el internacionalismo revolucionario. Esto requiere forjar un partido de vanguardia leninista-trotskista que movilice a las masas trabajadoras cubanas en lucha.
Depredaciones imperialistas y “reformas de mercado”
Como era de esperarse, el relajamiento de las restricciones respecto a Cuba enfureció al nido de víboras anticomunistas del exilio cubano y sus criaturas, como el senador de Florida Marco Rubio. En cambio, fue celebrado por vastos sectores de la burguesía, incluyendo a la patronal Cámara de Comercio y a los voceros de los medios de comunicación capitalistas. En los últimos meses, el New York Times ha llamado repetidas veces a levantar el embargo. Considerando contraproducente y anticuada la beligerante política estadounidense, una editorial de la revista Forbes (16 de enero de 2013) señaló: “Tiene poco sentido mantener un embargo permanente sobre una nación en desarrollo que avanza hacia la reforma, especialmente cuando los aliados de Estados Unidos son hostiles al embargo. Impide que cobre vida una discusión más amplia sobre una reforma inteligente en Cuba y económicamente carece de sentido”.
El gobierno de Obama ha proclamado que desea una Cuba “democrática, próspera y estable”, lo que para él significa devolver a la isla a su estatus neocolonial mediante la restauración del capitalismo, introducir inversiones redituables para los gobernantes de EE.UU. basadas en la mano de obra barata e instalar un régimen político dócil. Los capitalistas europeos y canadienses han podido penetrar en el mercado cubano mediante su participación en empresas mixtas y esperan inundar el país con importaciones baratas. Varias corporaciones de la Fortune 500, incluyendo a Caterpillar, Colgate-Palmolive y Pepsico, temen haberle cedido este mercado a sus competidores.
Es mucho lo que está en juego: en última instancia, o la única economía socializada de Latinoamérica triunfa mediante la extensión internacional de la revolución, o la contrarrevolución capitalista convierte nuevamente a Cuba en el patio de juegos de la burguesía estadounidense. En La revolución traicionada (1936), el dirigente revolucionario marxista León Trotsky describió la situación que enfrentaba el estado obrero degenerado soviético, es decir, aquella de verse rodeado por economías capitalistas más avanzadas industrial y tecnológicamente. Trotsky escribió: “Pero en sí misma, la pregunta ¿quién triunfará?, no solamente en el sentido militar de la palabra, sino ante todo, en el sentido económico, se le plantea a la URSS a escala mundial. La intervención armada es peligrosa. La introducción de mercancías a bajo precio, viniendo tras los ejércitos capitalistas, sería infinitamente más peligrosa”. Esta observación es relevante con respecto a los peligros que Cuba enfrenta hoy.
Durante treinta años, Cuba se benefició de grandes subsidios soviéticos. En la última década, se ha apoyado mucho en la Venezuela capitalista como su principal socio comercial, obteniendo de ella petróleo barato. Pero esta situación es precaria, pues la propia Venezuela enfrenta una grave crisis como consecuencia de la caída mundial de los precios del petróleo, está acosada por la inflación y recientemente fue golpeada por nuevas sanciones vengativas de Estados Unidos.
Cuba nunca se recuperó del todo de la severa crisis que sufrió tras la restauración del capitalismo en la Unión Soviética. Desde el llamado “Periodo Especial” de principios de los años noventa, la burocracia cubana ha abierto el país a la penetración económica imperialista, entregando a través de “reformas de mercado” sectores de la economía colectivizada a empresas privadas a pequeña escala. Ésta y otras medidas, como alentar el autoempleo en el sector de servicios y conceder mayor autonomía a las empresas públicas, han aumentado la desigualdad en la isla. Los cubanos negros, quienes obtuvieron grandes conquistas de la revolución, se han visto particularmente golpeados, pues tienen menos oportunidad de acceder a las divisas, ya sea recibiendo remesas del exterior u ocupando empleos en el sector turístico.
Cuba tiene hoy una considerable inversión imperialista y aspira a tener más. A 50 kilómetros de La Habana, en el puerto profundo de Mariel, el gobierno cubano está permitiendo la construcción de una zona económica especial de “libre comercio”, capaz de recibir a los buques cargueros más grandes del mundo. Brasil ya ha destinado casi mil millones de dólares al proyecto. Ahora que se ha planteado la renovación del comercio con Estados Unidos, repetimos nuestra advertencia de que ese acontecimiento “subraya la importancia del monopolio estatal [cubano] sobre el comercio exterior —es decir, un estricto control gubernamental sobre las importaciones y las exportaciones”— (“Cuba: Crisis económica y ‘reformas de mercado’”, Espartaco No. 34, otoño de 2011).
El régimen cubano ha restablecido lazos y promovido a la reaccionaria Iglesia Católica en la isla, un potencial caldo de cultivo de la contrarrevolución capitalista. Tanto Obama como Castro aplaudieron al papa Francisco por su papel en las negociaciones. Este papa jesuita le ha dado al Vaticano un poco de cirugía cosmética, proponiendo hacer la iglesia más incluyente (aunque sin dejar de oponerse testarudamente al aborto y la ordenación de mujeres) y predicando contra la “tiranía” del capitalismo, aunque sus intenciones no son menos siniestras que las de sus predecesores.
El Vaticano es tristemente célebre por haber apoyado las dictaduras militares latinoamericanas y promovido la restauración del capitalismo bajo el disfraz de elecciones supuestamente libres y reformas “democráticas”. El cardenal cubano Jaime Ortega —quien fue confinado en un campo de detenidos durante los primeros años de la revolución cuando se quebró el dominio de la iglesia— es, junto con el papa Francisco, uno de los mayores promotores de esas reformas en la isla. En 1998, Fidel recibió con entusiasmo al papa Juan Pablo II, y en 2012 a Benedicto XVI. En todo el país hay fotos y monumentos conmemorando el encuentro entre Castro y Juan Pablo, santo patrón de las contrarrevoluciones, quien tan arduamente trabajó por restaurar el capitalismo en los estados obreros deformados de Europa Oriental, especialmente en su natal Polonia.
Defendiendo a Cuba en la encrucijada
Las fuerzas guerrilleras que entraron en La Habana en 1959 bajo la dirección de Fidel Castro eran un grupo pequeñoburgués políticamente heterogéneo. Su victoria no sólo derribó al odiado régimen de Batista, sino que hizo añicos todo el viejo aparato estatal. El nuevo gobierno llevó a cabo una serie de reformas liberales, pero la redistribución agraria y las medidas tomadas contra los torturadores de Batista asustaron a los partidarios burgueses de Castro, quienes empezaron a huir a Miami. Estas medidas también alarmaron a Washington, el cual emprendió una acción punitiva que obligó a Castro a firmar un tratado comercial con la Unión Soviética. El que las refinerías de propiedad imperialista se negaran a refinar el crudo soviético provocó que Cuba nacionalizara las propiedades estadounidenses, a las que siguieron todos los bancos y negocios en octubre de 1960, lo que liquidó a la burguesía cubana como clase. Hoy, las corporaciones como la United Fruit, Standard Oil y Texaco están salivando ante la posibilidad de obtener compensaciones por las nacionalizaciones que sufrieron hace medio siglo.
Lo mejor que pudo surgir de la Revolución Cubana —en ausencia de la toma del poder por el proletariado dirigido por un partido revolucionario de vanguardia— fue la creación de un estado obrero deformado. Explicando cómo fue que un movimiento guerrillero basado en el campesinado pudo derrocar el dominio capitalista, en la “Declaración de principios”, adoptada en la Conferencia de Fundación de la Spartacist League en 1966, escribimos:
“Movimientos de esta índole pueden bajo ciertas condiciones —es decir, la desorganización extrema de la clase capitalista en el país colonial y la ausencia de una clase obrera que luche por derecho propio por el poder social— destruir las relaciones de propiedad capitalista. Sin embargo no pueden llevar a la clase obrera al poder político. Al contrario crean regímenes burocráticos antiobreros que suprimen todo desarrollo ulterior de estas revoluciones hacia el socialismo”.
—“Declaración de principios de la Spartacist League”, Cuadernos Marxistas No. 1
Esta revolución no hubiera sobrevivido si la Unión Soviética no hubiera aportado un contrapeso militar al imperialismo y un salvavidas a la economía cubana. Hoy, cuando no hay nada parecido a esa ayuda, no existe más la ventana histórica que permitió que fuerzas pequeñoburguesas crearan un estado obrero deformado.
La lucha por defender y extender la Revolución Cubana ha sido un distintivo de nuestra tendencia desde su origen como la Revolutionary Tendency (RT, Tendencia Revolucionaria), una minoría dentro del Socialist Workers Party (SWP, Partido Obrero Socialista) estadounidense. La mayoría del SWP equiparaba al régimen de Castro con el gobierno revolucionario bolchevique de Lenin y Trotsky. Al hacerlo, los líderes de la mayoría del SWP rechazaban abiertamente tanto la necesidad de un partido leninista-trotskista que aportara una dirección revolucionaria, como la centralidad del proletariado en la lucha por la revolución socialista.
Habiendo perdido la esperanza en esa perspectiva, el SWP elogió acríticamente a la burocracia castrista. En enero de 1961 el SWP adoptó las “Tesis sobre la Revolución Cubana” de Joseph Hansen, las cuales declaraban que Cuba había “entrado a la fase de transición a un estado obrero, aunque todavía no poseía las formas de la democracia obrera”.
Más de medio siglo después, nuestro análisis y programa trotskistas han resistido la prueba del tiempo. Los que ayer eran porristas de la burocracia castrista se han hecho más viejos, pero no más sabios. En un artículo fechado el 23 de diciembre y publicado en counterpunch.org, Jeff Mackler, el principal mandamás de Socialist Action (SA, Acción Socialista), un retoño del reformista SWP, poseído por el fantasma de Hansen, escribe: “Aunque a Cuba todavía [¡!] le faltan las instituciones formales y vitalmente necesarias de la democracia obrera,...la actual dirigencia cubana no se ha convertido en una casta endurecida cuyos intereses sólo puedan defenderse mediante la represión”.
De hecho, la casta burocrática encabezada por los Castro siempre ha excluido a la clase obrera del poder político, usando la represión y la ideología del nacionalismo para mantener a los obreros y campesinos cubanos atomizados y políticamente pasivos. El régimen de Castro no sólo encarcela disidentes que colaboran activamente con el imperialismo estadounidense, también reprime a oponentes prosocialistas, incluyendo a militantes como los trotskistas en los años sesenta. Esto ilustra la naturaleza inherentemente contradictoria de la casta burocrática estalinista, la cual se equilibra entre la burguesía imperialista, por un lado, y la clase obrera, por el otro.
Mackler hace hasta lo imposible para presentar al “equipo Castro” como los grandes custodios del socialismo. Elogia las reformas de mercado de la burocracia —que, según él, “dentro del marco de los ideales socialistas, buscan hacer más eficiente la economía cubana”— y grazna absurdamente que estas reformas fueron “presentadas para su discusión, debate y modificación” a “millones de cubanos” antes de llevarse a la práctica.
Las reformas orientadas al mercado son un intento de responder al estancamiento económico dentro del marco del control burocrático estalinista de la economía. Como escribimos en el artículo: “For Central Planning Through Soviet Democracy” (Por una planificación central mediante la democracia soviética, WV No. 454, 3 de junio de 1988):
“La economía planificada...sólo puede ser eficaz cuando los obreros, la intelectualidad técnica y los gerentes se identifican con el gobierno que emite los planes...
“Dentro del marco del estalinismo, hay una tendencia inherente a remplazar la planificación y la administración centrales con mecanismos de mercado. Dado que los gerentes y los obreros no pueden ser sometidos a la disciplina de la democracia de los soviets (consejos obreros), la burocracia tiende a ver cada vez más la sujeción de los actores económicos a la disciplina de la competencia de mercado como la única respuesta a la ineficiencia económica”.
Los consejos obreros no son sólo otras “formas” de poder proletario, sino que son esenciales para la operación racional de una economía planificada y socializada.
Mackler sostiene también que los “esfuerzos humanitarios” que Cuba lleva a cabo en el exterior son testimonio de “una orientación revolucionaria y socialista que continúa”. Muchas de las intervenciones internacionales de Cuba han sido ciertamente heroicas, especialmente cuando el país envió a África en los años setenta miles de efectivos para ayudar a Angola a defender su recién conquistada independencia de Portugal contra fuerzas locales reaccionarias apoyadas por el imperialismo estadounidense y la Sudáfrica del apartheid. Sin embargo, el objetivo de los estalinistas cubanos no fue nunca ayudar en el derrocamiento del capitalismo en África; su intervención expresaba su apoyo político a los nacionalistas burgueses angoleños a cuyo lado luchaban. Incluso estando en la mira de las armas estadounidenses, la intención de Fidel Castro fue siempre una “détente” [distención] a través del ala “progresista” del imperialismo estadounidense, es decir, el Partido Demócrata.
Mientras los falsos trotskistas como SA se deshacen en elogios a los estalinistas cubanos, en otras partes se unen a las cruzadas anticomunistas por la “democracia” del imperialismo. SA se alió con los peores enemigos de la Revolución Cubana al defender a las fuerzas capitalistas-restauracionistas que se movilizaron contra el estado obrero degenerado soviético en los años ochenta, incluyendo al “sindicato” contrarrevolucionario polaco Solidarność, el favorito del papa Juan Pablo II.
Otros seudosocialistas se oponen al régimen de Castro desde el punto de vista de una virulenta hostilidad anticomunista al estado obrero cubano mismo. Ese es el caso de la estadounidense International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional), los primos desheredados de la tendencia internacional de Tony Cliff. Los cliffistas son conocidos por haber descartado a Cuba, junto con China y todo el antiguo bloque soviético de Europa del Este, como “regímenes capitalistas de estado” que “no tienen nada que ver con el socialismo”.
Escribiendo en la revista Jacobin (22 de diciembre), Samuel Farber, quien publica frecuentemente en la prensa de la ISO, celebró el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos como una “importante conquista del pueblo cubano”. Según Farber, quien seguramente obtiene sus criterios del Departamento de Estado de EE.UU., ese acuerdo “puede mejorar los estándares de vida de los cubanos y ayudar a liberalizar las condiciones de su opresión política y su explotación económica, aunque no necesariamente a democratizarlas”. Para Farber, Cuba no es más que otro estado sujeto a la “explotación” capitalista, aunque difiere de Estados Unidos por su falta de “democracia”.
Los revolucionarios de Estados Unidos tienen un deber especial de defender a Cuba contra la restauración capitalista y del rapaz imperialismo estadounidense. Esto no puede reducirse a la cuestión de preservar la cultura cubana única ni a simplemente bloquear las incursiones de los monopolios imperialistas a la isla. El futuro de las masas cubanas —ligado al de la liberación de cientos de millones de trabajadores de América Latina y vinculado a la lucha por la emancipación de los explotados y los oprimidos en las entrañas del monstruo estadounidense— es una cuestión de clase. Luchamos por forjar un partido obrero revolucionario en Estados Unidos como sección de una Cuarta Internacional trotskista reforjada. Un partido así imbuiría a la multirracial clase obrera estadounidense con el entendimiento de que la defensa de la Revolución Cubana es una parte integral de su propia lucha contra sus gobernantes capitalistas y por la revolución socialista mundial.■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/43/cubana.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.05 18:53 ShaunaDorothy Seudotrotskistas en el campo de la contrarrevolución - Histeria sobre el papel de China en África (Febrero de 2014)

https://archive.is/Hqplf
Espartaco No. 40 Febrero de 2014
En agosto de 2009, la secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton visitó Angola para supervisar un importante acuerdo entre el gobierno del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) y el gigante petrolífero estadounidense Chevron. Clinton aprovechó la ocasión para anunciar un incremento en la inversión estadounidense, que se sumó a una promesa anterior de Washington de construir dos plantas hidroeléctricas. Para el MPLA nacionalista burgués angoleño, estos acuerdos señalaron un cambio en la actitud de los imperialistas estadounidenses. Durante casi 30 años tras alcanzar su independencia de Portugal en 1975, Angola estuvo sumida en una guerra civil devastadora. En prácticamente todo ese periodo, EE.UU. proporcionó apoyo militar y financiero a las fuerzas guerrilleras aliadas con la Sudáfrica del apartheid en su guerra reaccionaria para derrocar al MPLA, que a su vez era respaldado por la Unión Soviética y Cuba. Además, los capitalistas estadounidenses habían mostrado poco interés en invertir en Angola, incluso después de que la guerra concluyera oficialmente en 2002.
La cara amigable que mostró Clinton al gobierno del MPLA servía a un claro propósito. En el año anterior a su visita, Angola se convirtió en el principal socio comercial africano de China, actualmente el más poderoso entre los países en los que el capitalismo fue derrocado. Angola, proveedor de casi quince por ciento del petróleo chino, ya ha sobrepasado a Arabia Saudita como principal exportador de petróleo a China. A cambio, Beijing proporciona préstamos con bajas tasas de interés que han sido utilizados para construir hospitales, escuelas, sistemas de riego y carreteras. China ha cerrado acuerdos similares con varios países, desde Sudán y Argelia hasta Zambia y la República Democrática del Congo, que proveen de petróleo y minerales metálicos a las industrias en expansión de la China continental.
Para EE.UU. y las demás potencias imperialistas, que sufrieron una derrota histórica con la Revolución China de 1949, éstos no son sucesos gratos. La Revolución de 1949, llevada a cabo por un ejército guerrillero campesino dirigido por el Partido Comunista Chino (PCCh) de Mao Zedong, estableció un estado obrero, si bien burocráticamente deformado desde su origen. La creación en los años subsecuentes de una economía centralmente planificada y colectivizada sentó las bases para un progreso social enorme para los obreros, los campesinos, las mujeres y las minorías nacionales. Desde 1949, los imperialistas han buscado el derrocamiento contrarrevolucionario del gobierno del PCCh y el retorno de China a la explotación capitalista desenfrenada. Para conseguirlo, han aplicado amenazas y presión militar, brindado apoyo a los movimientos y a los “disidentes” anticomunistas locales y, desde hace ya más de 30 años, penetrado la economía de la China continental, cortesía de las “reformas de mercado” del régimen del PCCh.
Desde que, hace cinco años, comenzaron a proliferar los acuerdos comerciales y de ayuda entre China y los países africanos, los portavoces del imperialismo sonaron la alarma. Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial, arremetió contra los muy favorables préstamos ofrecidos por los bancos estatales de China, que, según él, no cumplen con los “estándares sociales y ambientales”. ¡Y lo dice uno de los principales arquitectos de las guerras del gobierno de Bush en Irak y Afganistán! Sumándose al coro, y resucitando el estilo de la Guerra Fría antisoviética, el Daily Mail británico exclamó en un encabezado (18 de julio de 2008): “Cómo está haciendo China para tomar el control de África y por qué Occidente debería estar MUY preocupado”.
Esta reacción dio pie a un debate entre los académicos y los funcionarios del gobierno en China sobre el papel de ese país en África, aunque desde luego dentro de los límites de la política establecida por la burocracia estalinista de Beijing. Un artículo titulado “La práctica del concepto diplomático chino de un ‘mundo armonioso’: un análisis de las relaciones sino-africanas durante los años recientes”, de Ge Zhiguo, denuncia con razón las “políticas sistemáticas de Occidente hacia África”, que no sólo “no le han brindado prosperidad y estabilidad a África” sino que también han “ocasionado que muchos países africanos se hundan en el caos y la violencia étnica a largo plazo” (Gaoxiao Sheke Dongtai [Perspectivas de las Ciencias Sociales en la Educación Superior], tercer número en 2007; ésta y otras traducciones son nuestras).
Desde los campos de exterminio del Rey Leopoldo en el Congo Belga hasta los campos de concentración británicos en Kenia y el apoyo estadounidense a la Sudáfrica del apartheid, la historia del imperialismo occidental en África es una larga lista de asesinatos masivos, condiciones de trabajo similares a la esclavitud y brutal represión contra los movimientos independentistas y las luchas obreras. De hecho, los antecedentes de esta barbarie pueden trazarse directamente hasta la esclavización de los africanos en el periodo mercantil del capitalismo temprano. La subyugación imperialista, lejos de modernizar a estas sociedades, ha reforzado el atraso y la miseria. Subrayando que las inversiones de China en África están motivadas por propósitos muy distintos, Ge Zhiguo llama a Beijing a reformar algunas de sus propias políticas para contrarrestar el resentimiento entre los africanos ocasionado por el trato a los trabajadores en las empresas chinas y el debilitamiento de los negocios locales frente a los empresarios chinos.
Como trotskistas, en la Liga Comunista Internacional estamos por la defensa militar incondicional de China contra el imperialismo y la contrarrevolución interna. Defendemos el derecho de China a comerciar para obtener lo que necesita para su desarrollo. Sin embargo, reconocemos que los programas de inversión y ayuda chinos no están orientados por el internacionalismo proletario, sino por los propios intereses nacionales estrechos de la burocracia del PCCh, arraigados en el dogma estalinista de “construir el socialismo en un solo país” y su corolario, la “coexistencia pacífica” con el imperialismo (actualmente conocida como la política de un “mundo armonioso”). En su oposición a la perspectiva de la revolución proletaria internacional, el régimen del PCCh se ha acomodado al imperialismo —incluso, como explicamos más adelante, sumándose a EE.UU. y Sudáfrica en el respaldo de las fuerzas antisoviéticas en Angola— al tiempo que apoya militar y políticamente a los gobernantes burgueses “amigables” en África y otros lugares, quienes reprimen brutalmente a los obreros y a los pobres en el campo y la ciudad.
El papel de China en África es contradictorio, lo que no es más que un reflejo de las contradicciones que asedian a la propia China, un estado obrero burocráticamente deformado en un mundo dominado por el imperialismo. Para defender y extender las conquistas de la Revolución China es necesaria una revolución política proletaria que derroque a la burocracia del PCCh y la remplace con un régimen de democracia obrera comprometido a luchar por el socialismo mundial.
China no es capitalista
En el flanco izquierdo de la campaña antichina de los imperialistas se encuentran “socialistas” como el Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT), dirigido por Peter Taaffe, y el Secretariado Unificado (SU) del fallecido Ernest Mandel. Un artículo del 30 de marzo de 2008 titulado “China en África” escrito por Sozialistische Alternative (SAV), sección alemana del CIT, denuncia a China como “un participante más” en el “juego” de la explotación de los países africanos. La SAV afirma que “China, como otros países imperialistas, sólo busca explotar los recursos y los mercados tan eficazmente como sea posible”. En el sitio International Viewpoint del SU (enero de 2007), Jean Nanga, descrito como un “marxista revolucionario del Congo”, condena de modo similar las supuestas “ambiciones globales” de China como “motivadas por el interés capitalista”.
No es nada sorprendente que el CIT y el SU se hayan sumado a la cruzada anticomunista contra China. Prostituyéndose ante la “democracia” burguesa, el SU y el antecesor del CIT vitorearon a toda clase de contrarrevolucionarios respaldados por los imperialistas en la campaña contra la antigua URSS y los estados obreros deformados de Europa Oriental, por ejemplo, Solidarność en Polonia y la turba reaccionaria de las barricadas de Yeltsin en Moscú en agosto de 1991.
Dirigiendo su estalinofobia contra China, el SU ha promovido “disidentes” proimperialistas como el Premio Nobel de la “Paz” Liu Xiaobo, partidario de las guerras estadounidenses en Vietnam, Irak y Afganistán (ver “Hong Kong: Fake Trotskyists Hail Imperialist Running Dog Liu Xiaobo” [Hong Kong: Falsos trotskistas celebran al mandadero imperialista Liu Xiaobo], WV No. 981, 27 de mayo de 2011). Por su parte, el CIT, como señalaron nuestros camaradas en la Spartacist League/Britain, celebró los disturbios anticomunistas en el Tíbet y ha defendido abiertamente al Taiwán capitalista “democrático”, respaldado desde siempre por los imperialistas de EE.UU. y Japón como una daga dirigida contra la República Popular China (ver “China Is Not Capitalist” [China no es capitalista], Workers Hammer No. 202, primavera de 2008). Peter Taaffe gusta de pontificar que la “transición” hacia el capitalismo completo “aún no ha sido terminada del todo” (“Halfway House” [A mitad del camino], Socialism Today, julio/agosto de 2011). Esto no es más que un poco de cobertura cosmética al apoyo concreto y constante que brinda el CIT a las fuerzas de la contrarrevolución.
El furor sobre el papel de China en África comenzó a incrementarse de lleno en 2006, en respuesta al conflicto de Darfur en el occidente de Sudán, que tuvo como consecuencia una masacre y el desplazamiento de cerca de dos millones de personas. La causa inmediata del conflicto fue el uso por parte del gobierno de Kartoum de las milicias janjaweed, con base entre los musulmanes nómadas, en su guerra contra las guerrillas apoyadas por la población agrícola, también musulmana. En EE.UU., una campaña promovida por derechistas cristianos, sionistas y varios liberales importantes, que exigían la intervención imperialista para “salvar a Darfur”, demonizó a China, que ha hecho inversiones importantes en la producción petrolera de Sudán y mantiene estrechos lazos con el régimen de al-Bashir, proporcionándole equipo militar. Sumándose a esta intriga, el artículo de 2008 del SAV se lamentaba: “El régimen chino, que importa ocho por ciento de su petróleo de Sudán, ha demostrado durante el reciente conflicto que tiene mucho interés en sus ganancias, pero da muchísima menos importancia a la suerte de la población local”.
Cabe señalar que uno de los factores que ha empujado a China a depender cada vez más del petróleo africano fue una campaña salvajemente anticomunista, dirigida fundamentalmente por la burocracia sindical estadounidense, que logró impedir que la Chinese National Offshore Oil Company adquiriera en 2005 a Unocal, con sede en EE.UU. A inicios de ese año, el afiliado estadounidense del CIT, llamado Socialist Alternative, se enlistó en el esfuerzo antichino, firmando conjuntamente un volante que exigía que la Universidad de Harvard retirara sus inversiones de PetroChina, otra petrolera de propiedad estatal, y Unocal.
Puede que las diatribas en contra de China de los liberales y los supuestos socialistas suenen bien en Londres, París u otros centros imperialistas, donde el grueso de la izquierda empuja la mentira de que China es capitalista o está irreversiblemente destinada a serlo. Pero el mensaje no genera tanto entusiasmo en África, donde la ayuda china en la construcción de hospitales, escuelas y demás infraestructura contrasta agudamente con el legado dejado por los verdaderos imperialistas: pobreza extrema, atraso social y guerras étnicas y tribales. La repartición de África entre las potencias europeas en la Conferencia de Berlín de 1884-85 marcó el surgimiento del imperialismo moderno. Como explicó V.I. Lenin en El imperialismo, fase superior del capitalismo (1916), los países industrializados avanzados se veían en la necesidad cada vez mayor de exportar capital a los países más atrasados en busca de materias primas y mano de obra barata. La competencia resultante entre los imperialistas llevó a dos guerras mundiales y numerosas aventuras coloniales, con un costo incalculable en términos de muerte y destrucción.
El que las inversiones chinas en África sirven a un propósito fundamentalmente distinto puede verse en el tipo de valor de las mercancías que generan. Todas las mercancías —desde los productos de la minería hasta los bienes manufacturados— poseen valor de uso (en tanto que objetos de consumo deseables) y valor de cambio (reflejado aproximadamente en los precios del mercado). Bajo el capitalismo, los propietarios de las plantas industriales y demás medios de producción acumulan ganancias contratando mano de obra que produzca bienes con el propósito de incrementar el valor de cambio. Las inversiones de China en el extranjero, financiadas por varios de los bancos estatales, no están impulsadas por la ganancia, sino por la necesidad de materias primas para sus industrias colectivizadas en casa, es decir, para extraer valor de uso.
Un funcionario del Departamento de Estado de EE.UU. llamado Princeton Lyman, que ciertamente no es un marxista, básicamente lo admitió en una presentación de 2005 a la comisión del Congreso estadounidense de relaciones EE.UU./China:
“China utiliza una serie de instrumentos para impulsar sus intereses en formas que las naciones occidentales sólo pueden envidiar. La mayor parte de las inversiones chinas se llevan a cabo a través de compañías estatales, cuyas inversiones no necesitan ser redituables si cumplen con los objetivos generales chinos. De ese modo, el representante de la compañía constructora de propiedad estatal china en Etiopía está en libertad de revelar que Beijing le ordenó rebajar los presupuestos en varias licitaciones, sin importar que dejaran o no ganancias. El objetivo a largo plazo de China en Etiopía está en acceder a futuras inversiones en recursos naturales, no en obtener ganancias en la industria de la construcción”.
El hecho de que China participe en el intercambio comercial global no la hace capitalista o imperialista. Como la inversión china no está motivada por la ganancia capitalista, sus efectos son radicalmente distintos a los que produce la explotación imperialista de los países del Tercer Mundo. Martyn Davies, director de la China Africa Network en la Universidad de Pretoria en Sudáfrica, aclama a los chinos por ser “los principales constructores de infraestructura” en África (“The Next Empire?” [¿El próximo imperio?], Atlantic, mayo de 2010), una perspectiva que encuentra eco en la académica estadounidense Deborah Brautigam y su libro de 2009 The Dragon’s Gift (El regalo del dragón, Oxford University Press), muy favorable al papel de China en África.
Presiones del mercado mundial
La necesidad de importar materia prima se agudizó hace una década, cuando, debido a la tasa galopante de crecimiento, la China continental se mostró incapaz de proporcionar el grueso del petróleo y los metales que necesitaba la industria. Gracias a su política de “volverse global”, para 2009 China importaba ya 52 por ciento de su petróleo y 69 por ciento del hierro.
La situación de China contrasta con la del estado obrero soviético que emergió de la Revolución de Octubre de 1917, dirigida por el Partido Bolchevique. Después del fracaso de las revoluciones proletarias en países europeos más avanzados, especialmente Alemania, una casta burocrática conservadora dirigida por I.V. Stalin usurpó el poder político a partir de 1923-24. A pesar de estar marcada por el atraso heredado del zarismo y los efectos devastadores de la guerra imperialista y civil, la Unión Soviética poseía abundantes cantidades de hierro, petróleo, madera y otras materias primas. Stalin y compañía se sirvieron de ese hecho para argumentar la noción utópica y reaccionaria de que la Rusia soviética podía alcanzar el socialismo por sí misma. Esto arrojó por la borda el entendimiento marxista básico de que alcanzar el socialismo —una sociedad de abundancia material— requiere del poder obrero internacional, sobre todo en los países industrialmente avanzados.
Gracias a su economía planificada, la Unión Soviética atravesó un periodo de crecimiento fenomenal en la década de 1930, mientras el resto del mundo estaba sumido en la Gran Depresión. Sin embargo, usando sólo sus propios recursos y esfuerzos, la URSS no podía alcanzar, ni mucho menos superar, el nivel tecnológico y de productividad de la mano de obra en los países capitalistas avanzados. Décadas de presión económica y militar, combinadas con la mala administración burocrática y las oportunidades revolucionarias que los estalinistas vendieron en todo el mundo, terminaron por debilitar fatalmente al estado obrero soviético, que fue destruido por la contrarrevolución capitalista en 1991-92.
En la secuela de esta catástrofe, la dirección del PCCh condujo un estudio interno para determinar cómo evitar la misma suerte, aferrándose siempre a su programa nacionalista y estalinista del “socialismo con características chinas”. Una de las conclusiones a las que llegó el régimen es que la Unión Soviética había utilizado una cantidad excesiva de recursos propios tratando de competir con los imperialistas militarmente o en otros sectores. De ese modo, decidieron que China, en cambio, expandiría y profundizaría sus lazos con el mercado capitalista mundial. Beijing es un socio tan “confiable” en el mercado mundial, que el economista en jefe en el Banco Mundial, una de las principales instituciones en la imposición de los dictados imperialistas, [era hasta 2012] Justin Yifu Lin, ¡uno de los principales economistas de China!
En su esfuerzo por “volverse global”, Beijing ha incrementado su apoyo a la intervención militar de las Naciones Unidas, una guarida de ladrones imperialistas y sus víctimas, en el Tercer Mundo. Esto representa un cambio en la política que adoptó el PCCh cuando China fue admitida en las Naciones Unidas hace 40 años. Como señala Stefan Stähle en “China’s Shifting Attitude Towards United Nations Peacekeeping Operations” [La actitud cambiante de China hacia las operaciones de paz de las Naciones Unidas] en la publicación académica China Quarterly (septiembre de 2008):
“Al principio, China rechazaba completamente la idea de las misiones de paz de las Naciones Unidas. Beijing consideraba que todas las intervenciones de la ONU estaban manipuladas por las superpotencias, en gran medida porque la propia China había sido el blanco de la primera operación dirigida por EE.UU. que autorizó la ONU, en 1951 [sic, debería ser 1950] durante la Guerra de Corea... Sin embargo, desde que en 1981 China empezó a abrirse al mundo, los diplomáticos chinos han votado a favor de todas las misiones que implicaban tareas tradicionales de pacificación o transiciones controladas”.
En palabras simples, esas “tareas tradicionales de pacificación” no quieren decir más que sangrienta represión e imposición de los dictados imperialistas. China, criminalmente, ha comprometido sus propias fuerzas policiacas y militares a esa clase de “pacificación”, desde Haití hasta Sudán. Como señaló Chris Alden en China in Africa (Zed Books, 2007): “La mayor parte de las fuerzas de paz chinas están, de hecho, ubicadas en África, lo que hace a China el mayor contribuyente entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a las misiones de paz”. Como internacionalistas proletarios, exigimos que China ponga fin a su participación en las misiones militares de la ONU.
Dado que la economía de China sigue creciendo mientras que las de los países imperialistas permanecen estancadas en una depresión aparentemente sin fin —la demostración más reciente de las crisis intrínsecas al sistema de producción basado en las ganancias—, parecería que Beijing ha encontrado un modo de evitar las presiones que llevaron eventualmente al colapso de la Unión Soviética. Esa idea, sin embargo, se basa en nociones completamente falsas: la estabilidad del orden capitalista internacional y la benevolencia de los socios comerciales de China, que dominan el mercado mundial.
En la propia China, el sorprendente crecimiento económico sirve para exacerbar las tensiones sociales y de clase. Particularmente gracias a las “reformas de mercado”, ha sido creada una enorme división entre los funcionarios gubernamentales corruptos, los empresarios capitalistas y los pequeñoburgueses privilegiados, por un lado, y los cientos de millones de proletarios (en compañías privadas y estatales) y de campesinos pobres, por el otro. El año pasado, una oleada de huelgas en fábricas automotrices y otras empresas privadas fue un componente más de lo que el régimen del PCCh llama “incidentes masivos” —paros laborales, asambleas con listas de peticiones, manifestaciones contra la corrupción, etc.—. El número de estos incidentes alcanzó 180 mil en 2010, duplicándose desde 2006.
Tarde o temprano, el régimen estalinista llevará a China a la encrucijada, haciendo inminente la amenaza de la contrarrevolución. Al mismo tiempo, el antagonismo entre la burocracia y las masas trabajadoras chinas está preparando el camino para que una revolución política proletaria derroque al régimen estalinista parasitario. El proletariado chino necesita la dirección de un partido leninista-trotskista que combata a los apóstoles de la contrarrevolución “democrática”, incluidos los que empujan este programa en ropajes “socialistas” o incluso “trotskistas”, y que lleve a la clase obrera a romper con el nacionalismo estalinista. Dirigida por un partido así, una China de consejos obreros y campesinos promovería la revolución proletaria internacionalmente. Bajo el poder obrero, la capacidad industrial y tecnológica de Japón, EE.UU. y Europa Occidental sería canalizada para auxiliar el desarrollo completo de China como parte del orden socialista mundial.
La “no injerencia”: apoyo al dominio burgués
En respuesta a los cargos de “neocolonialismo” chino en África, muchos académicos y portavoces gubernamentales en China señalan la política de Beijing de “no injerencia” en los asuntos internos de otros países. Escribiendo en una publicación académica, Liu Naiya celebraba la ayuda de China hacia los países excoloniales como “un ‘regalo’ para el nacionalismo africano de parte de un país socialista. En otras palabras, es una inversión política racional: una gran demostración de la fraternidad amigable del comunismo internacional” (“Mutual Benefit: The Essence of Sino-African Relations—A Response to the Charge of ‘China’s Neocolonialism in Africa’” [Beneficio mutuo: La esencia de las relaciones sino-africanas. Una respuesta a la acusación de “neocolonialismo chino en África”], Xiya Feizhou [África y Asia Occidental], agosto de 2006).
Los voceros del PCCh gustan de señalar la ayuda y el apoyo diplomático que al inicio brindó China a algunos de los movimientos que lucharon por la independencia contra el dominio colonial. Aunque no hay duda que las inversiones y la ayuda chinas han impulsado el desarrollo de muchos países africanos, esto está muy lejos de ser internacionalismo proletario. Los acuerdos comerciales chinos están acompañados de una “condición política”: la promesa de Beijing de no hacer nada que pueda molestar a sus socios comerciales burgueses. De ese modo, los estalinistas chinos ayudan a apuntalar el orden capitalista que mantiene a las masas de obreros y campesinos africanos en la pobreza más abyecta. La disposición del PCCh a respaldar regímenes reaccionarios burgueses quedó de manifiesto ya desde la Conferencia de Solidaridad Afroasiática de 19551 en Bandung, Indonesia, donde Zhou Enlai expuso los “Cinco principios de la coexistencia pacífica”, que incluían la promesa de no presionar a otros países para que cambiaran sus sistemas económicos. Al mismo tiempo, el régimen de Mao mantenía una política de coexistencia pacífica con Japón, la principal potencia imperialista de Asia, lo que desnuda las supuestas pretensiones “antiimperialistas” de este programa de colaboración de clases.
Un argumento común a favor de la política de Beijing es la construcción del tren entre Tanzania y Zambia por parte de la China de Mao en la primera mitad de la década de 1970. Éste fue un acontecimiento significativo alcanzado gracias a los enormes sacrificios laborales de los obreros chinos. Pero al mismo tiempo, el PCCh apoyó políticamente al régimen de Nyerere en Tanzania, que reprimía las luchas sindicales elementales de los obreros empobrecidos.
De ese modo, los estalinistas chinos dejaban entrever su parentesco político con la burocracia del Kremlin. La ayuda soviética fue esencial en la construcción de la presa de Aswan en Egipto, terminada en 1970. Pero a esta ayuda se sumaron asesores soviéticos militares así como en otras áreas. De hecho, ¡Moscú le proporcionó al régimen bonapartista de Nasser en Egipto equipo militar más avanzado del que le dio a Vietnam del Norte en su heroica lucha contra el imperialismo estadounidense! Mientras tanto, el Partido Comunista de Sudán, alineado con los soviéticos, se subordinó al caudillo nacionalista burgués Nimeiry, traicionando una oportunidad revolucionaria que concluyó con una masacre de comunistas a principios de la década de 1970. Siguiendo el mismo programa de colaboración de clases, el Partido Comunista de Sudáfrica (PCS) ha estado sumergido por más de 80 años en una alianza con el Congreso Nacional Africano (CNA), que hoy en día implica ayudar a imponer los dictados del capitalismo del neoapartheid como parte del gobierno burgués dirigido por el CNA.
Los marxistas revolucionarios reconocemos que un estado obrero puede verse en la necesidad de establecer acuerdos comerciales y diplomáticos con estados capitalistas. Pero esto no debe confundirse con la tarea del partido comunista de dirigir la lucha por la revolución proletaria. En la época de Lenin, el estado obrero soviético firmó el tratado de Rapallo con la Alemania capitalista en 1922, un acuerdo que incluía cooperación militar. Al mismo tiempo, los bolcheviques eran la fuerza dirigente en la Internacional Comunista, luchando por forjar partidos comunistas que pudieran dirigir exitosamente a los obreros, entre ellos los alemanes, a la toma del poder.
Un régimen revolucionario también buscaría utilizar sus activos en el extranjero como un arma de la estrategia proletaria internacionalista. León Trotsky explicó lo anterior en referencia al Ferrocarril Oriental de China, que, aunque había sido construido originalmente por la Rusia zarista para apuntalar su explotación de China, estaba en manos soviéticas como resultado de la Revolución de Octubre. En 1929, dos años después de masacrar a decenas de miles de comunistas y otros combatientes obreros, el régimen de Chiang Kai-shek provocó un conflicto militar con la Unión Soviética, entonces bajo la burocracia estalinista, por el control del tren. En “Defensa de la república soviética y de la Oposición” (septiembre de 1929), Trotsky luchó contra aquéllos que consideraban “imperialista” la política soviética en este sentido. Escribió: “consideramos al Ferrocarril Oriental de China un arma de la revolución mundial, más específicamente de las revoluciones de Rusia y China... Mientras tengamos la posibilidad y las fuerzas suficientes, lo protegeremos del imperialismo para entregarlo a la revolución china victoriosa”.
Más adelante Trotsky explica que el carácter de esta “empresa socialista, su administración y sus condiciones de trabajo, tendrían que permitir un mejoramiento de la economía y el nivel cultural del país atrasado mediante el capital, la tecnología y la experiencia de los estados proletarios más ricos, en beneficio de ambas partes”. Proyectando el modo en que una dictadura proletaria en Gran Bretaña habría de lidiar con las concesiones de los antiguos gobernantes imperialistas en la India, escribió:
“El estado obrero no deberá abandonar las concesiones sino transformarlas en vehículos de la construcción económica de la India y de su futura reconstrucción socialista. Naturalmente, esta política, necesaria también para consolidar el socialismo en Inglaterra, sólo podría realizarse en acuerdo con la vanguardia del proletariado indio y presentándoles ventajas concretas a los campesinos indios”.
La traición antisoviética del PCCh
La perspectiva trazada por Trotsky está diametralmente opuesta al programa nacionalista y antirrevolucionario de los estalinistas chinos. Esto se vio claramente con la alianza criminal que el régimen de Mao forjó con el imperialismo estadounidense en contra de la Unión Soviética, difamada y acusada por los maoístas de ser “socialimperialista” y el “principal enemigo” de los pueblos del mundo.
Uno de los resultados de esta traición fue la devastación de Angola a lo largo de décadas de guerra. Después de obtener su independencia de Portugal en 1975, el país se sumió en una guerra civil entre tres fuerzas guerrilleras nacionalistas, el MPLA, la Unión Nacional por la Independencia Total de Angola (UNITA) y el Frente de Liberación Nacional de Angola (FLNA). Inicialmente, como marxistas, no apoyamos a ninguno de los bandos en conflicto, todos ellos movimientos nacionalistas pequeñoburgueses que aspiraban a consolidar un régimen burgués. Sin embargo, la situación cambió rápidamente.
Auxiliado por la Unión Soviética, el MPLA se hizo del control de la mayor parte de las áreas clave, incluida la capital Luanda, y declaró a Angola una “república popular”. En respuesta, EE.UU. forzó a la UNITA y al FLNA a unificarse y les proporcionó armas, mientras que Sudáfrica y Portugal sumaron centenares de sus propias tropas al esfuerzo por derrocar al MPLA. De ese modo, la guerra civil se transformó en una guerra a distancia entre el imperialismo estadounidense y el estado obrero degenerado soviético. Los marxistas teníamos un lado claro en este conflicto: a favor de la victoria militar del MPLA. La China de Mao, sin embargo, apoyó activamente al FLNA/UNITA financiado por la CIA, llegando incluso a mandar instructores militares para que entrenaran a los asesinos anticomunistas. En testimonio del papel de China, funcionarios estadounidenses señalaron que Washington había logrado ahorros en “el apoyo a los movimientos anticomunistas, porque estábamos contentos de dejarle a los chinos el trabajo en el terreno” (citado en Le Monde, 5 de diciembre de 1975). ¡He ahí la “no injerencia”!
Al tiempo que las tropas sudafricanas dirigían una guerra relámpago contra Luanda, el órgano oficial chino Peking Review (21 de noviembre de 1975) publicó una declaración política de alto nivel condenando la “expansión y la burda interferencia de la Unión Soviética”, ¡rehusándose a mencionar siquiera la invasión por parte de las fuerzas del apartheid! La ayuda soviética, combinada con la subsecuente intervención de las heroicas tropas cubanas, eventualmente logró revertir la situación e hizo retroceder a los títeres imperialistas y su avanzada sudafricana. Pero la guerra civil continuó. Los puentes bombardeados, los caminos rurales y los campos plagados de minas y el colapso casi total de la infraestructura incrementaron enormemente el profundo atraso preexistente del país.
Las masas angoleñas pagaron con sangre la traición de los estalinistas chinos, que posteriormente han sacado ventaja de la miseria de Angola y otros países en el África subsahariana a la que ellos mismos contribuyeron. De manera más importante, con su ayuda material a las fuerzas antisoviéticas respaldadas por el imperialismo, desde el sur de África hasta Afganistán en las décadas de 1970 y 1980, el PCCh contribuyó a la destrucción de la propia URSS, una derrota catastrófica para los obreros y oprimidos de todo el mundo, incluida China.
¡Por el internacionalismo proletario!
Al estar guiada por los intereses nacionales estrechos de la burocracia de Beijing, la inversión extranjera con frecuencia contrapone a las empresas y los administradores chinos con los obreros que emplean. Junto con las minas, las instalaciones petroleras y los proyectos de construcción financiados por China que brotan por toda África, ha salido evidencia de abusos laborales a través de prácticas discriminatorias de contratación, bajos salarios y acciones rompesindicatos abiertas. Un estudio citado por Deborah Brautigam en The Dragon’s Gift encontró que las compañías constructoras chinas en Namibia violaban las leyes del salario mínimo y los requisitos de entrenamiento basados en la “acción afirmativa”, rehusándose además a pagar seguro social y otras prestaciones. Los obreros chinos en África han emprendido sus propias luchas contra el maltrato. Según Brautigam, cuando unos 200 trabajadores chinos de la construcción se fueron a huelga en Guinea Ecuatorial en marzo de 2008, un choque con las fuerzas de seguridad locales dejó un saldo de dos trabajadores muertos.
Un hecho que tanto la prensa burguesa como la de la “izquierda” ignoran casi por completo es que detrás de muchos de los peores ataques en contra de obreros africanos se encuentran los empresarios privados chinos, que, con el beneplácito de Beijing, han logrado colgarse como sanguijuelas del programa de inversión chino. En 2010, dos supervisores chinos en la Collum Coal Mine en Zambia le dispararon a trece trabajadores durante una protesta salarial. El año siguiente, las autoridades de Zambia decidieron no levantar cargos, ocasionando una extendida furia entre los zambianos. La mina, descrita en la prensa como “de propiedad china”, no estaba en manos del estado, sino de un inversionista privado, y era administrada por sus cuatro hermanos menores.
Los marxistas apoyamos a los obreros en lucha por derechos sindicales y por salarios y prestaciones decentes, lo que incluye las luchas contra los administradores chinos. Al mismo tiempo, es necesario combatir a los demagogos nacionalistas y a los falsos dirigentes sindicales que ponen de pretexto los abusos contra los obreros para subirse al vagón anti-China de los imperialistas. Por ejemplo, la federación sindical COSATU en Sudáfrica, parte de la Alianza Tripartita con el CNA y el PCS, denuncia desde hace ya mucho tiempo que la ropa importada de China desplaza a los fabricantes locales.
Esta clase de proteccionismo promueve la mentira de que el proletariado sudafricano (mayoritariamente negro) tiene “intereses nacionales” comunes con la clase capitalista sudafricana (mayoritariamente blanca), y revela la bancarrota de las proclamaciones de solidaridad obrera internacional por parte de los burócratas de la COSATU. Finalmente, alimenta las fuerzas de la contrarrevolución en China, fortaleciendo la mano de los imperialistas, cuyo poderío económico y militar representa un obstáculo formidable a la revolución proletaria en Sudáfrica y otros países. La defensa de China y de los demás estados obreros deformados —Cuba, Corea del Norte, Vietnam y Laos— es de vital importancia para la lucha por un futuro socialista en África, un objetivo en el que la combativa y estratégicamente concentrada clase obrera sudafricana es clave. ¡No pueden obtenerse conquistas nuevas si no se defienden las ya obtenidas!
Los marxistas también deben combatir el chovinismo que permea a la burocracia estatal china y sus representantes en ultramar. Dado que Beijing determina los presupuestos y las fechas de entrega, las compañías chinas frecuentemente emplean a trabajadores de China en lugar de contratar localmente. En defensa de este tipo de prácticas, el gerente general de la China National Overseas Engineering Corporation, de propiedad estatal, declaró: “Los chinos pueden soportar condiciones de trabajo muy intensas. Ésta es una diferencia cultural. Los chinos trabajan hasta terminar y después descansan”. Los obreros zambianos, se quejaba, “son como los británicos”: “Tienen pausas para el té y un montón de días de descanso. Para nuestra compañía constructora esto implica costos mucho mayores” (citado en Chris Alden, China in Africa). Esta clase de comentarios dejan bien claro el nivel de desprecio que sienten los burócratas chinos tanto hacia los trabajadores africanos como hacia los chinos.
Después de heredar las operaciones en el extranjero de las empresas estatales chinas, un gobierno de consejos obreros y campesinos en China haría un esfuerzo especial para contratar y entrenar a los trabajadores locales, con derechos sindicales y salarios y prestaciones superiores a los estándares locales. Un gobierno así también se desharía de los elementos burgueses que han surgido en China como resultado de las “reformas de mercado” y que también han logrado llegar a África. Pero, sobre todo, seguiría el ejemplo del joven estado obrero soviético promoviendo la victoria del poder obrero en todo el planeta. Esa lucha requiere de la dirección de partidos leninistas de vanguardia, y, para lograr esa tarea, la LCI lucha por reforjar la IV Internacional, partido mundial de la revolución socialista.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/40/africa.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.05 18:17 ShaunaDorothy ¡Abajo la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales! ¡Por la liberación de la mujer mediante la revolución socialista! ( 2 - 2 ) (Septiembre de 2013)

https://archive.is/rirsn
La opresión de la mujer, la tradición y la familia
Como administradores de la miseria capitalista del neo-apartheid, el CNA y otros dirigentes de la Alianza idealizan también las sociedades tribales, conciliando y promoviendo, por ejemplo, a los izangoma (médicos brujos) y a otros charlatanes eufemísticamente denominados “sanadores tradicionales”. El desastroso estado del sistema de salud pública —con hospitales públicos crónicamente atestados, cortos de personal y en un estado decrépito, a los que llegar siquiera es una ventaja— significa que, para muchos, los curanderos tradicionales son el único “servicio de salud” al que tendrán acceso jamás. Algunas mujeres acuden a ellos para abortar porque los abortos legales en los hospitales son inaccesibles. Estamos por el derecho de las mujeres al aborto gratuito y seguro para quien lo solicite. En oposición a la “medicina tradicional” muti y otras formas de la denominada “medicina alternativa”, defendemos la ciencia y la medicina científica, y nos oponemos a que los gobiernos subsidien o promuevan de cualquier otra manera a los curanderos tradicionales.
La promoción del atraso tradicionalista por parte del CNA ha tenido resultados desastrosos, como demuestra horripilantemente la política “negacionista del SIDA” del gobierno de Thabo Mbeki (una política que durante años contó con la complicidad de Zuma, segundo de Mbeki hasta 2005, al igual que de los dirigentes del PCS y el COSATU, hasta que finalmente se distanciaron de ésta). Un estudio de la Harvard School of Public Health demostró que unos 330 mil sudafricanos murieron de SIDA entre 2000 y 2005 porque no fue implementado un programa de tratamiento con antirretrovirales (ARV) a tiempo. La miserable ración de ayuda que destinó el sistema imperialista ávido de ganancias a Sudáfrica fue obstruida adicionalmente cuando Mbeki y otros líderes del CNA rechazaron la ciencia médica y bloquearon activamente la implementación de un programa basado en los ARV, promoviendo en cambio a los curanderos tradicionales y otros mercaderes de la muerte que empujan curas herbales y “naturales”. Como el VIH/SIDA es una enfermedad de transmisión sexual, su expansión ha sido impulsada desde siempre por el papel de subordinación de las mujeres. Siempre nos hemos opuesto a la charlatanería “negacionista” y seguimos exigiendo ARV gratuitos para todos los que los necesiten como parte de una lucha por servicios de salud gratuitos y de calidad para todos.
Además de promover la ignorancia y los prejuicios y supersticiones anticientíficos, los curanderos tradicionales son parte de la represiva estructura política que abarca desde el sangoma [chamán] en la comunidad hasta la Cámara de Líderes Tradicionales, parte del estado burgués. Una función primordial de esta estructura represiva es imponer la subordinación de la mujer frente al hombre, a través de la promoción y legitimación de prácticas patriarcales antimujer. Junto con el lobola y el ukuthwala, éstas incluyen pruebas de virginidad y ceremonias de iniciación como el uMemolo, en donde las mujeres jóvenes son enseñadas a servir a los hombres y entrenadas para transmitir la cultura tradicional a la siguiente generación.
Estas atrasadas prácticas tradicionales, remanentes de una cultura agrícola y esclavista, son un factor importante en la legitimación y promoción de la violencia contra las mujeres, que incluye uno de los más altos índices de violaciones reportadas en el mundo. Las mujeres más vulnerables son las que sufren más estas prácticas. Por ejemplo, los matones que practican el ukuthwala generalmente secuestran mujeres huérfanas o provenientes de familias pobres. Como sucede siempre en la sociedad de clases, las tradiciones y la cultura que son defendidas más aguerridamente son aquéllas que le son aceptables y beneficiosas a los ricos.
Fortalecer los tribunales tradicionales significa fortalecer esta represión de las mujeres. En muchos sistemas legales basados en las costumbres, las mujeres africanas tienen como guardianes a sus padres y, después del matrimonio, a sus maridos. No tienen capacidad de contratar nada sin el consentimiento de su guardián y no pueden presentarse en los tribunales sin la asistencia de éste. Están excluidas de los procesos políticos de las tribus y en ocasiones tampoco pueden acceder a la propiedad de la tierra. Tradicionalmente, las mujeres no son incluidas en las negociaciones del lobola: el consentimiento al sexo y otros derechos sexuales no están en manos de las mujeres mismas, sino de los miembros de su familia.
Comúnmente se piensa, de manera errónea, que la subordinación de la mujer al hombre, al igual que la familia patriarcal actual, existen desde siempre. Otra idea equivocada común, particularmente extendida entre los feministas y otros opositores de la opresión de la mujer desde el marco liberal burgués, es que la fuente de esta opresión son simplemente las ideas patriarcales atrasadas (particularmente las de los hombres). Por otro lado, los nacionalistas, en particular, hacen apología de la poligamia forzada, el lobola y otras prácticas antimujer presentándolas de manera idealizada como formas típicamente africanas de demostrar “respeto” entre las familias. Otra justificación para estas cosas argumenta que, dado que las mujeres con frecuencia tienen papeles importantes en las prácticas africanas tradicionales, éstas últimas no pueden resultar opresivas para las mujeres.
Como marxistas entendemos que la opresión de la mujer es material y que la idea de que las mujeres son inferiores a los hombres no es sino un reflejo de esa realidad material. Engels explicó que la opresión de la mujer tiene sus raíces en el desarrollo de la propiedad privada y la división de la sociedad en clases, ambas conectadas con el desarrollo de la familia. Las primeras sociedades humanas vivían una forma de “comunismo primitivo”. Esto significaba que los seres humanos cazaban y recolectaban apenas lo mínimo para sobrevivir y lo compartían de manera equitativa. La división del trabajo entre hombres y mujeres estaba basada en la realidad biológica del cuidado de los niños —es decir, las mujeres eran responsables de gestar y amamantar a los pequeños— y no implicaba un papel subordinado para las mujeres. La división del trabajo entre los sexos era igual y ambos producían para satisfacer sus necesidades vitales. Las funciones del hogar eran una responsabilidad común y colectiva.
Esta igualdad social primitiva desapareció cuando avances como el desarrollo de la agricultura le permitieron a los seres humanos producir más del mínimo para sobrevivir. Este excedente social se convirtió en propiedad de una minoría, formada por hombres, creando las primeras divisiones de clase en la sociedad. Esto llevó al desarrollo de la institución de la familia como un medio para transmitir la propiedad de una generación a otra. También ocasionó el surgimiento del estado, una organización de dominio utilizada por una clase para suprimir a otra.
La familia patriarcal decretó la monogamia para las mujeres, de modo que los hombres pudieran asegurarse que sus descendientes heredarían su propiedad. Esto dio fin a la familia comunal. De ese modo, las funciones de la familia, la crianza de los niños y el trabajo doméstico se volvieron actividades privadas y perdieron su carácter comunal. Las mujeres, confinadas al hogar individual, fueron aisladas de la producción social, que se volvió una esfera masculina. Como escribió Engels en El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884): “El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción”.
¿Cuál es, entonces, el papel de la familia para la gente que no tiene propiedad que transmitir? La familia bajo el capitalismo sirve además para criar a la siguiente generación para que trabaje en el campo, las fábricas y las minas, y para que sirva de carne de cañón en el ejército burgués. Sirve para entrenar a los jóvenes a obedecer a la autoridad, inculca el atraso religioso y actúa en general como freno de la conciencia social. De esta forma, la institución de la familia asegura que sea mantenido el dominio de clase de los capitalistas. La familia es la fuente principal de la opresión de la mujer, así como una unidad económica y social, baluarte de la reacción social junto con la religión organizada. Es, además, la fuente de la discriminación, la persecución legal y otras formas de opresión contra los homosexuales. A pesar de sus leyes liberales en el papel, Sudáfrica está plagada por un virulento fanatismo antigay, con frecuentes reportes de ataques asesinos contra gays y lesbianas, particularmente en los townships y las áreas rurales.
A diferencia de los feministas, que ven la liberación de la mujer exclusivamente como tarea de las mujeres, nosotros entendemos que la lucha por la igualdad de la mujer tiene que ser levantada como parte necesaria de la lucha por liberar a la clase obrera en su conjunto. Esto incluye la lucha por integrar a las mujeres a la producción social. Los sindicatos tienen que luchar por cuidado infantil gratuito disponible las 24 horas para todos; por la extensión de los derechos de licencia por maternidad para las trabajadoras; por anticonceptivos gratuitos y abortos seguros y gratuitos para quien los solicite; y por otras demandas para darle a las mujeres un mayor acceso a trabajos decentes y a la independencia financiera.
Luchar por estas demandas requiere de un combate político para remplazar a los actuales dirigentes sindicales procapitalistas —que, en el caso de los líderes del COSATU, subordinan directamente a la clase obrera a los capitalistas a través del frente popular nacionalista de la Alianza Tripartita— con una dirección clasista. El combate contra los falsos dirigentes procapitalistas en los sindicatos es una parte crucial de la lucha indispensable por forjar un partido revolucionario de vanguardia. Queremos abrir el camino para que las mujeres desempeñen un papel activo y dirigente en la clase obrera, que es la única con el poder social y el interés objetivo de derrocar el sistema capitalista.
La lucha por la liberación de la mujer, especialmente en los países de desarrollo capitalista atrasado como Sudáfrica, puede ser una importante fuerza motriz para la revolución socialista. Sudáfrica nunca experimentó una revolución democrático-burguesa. En cambio, la opresión capitalista fue impuesta por los colonizadores imperialistas sobre la estructura de las sociedades precapitalistas, dejando en su lugar y reforzando todo el atraso acumulado en esas sociedades, particularmente la brutal opresión de la mujer. Nos oponemos al “relativismo cultural” de los nacionalistas y otros que buscan justificar en nombre de la tradición prácticas barbáricas antimujer como la mutilación genital femenina y el matrimonio por secuestro, y buscamos poner fin a esas prácticas. No hay nada excepcionalmente africano en esas prácticas: por ejemplo, el lobola es una versión del precio de novia, practicado en sociedades de Asia y Europa en distintos periodos, y aun hoy en países como Afganistán.
Luchamos por la emancipación de la mujer a través de la revolución socialista. Buscamos deshacernos de la institución de la familia, fuente de la opresión de la mujer. Las funciones de la familia —el cuidado de los niños, el trabajo doméstico, etc.— no pueden ser simplemente abolidas, tienen que ser remplazadas por instituciones sociales. En una sociedad socialista, el estado obrero buscaría proporcionar cuidado infantil gratuito 24 horas al día, siete días a la semana, fácilmente accesible en casa o el trabajo, cocinas y lavanderías comunales y otras medidas que liberarían a las mujeres de la esclavitud doméstica y les permitirían participar en todos los niveles de la sociedad. Esto no es posible más que sobre la base de una economía socialista planificada, en la que la producción sea liberada de la anarquía y la irracionalidad, y sea organizada y operada para satisfacer las necesidades humanas y no la sed de ganancias.
“La revolución por etapas”: Traición contra las mujeres y el socialismo
El Partido Comunista de Sudáfrica dice oponerse a la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales. El año pasado, los delegados al XIII Congreso Nacional del Partido votaron por rechazarla categóricamente, tan sólo unos meses después de que el Comité Central del PCS emitiera una comedida declaración que llamaba a “discutirla más” y argumentaba: “Hay aspectos del sistema de Tribunales Tradicionales que son progresistas y deberían ser mantenidos, pero los aspectos que están en conflicto con los objetivos no sexistas, democráticos y de construcción de la nación de la Revolución Democrática Nacional deberían ser rechazados”. No es para sorprenderse, sin embargo, que nada de esto parece haber causado disturbio alguno en la armoniosa relación entre los dirigentes del PCS y el gobierno capitalista que busca aprobar la reaccionaria propuesta de ley —un gobierno del que son una parte prominente—. Por citar sólo un ejemplo, Yunus Carrim, miembro del politburó del PCS, es el asistente del ministro en el Departamento de Administración Corporativa y Asuntos Tradicionales, ¡precisamente el ministerio responsable de la propuesta de ley!
Los dirigentes del PCS tienen una larga historia de traicionar los intereses de la clase obrera en nombre del esquema menchevique/estalinista de la “revolución por etapas”, conocido en Sudáfrica como la “Revolución Democrática Nacional” (RDN). De acuerdo con este esquema, que sirve como justificación ideológica para la alianza histórica y la compenetración con el CNA, las condiciones actuales no están lo suficientemente maduras para el socialismo. Por eso, primero debe venir un bloque político con los nacionalistas burgueses “progresistas”. Después, en un futuro siempre lejano y jamás especificado, esto conducirá al socialismo. A través de la historia, la “segunda etapa” siempre ha sido en realidad el asesinato de los obreros y los comunistas a manos de los nacionalistas burgueses.
En 1964, el líder histórico del PCS Govan Mbeki escribió bonitas palabras denunciando a los líderes tradicionales: “Si los africanos han tenido jefes, es simplemente porque todas las sociedades humanas los han tenido en un punto u otro. Pero cuando un pueblo se ha desarrollado a tal grado que descarta a los jefes tribales, cuando su desarrollo social contradice la necesidad de una institución así, entonces obligarlo a mantenerla no es liberación sino esclavitud” (The Peasants’ Revolt [La revuelta de los campesinos]). Sin embargo, en nombre de la alianza de colaboración de clases con los nacionalistas “progresistas” del CNA, los dirigentes del PCS aceptaron toda clase de conciliaciones grotescas con los jefes tribales y aun ahora se encuentran entre los apologistas más rastreros del gobierno de la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales.
Para avanzar en su lucha, la clase obrera debe romper con la Alianza Tripartita y con la política reformista de colaboración de clases presentada bajo el nombre de Revolución Democrática Nacional. En oposición al esquema de la “revolución por etapas”, Spartacist/South Africa, sección de la Liga Comunista Internacional, está por el programa y la perspectiva de la revolución permanente desarrollados por el dirigente bolchevique León Trotsky. Ésta sostiene que, en los países de desarrollo capitalista atrasado, las tareas democráticas inconclusas, asociadas históricamente con las revoluciones burguesas, sólo pueden ser llevadas a cabo con la llegada al poder de la clase obrera. Una vez en el poder, la clase obrera deberá luchar por extender la revolución a los países capitalistas avanzados para asegurar la construcción exitosa del socialismo.
Sudáfrica es un caso particularmente dramático de la aplicabilidad de la revolución permanente de Trotsky: una sociedad única, en la que la colonización europea creó una fuerte superposición de las cuestiones raciales y de clase a través de la brutal superexplotación y supresión de la mayoría negra. Para enfatizar la conexión intrínseca entre la revolución socialista y la liberación nacional para la mayoría negra, y para combatir el dominio de la ideología nacionalista, lanzamos el llamado por un gobierno obrero centrado en los negros como una concretización de la revolución permanente. Un gobierno obrero centrado en los negros unificaría a los distintos grupos tribales y lingüísticos y le daría un papel activo y completos derechos democráticos a las minorías de color (coloured) e india, al igual que a los blancos que acepten un gobierno basado centralmente en los obreros negros.
Las medidas necesarias para desmantelar el racista sistema de trabajadores migrantes y para liberar a las mujeres de la esclavitud doméstica subrayan la necesidad vital de una perspectiva internacionalista. El desarrollo de las áreas rurales, los programas para proporcionar vivienda y cuidado infantil para todos, etc., todo ello dependerá para su éxito de la conexión con una economía socialista planificada internacional, lo que implica la extensión de la revolución socialista a los países capitalistas avanzados (imperialistas) en Norteamérica, Europa Occidental y Japón. En la lucha por este objetivo, buscamos construir un partido leninista revolucionario de vanguardia de la clase obrera que defenderá la causa de las masas urbanas ampliamente desempleadas, los sin tierra, los inmigrantes, las mujeres, los trabajadores agrícolas y todos los demás oprimidos bajo el capitalismo del neoapartheid.
¡Por nuevas revoluciones de Octubre!
Las mujeres negras desempeñaron un papel heroico en la lucha contra el apartheid, pero como esa lucha estaba dominada políticamente por el nacionalismo burgués, la liberación que ansiaban nunca llegó. Nuestro modelo positivo en la lucha por la liberación de la mujer es el Partido Bolchevique de Lenin y Trotsky. La Revolución de Octubre de 1917, dirigida por los bolcheviques, fue una confirmación dramática de la teoría de Trotsky de la revolución permanente. El gobierno revolucionario del joven estado obrero luchó por llevar a cabo el programa marxista para la liberación de la mujer. Inmediatamente removieron todas las trabas a la igualdad legal, otorgando a las mujeres el derecho al voto, rompiendo el control de la iglesia sobre el matrimonio y el divorcio y haciendo de éstos simples asuntos del registro civil. Los bolcheviques legalizaron el aborto, abrieron escuelas para alfabetizar a las niñas, prohibieron la discriminación contra los homosexuales y abolieron el concepto de los niños ilegítimos nacidos fuera del matrimonio.
Pero como explicó Lenin, estos cambios legales son sólo el primer paso en la liberación de la mujer. El segundo paso, más complicado, es sentar las bases materiales necesarias para remplazar en los hechos las funciones sociales de la familia y liberar a las mujeres del arduo trabajo doméstico. Los bolcheviques lucharon, pese a la escasez de recursos, para proporcionar servicios domésticos socializados a gran escala como un primer paso (ver “La Revolución Rusa y la emancipación de la mujer”, Spartacist (Edición en español) No. 34, noviembre de 2006, para una presentación más amplia de lo que hicieron los bolcheviques). Sin embargo, Rusia era un país capitalista atrasado y después de la revolución, el joven estado obrero estaba económicamente devastado, aislado y rodeado de potencias imperialistas hostiles. Lenin y Trotsky entendían que la clave para construir el socialismo en Rusia era la extensión internacional de la revolución obrera a los países capitalistas más avanzados, particularmente Alemania.
Esta perspectiva internacionalista revolucionaria fue más tarde pisoteada por una casta burocrática conservadora y nacionalmente estrecha, representada por Stalin, que llegó al poder a través de una contrarrevolución política e impulsó el programa utópico antimarxista del “socialismo en un solo país”. A pesar de la degeneración burocrática subsecuente y del mal gobierno estalinista, las conquistas obtenidas por el estado obrero soviético fueron enormes, especialmente para las mujeres. Los trotskistas defendimos a la Unión Soviética contra el imperialismo y la contrarrevolución capitalista, y luchamos por la revolución política proletaria para derrocar a la burocracia y regresar al estado obrero al camino de Lenin y Trotsky. Ésta es nuestra perspectiva hacia los estados obreros deformados que quedan hoy en día: China, Cuba, Laos, Corea del Norte y Vietnam.
Uno de los lugares en los que la Revolución Rusa tuvo un profundo impacto sobre las condiciones de la mujer fue el Asia Central soviética. En la época de la Revolución de Octubre, esta región era incluso más atrasada que Rusia, teniendo todavía un modo precapitalista de producción y marcada por la opresión de la mujer bajo la ley tradicional islámica. Los bolcheviques emprendieron trabajo sistemático entre estas mujeres, buscando ganarlas como aliadas y demostrar el potencial liberador del programa comunista a los pueblos de Oriente. Esto fue capturado por Trotsky en un discurso dado en abril de 1924, en celebración del tercer aniversario de la fundación de la Universidad Comunista para los Trabajadores de Oriente en Moscú:
“El sentido, la fuerza y la esencia del bolchevismo yacen en que se dirige no a los jefes obreros sino a la plebe, a los de abajo, a los millones y a los más oprimidos de los oprimidos... Esto, además, quiere decir que la mujer oriental, que es la más paralizada en su vida, sus hábitos y su creatividad, la esclava de los esclavos, que ella, habiéndose quitado el manto ante las exigencias de las nuevas relaciones económicas, se sentirá súbitamente libre de cualquier clase de puntal religioso; tendrá una sed apasionada de obtener nuevas ideas y una nueva conciencia para apreciar su nueva posición en la sociedad. Y no habrá mejor comunista en Oriente, ni mejor combatiente por las ideas de la revolución y del comunismo, que la mujer obrera que ha despertado (aplausos)”.
—“El comunismo y las mujeres de Oriente”, reimpreso en Spartacist (Edición en español) No. 35, agosto de 2008
Nosotros luchamos, en ese espíritu, por construir el partido revolucionario internacionalista necesario para conquistar nuevos Octubres aquí y alrededor del mundo.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/39/tribunales.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.05 18:17 ShaunaDorothy ¡Abajo la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales! ¡Por la liberación de la mujer mediante la revolución socialista! (1-2) (Septiembre de 2013)

https://archive.is/rirsn
Espartaco No. 39 Septiembre de 2013
Traducido de Spartacist South Africa No. 9 (invierno de 2013), publicación de la sección sudafricana de la Liga Comunista Internacional.
En diciembre de 2011, el gobierno presentó una nueva Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales. Esta ley otorgaría a los dirigentes tradicionales, encabezados por los jefes tribales, un poder legal sin frenos sobre 17 millones de habitantes negros de las áreas rurales, balcanizadas en torno al origen tribal sobre las mismas líneas promovidas durante el apartheid. Los jefes adquirirían el poder adicional de crear leyes, juzgar casos y dictar castigos —incluyendo desalojos y trabajo forzado sin paga—, frecuentemente sin posibilidad de apelación.
Las mujeres negras, las “esclavas de los esclavos”, son las que tienen más que perder con esta propuesta de ley, que se sumaría al sufrimiento causado por la abrumadora pobreza y la triple opresión. Las atrasadas prácticas tradicionales que oprimen a la mujer son muy extendidas: desde el lobola [precio de novia], la poligamia forzada y el ukuthwala (matromonio por rapto), hasta las pruebas de virginidad, todas ellas reforzadas por los líderes tradicionales. Con frecuencia, las mujeres no tienen el derecho de representarse a sí mismas en los tribunales tradicionales. En cambio, se les obliga a ser representadas por sus maridos u otros hombres de su familia.
Después de que el parlamento burgués discutió la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales a finales de 2012, el Congreso Nacional Africano (CNA) y el gobierno esparcieron la falsa idea de que la propuesta había sido retirada. Este método es frecuentemente utilizado para apaciguar la rabia en contra de las nuevas leyes que resultan particularmente impopulares (trucos similares fueron utilizados con la Propuesta de Ley para la Protección de la Información del Estado, que ya ha sido aprobada). La verdad es que la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales está actualmente siendo analizada por los gobiernos provinciales y aprobarla sigue siendo sin duda uno de los objetivos del gobierno de la Alianza Tripartita del CNA, el Partido Comunista de Sudáfrica (PCS) y el Congreso de Sindicatos Sudafricanos (COSATU).
La propuesta de ley es parte del recrudecimiento de la represión estatal en respuesta al creciente descontento social. Para administrar el sistema capitalista del neoapartheid, los dirigentes de la Alianza se vieron obligados a recurrir a las mismas armas utilizadas por sus propios carniceros durante el apartheid. El gobierno encabezado por el presidente Jacob Zuma, en particular, ha optado por exacerbar los venenosos sentimientos tribales y el chovinismo contra los inmigrantes, refinando al mismo tiempo las herramientas más represivas del estado: masacres de huelguistas, brutalidad policiaca, estados de emergencia de facto, etc. El fortalecimiento de los jefes, de las divisiones tribales y de las atrasadas tradiciones es parte del paquete del dominio del neoapartheid.
La propuesta de ley también subraya una lección fundamental: las luchas de liberación nacional encabezadas por nacionalistas burgueses y pequeñoburgueses son incapaces de garantizar derechos reales y duraderos para las mujeres. A lo largo de sus 101 años de historia, el programa y la política del CNA han estado guiados por el objetivo de engendrar una capa de capitalistas negros que pudiera participar en la explotación de “su propio pueblo” —una tarea que no querían dejar exclusivamente en las manos de los capitalistas blancos y extranjeros—. La interpenetración de los líderes del CNA con los jefes tribales y otros dirigentes tradicionales ha sido una parte integral de su programa, así como una indicación clara de que este partido representa al enemigo de clase de la liberación de los obreros, las mujeres y la mayoría negra oprimida en general.
Basta con ver el caso de Mandla Mandela, nieto de Nelson Mandela y miembro del CNA en el parlamento. Como jefe del consejo tradicional de Mvezo en la provincia de Eastern Cape se ha vuelto notorio por utilizar su puesto para enriquecer a su familia y suprimir críticas y desafíos, al tiempo que promueve el atraso más terrible para apuntalar su régimen despótico. En 2010, por ejemplo, defendió oficialmente la bárbara práctica “cultural” de secuestrar mujeres (particularmente las jóvenes) conocida como ukuthwala, declarando frente a un comité parlamentario sobre el desarrollo rural y la reforma agraria que: “para que una mujer sea desposada a través del ukuthwala, el proceso no tiene nada que ver con la edad. Si quieren discutir sobre la cultura, no traten siquiera de mencionar nociones blancas porque eso pondría todo de cabeza”. En 2011, tres de los “súbditos” de Mandela en Mvezo lo llevaron a juicio después de que ordenó que fueran desalojados de su tierra ancestral, en la que enterraban a sus muertos, para dar paso a que los desarrolladores capitalistas construyeran un hotel y un estadio.
La ideología nacionalista burguesa ha relegado siempre a las mujeres al papel de “productoras de bebés” y sirvientes de los hombres. Los capitalistas y sus lacayos son enemigos de la liberación de la mujer. Como marxistas revolucionarios, ateos y combatientes por la liberación de la mujer, nos oponemos fervientemente a la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales y tratamos de unir la lucha contra esta propuesta reaccionaria con la lucha necesaria más amplia en contra del sistema capitalista de explotación entero. La lucha por la liberación de la mujer es inseparable de la lucha por la revolución socialista, y ambas requieren un combate por que la clase obrera rompa con la influencia del nacionalismo burgués en el proceso de forjar un partido leninista que actúe como tribuno del pueblo. La clase obrera en su conjunto tiene un interés vital en detener esta reaccionaria propuesta de ley, que también será utilizada para sofocar aún más cualquier lucha en contra del régimen del neoapartheid.
Los jefes tribales: Herramientas de la racista opresión capitalista
La vida para las masas negras en los antiguos bantustanes es un infierno, particularmente para las mujeres; los dirigentes tradicionales desempeñan un papel central en imponer esta miseria y mantener a la población a raya. Estudios realizados por el Rural Women’s Movement [Movimiento de Mujeres Rurales] han descubierto casos en pueblos rurales de KwaZulu-Natal en los que los padres de mujeres embarazadas fuera del matrimonio son obligados a pagar multas a los jefes tribales de hasta mil rands o una vaca. Cuando no se pagan las multas, los jefes tribales les quitan a las familias el “derecho” de enterrar a sus seres queridos. Hay un desenfreno de abusos despóticos de todo tipo, incluida la continua imposición de “impuestos” arbitrarios para financiar el estilo de vida parasitario de los dirigentes tradicionales.
Una de las prácticas más brutalmente opresivas y atrasadas llevadas a cabo contra las mujeres en nombre de la tradición es la mutilación genital femenina (MGF), también conocida como la circuncisión femenina. Frecuentemente acompaña a la circuncisión masculina en sociedades donde la cultura busca marcar una aguda distinción entre sexos/géneros cuando los niños alcanzan la pubertad, y continúa siendo practicada en partes de la Sudáfrica rural, aunque el gobierno no reconoce su existencia. La MGF es un crimen horrendo contra las mujeres, que debe ser rechazado de forma categórica e incondicional. En contraste, la circuncisión masculina, cuando es realizada bajo condiciones médicas adecuadas, deja deformaciones infinitamente menos serias. Sin embargo, decenas de niños sudafricanos mueren cada año como resultado de circuncisiones mal realizadas en las escuelas de iniciación tradicionales. Esto subraya la férrea hostilidad de los líderes tradicionales a los avances tecnológicos occidentales en la medicina y la poca importancia que le dan a la vida de los negros. En mayo de este año, más de 20 niños murieron en tan sólo una semana en la provincia de Mpumalanga. La ministro provincial de “salud” Matshego Dlamini, del CNA, ¡justificó grotescamente esta situación y explicó su negativa a intervenir al decir: “Esta es una tradición; como mujer, yo no puedo ir. Muertos o no, es una tradición”!
El puesto de jefe tribal es bastión de la reacción, remanente de una sociedad precapitalista, que sobrevivió gracias a la amplia colaboración con los antiguos gobernantes coloniales y del apartheid. A lo largo del sur de África, los jefes luchan a capa y espada para negarle a las mujeres el derecho al aborto y otros derechos democráticos esenciales. Entre los jefes tribales y el gobierno del CNA hay una interpenetración importante. Esto ayuda a los jefes a incrementar su poder y riqueza, y éstos, a su vez, desempeñan un papel muy importante reprimiendo a la población rural negra y llevándola como ganado a votar por el CNA.
En un discurso de 2012 en la Cámara Nacional de Líderes Tradicionales en defensa de la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales, Zuma arremetió contra los intelectuales negros que han criticado la propuesta: “Hay africanos que se han vuelto muy listos y toman una posición (en la que) se vuelven de lo más elocuentes criticándose a sí mismos por sus tradiciones y todo lo demás”. Zuma, cuyo gobierno había masacrado 34 mineros negros en huelga tan sólo unos meses atrás para defender las ganancias de la británica Lonmin Platinum, continuó demagógicamente: “Resolvamos los problemas africanos a la manera africana, no a la manera del hombre blanco”. De hecho, la Propuesta de Ley sobre los Tribunales Tradicionales le debe mucho a la tradición de los gobernantes blancos —desde los imperialistas británicos en el periodo colonial hasta los nacionalistas afrikaner durante el apartheid— que aprovecharon y reforzaron los aspectos más retrógrados de la cultura tribal y tradicional para apuntalar sus regímenes y acumular ganancias gracias al sudor y la sangre de las masas negras.
Un ejemplo perfecto es la Ley de Administración Nativa de 1927, que creó tribunales supremos, civiles, de divorcio y de apelación bajo control de los jefes y líderes tribales, reforzando e imponiendo divisiones tribales sobre la población negra. Esa ley codificó el estatus de menor de edad asignado a las mujeres por las costumbres tradicionales, decretando: “Una mujer negra...que forma parte de una unión tradicional y que vive con su marido será considerada una menor y su marido será considerado su guardián”. Esta ley fue parte de una serie implementada por los gobernantes británicos en su campaña por arraigar el sistema de trabajadores migrantes: la Ley de Amos y Sirvientes, las Leyes de Tierras Nativas a partir de 1913, la Ley de Áreas Urbanas y diversas Leyes de Pases e Impuestos Comunitarios, utilizadas todas para arrebatarle a los negros su tierra y crear una fuente de mano de obra negra barata y sin derechos.
Después de llegar al poder en las elecciones de 1948, el gobierno del Partido Nacional refinaría este sistema racista y lo llevaría a nuevos extremos bajo el apartheid. Como señala “‘One Chief, one vote’: The revival of traditional authorities in post-apartheid South Africa” (“Un jefe, un voto”: el resurgimiento de las autoridades tradicionales en la Sudáfrica del postapartheid, African Affairs, 1997): “Las reservas africanas en el campo desempeñaron un papel crucial en los intentos del gobierno por establecer un control más estrecho sobre la mano de obra africana... En los pueblos africanos, la administración de los pases y de las oficinas laborales, donde había que renovar anualmente los permisos, era responsabilidad del jefe tribal”.
El sistema de trabajadores migrantes era el corazón del apartheid: los negros sudafricanos fueron reducidos al nivel de extranjeros desposeídos en su propio país y los estados negros vecinos a colonias laborales para las minas, las fábricas y las granjas de Sudáfrica. Miles de obreros, mutilados de por vida mientras trabajaban para la clase dominante blanca, eran arrojados de vuelta a los bantustanes. La peor parte de este sistema se la llevaban las mujeres relegadas a las “patrias”, sumergidas en niveles inenarrables de pobreza.
El sistema de trabajadores migrantes y la superexplotación de la fuerza de trabajo mayoritariamente negra siguen en la base del sistema capitalista de la “nueva Sudáfrica”, sólo que ahora la Alianza Tripartita dirigida por el CNA es la que desempeña el papel de supervisor negro al servicio de la clase dominante, que sigue siendo predominantemente blanca. Este hecho, así como el papel de los dirigentes tradicionales en este sistema, fue subrayado por David van Wyk, un investigador de la Bench Marks Foundation que señaló en entrevista con Amandla! (septiembre de 2012): “Un gerente de personal de Angloplats me dijo que están utilizando concejales y jefes locales como encargados de reclutamiento. Una mujer me dice que fue a cinco entrevistas y en todas le pidieron sexo, y en todas se negó y en ninguna obtuvo el trabajo. [Es como] lo que decían de la Kenya post-colonial, que ‘los contratos son firmados sobre los muslos de las mujeres’”.
Como comunistas, buscamos erradicar el sistema inherentemente racista de trabajadores migrantes. Esto implicaría, por una parte, inversiones masivas para promover el desarrollo económico y social de las áreas rurales aquí y en los países vecinos. También implicaría un importante programa para proporcionar vivienda accesible y de calidad para todos en las ciudades y otras áreas en las que la industria actualmente está concentrada, incluidas viviendas decentes para que los trabajadores y sus familias vivan cómodamente. Los capitalistas y su gobierno no van a hacer nada por el estilo, porque no sirve a sus intereses de clase. Lo que se necesita es un gobierno obrero centrado en los negros, parte de una federación socialista del sur de África, para construir una economía socialista planificada en la que la producción esté organizada para servir a los intereses de la mayoría y no a las ganancias de una minoría asquerosamente rica.
Los dirigentes del COSATU nunca han combatido en lo fundamental el sistema de trabajadores migrantes o su contraparte, el “servicio doméstico” en Sudáfrica para las mujeres africanas que han logrado salir de la desolación de las áreas rurales. No es accidental; al contrario, es la conclusión lógica de su traicionera política de colaboración de clases, que ata a la clase obrera al CNA nacionalista burgués a través de la Alianza Tripartita. En la lucha contra el sistema de trabajadores migrantes es indispensable combatir políticamente a los jefes sindicales colaboracionistas de clase.
La erradicación del sistema de trabajadores migrantes está también íntimamente relacionada con la cuestión de la tierra, un tema candente al centro de la desposesión de la mayoría no blanca. A un siglo de la Ley de Tierras Nativas de 1913, la minoría blanca todavía posee más del 70 por ciento de la tierra rural arable y de la urbana. Nosotros luchamos por la expropiación de las grandes granjas en manos blancas y por su transformación en granjas colectivas y estatales bajo dominio obrero. Gran parte de la tierra restante en las áreas rurales está ahora bajo control de los jefes tribales, como resultado de la Ley de Derechos sobre la Tierra Comunitaria de 2004, que les otorgó control sobre la tierra de sus súbditos. Un gobierno obrero centrado en los negros pondría fin a los privilegios y el poder de estos déspotas rurales.
Durante la fundación en 1912 del CNA (llamado inicialmente Congreso Nacional Nativo de Sudáfrica), un número considerable de delegados eran jefes tribales, lo que llevó a la creación de una “Cámara Alta” para acomodar a los líderes tradicionales que se habían unido a la organización. Junto con los intelectuales, los abogados y otros representantes de la pequeña burguesía negra que formó el CNA, los jefes tribales tenían como principal objetivo rogar a los gobernantes coloniales británicos que les dieran la posición privilegiada de aristocracia negra dentro del sistema de dominio capitalista blanco. Por ejemplo, durante su fundación en 1912, ¡el CNA trazó como uno de sus cinco objetivos básicos “promover el entendimiento entre los jefes, lealtad a la corona británica y a todas las autoridades legales y promover el entendimiento entre los sudafricanos blancos y negros”!
Posteriormente, el CNA adoptaría una fachada más populista para atraer el apoyo de las masas, ejemplificada por el Freedom Charter [Carta de la Libertad] de 1955, un programa populista burgués. Esto se debió en gran medida a la negativa por parte de los gobernantes blancos de conceder siquiera las concesiones más limitadas, incrementando en cambio la represión contra cualquier forma de actividad política negra independiente, incluyendo, para inicios de la década de 1960, declarar al CNA y otras organizaciones nacionalistas negras como ilegales. Al mismo tiempo, los gobernantes del apartheid buscaron cooptar a los jefes tribales y utilizarlos para vigilar a la población negra a través del odiado sistema de los bantustanes. En su enorme mayoría, los jefes colaboraron voluntariamente, un hecho que produjo considerable hostilidad contra los jefes entre las bases del movimiento del Congreso dirigido por el CNA y otras alas del movimiento contra el apartheid.
Algunas de las expresiones más agudas de esta hostilidad tuvieron lugar en la década de 1980, al tiempo que huelgas masivas de sindicatos negros y revueltas en los townships sacudían al país. Sin embargo, los llamados de los dirigentes del CNA a “hacer ingobernable el país” nunca tuvieron como objetivo lanzar una lucha para derrocar a los odiados gobernantes del apartheid; por el contrario, los dirigentes nacionalistas estaban explotando cínicamente la combatividad de las masas para intentar presionar a los gobernantes blancos a negociar un acuerdo. Al mismo tiempo, buscaron restablecer los lazos con los líderes tradicionales que habían colaborado con el gobierno del Partido Nacional, intentando proporcionarles credenciales “liberadoras” a través de la creación de una mitología sobre la resistencia de los líderes tribales al apartheid. En 1987, el CNA lanzó CONTRALESA (Congreso de Líderes Tradicionales) como una organización de jefes tribales “progresistas”, anunciada como “los jefes de vuelta entre el pueblo”. Desde que llegó al poder en 1994 tras el acuerdo con los gobernantes blancos, el gobierno de la Alianza Tripartita ha estado a cargo de administrar el mismo sistema de extracción de ganancias de antes. Simplemente heredaron las estructuras que existían bajo el apartheid.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/39/tribunales.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.05 18:00 ShaunaDorothy El dictador de los escuadrones de la muerte de Reagan en Guatemala - Ríos Montt, asesino de masas (Septiembre de 2013)

https://archive.is/Akt5V
Espartaco No. 39 Septiembre de 2013
El dictador de los escuadrones de la muerte de Reagan en Guatemala
Ríos Montt, asesino de masas
El siguiente artículo ha sido traducido de Workers Vanguard No. 1026 (14 de junio de 2013).
Efraín Ríos Montt llegó al poder como el hombre fuerte de Guatemala en un golpe militar en marzo de 1982, tras derrocar a otro dictador sangriento, y a su vez fue derrocado en un golpe semejante en agosto de 1983. Durante ese periodo breve, condujo algunos de los crímenes más horripilantes contra los trabajadores y los campesinos, especialmente contra los indígenas mayas-ixiles, llevados a cabo durante una guerra civil que duró 36 años y que enfrentó a dictadores apoyados por EE.UU. con una insurrección guerrillera de izquierda. Según cifras oficiales, hubo más de 200 mil muertos y 45 mil más “desaparecidos” durante la guerra civil, de una población de unos 8 a 10 millones. Como mencionamos el mes pasado, un tribunal guatemalteco declaró culpable de genocidio y otros crímenes contra la humanidad a Ríos Montt (véase “U.S. Machinery of Torture” [La maquinaria estadounidense de tortura] WV No. 1024, 17 de mayo). Posteriormente, sin embargo, un tribunal constitucional de mayor instancia anuló la sentencia por un tecnicismo, y puede que un nuevo juicio no comience hasta abril de 2014, si es que hay un nuevo juicio.
La matanza en Guatemala fue plenamente apoyada por los gobernantes de Estados Unidos mientras lanzaban la Segunda Guerra Fría a finales de los años setenta y a principios de los ochenta contra la Unión Soviética. Washington también apoyó el régimen de escuadrones de la muerte en El Salvador mientras éste combatía una insurgencia izquierdista, y armó y entrenó a los reaccionarios contras que luchaban para derrocar al gobierno sandinista en Nicaragua.
Independientemente del resultado final del juicio de Ríos Montt, la letanía de horrores relatada por los sobrevivientes de la matanza que él supervisó obliga al veredicto de la historia. El New York Times (27 de marzo) informó:
“Uno de los testigos era un hombre que habló de cómo el ejército guatemalteco bajo el Sr. Ríos Montt mató a su esposa y a sus dos hijos, dándole un machetazo en el rostro a su hijo de cinco años y rompiendo la cabeza de su bebé. Otro describió cómo su hermana embarazada fue atada a una estaca y quemada viva, junto con su hijo y otros seis niños. Uno de los testigos, Nicolás Brito, dijo que había visto a unos soldados quitarles el corazón a las víctimas y apilarlos en una mesa”.
Varias mujeres declararon sobre las violaciones masivas que sufrieron. Una afirmó que había sido violada —tenía doce años en ese entonces— después de ser obligada a observar como violaban a su madre, quien murió. Muchos testigos hablaron en idioma ixil, ya que no hablan español.
El New Yorker (“The Maya Genocide Trial” [El juicio por el genocidio maya], 3 de mayo) informó:
“Hubo recuentos desgarradores de ataques militares en pueblos ixiles con nombres como Xesayi, Chel y Tu B’aj Sujsiban; del asesinato de las personas ancianas cuando eran demasiado viejas para huir; de los bebés recién nacidos arrojados a las llamas de las casas que se estaban quemando; de los niños nonatos sacados a cuchilladas de los úteros de las mujeres embarazadas; de la gente cautiva recluida en agujeros en el suelo, violada en las iglesias... Un ex soldado declaró que hasta donde él sabía, sus órdenes eran simples: indio visto, indio muerto”.
Afuera del tribunal, los partidarios de Ríos Montt y sus secuaces protestaron con música militar y letreros que decían: “El comunismo afianza la destrucción de la unidad nacional”. Los jueces y los fiscales involucrados en el caso recibieron amenazas de muerte. Una fuerte oposición a la sentencia condenatoria provino particularmente de la poderosa federación empresarial guatemalteca conocida como Cacif.
Durante las diligencias, un testigo de la fiscalía —un mecánico en el ejército durante el régimen de Ríos Montt— implicó al presidente guatemalteco actual Otto Pérez Molina como participante en masacres cuando era el comandante en la región ixil. El periodista de investigación Allan Nairn, quien está bien versado en los asuntos guatemaltecos, se reunió con Pérez Molina en 1982, cuando sus tropas describieron cómo se había ejecutado y torturado a los aldeanos. En una entrevista realizada en ese tiempo, que se ha publicado en YouTube, Pérez Molina le dice a Nairn: “La verdad es que hay un dicho muy real: que la población civil es para la guerrilla lo que el agua para el pez. En este caso, la guerrilla no podría sobrevivir si no tiene el apoyo y la colaboración de la población”.
Al exterminar a pueblos enteros con el fin de combatir a los insurgentes izquierdistas, Pérez Molina y compañía llevaron a cabo en su territorio el tipo de atrocidades que las fuerzas estadounidenses cometieron en una escala mucho más amplia al buscar aplastar las revoluciones sociales en Corea y Vietnam en las décadas de 1950 y 1960. Durante el juicio de Ríos Montt, el embajador estadounidense en Guatemala y el funcionario de más alto rango en derechos humanos del Departamento de Estado estaban sentados entre el público. Dos semanas después de que la condena fue anulada, el secretario de estado estadounidense John Kerry se reunió con Pérez Molina en Antigua, Guatemala, sede de una Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. Kerry dijo: “Permítame comenzar felicitándolo, Sr. presidente, por los enormes avances que ha hecho con respecto a su sistema de justicia, el fortalecimiento de su sistema de justicia, la independencia de ese sistema” (Departamento de Estado de EE.UU., 4 de junio).
La mano sangrienta del imperialismo estadounidense
Que Estados Unidos colocara en el poder y/o apoyara a caudillos militares para mantener “libres” a los países de América Latina y el Caribe para la United Fruit y otros intereses semejantes ha sido ampliamente documentado. También es bien conocida la ofensiva de Washington para “hacer retroceder el comunismo”, desde la invasión de Cuba en Playa Girón (Bahía de Cochinos) organizada por la CIA en 1961, hasta los esfuerzos para aplastar a los insurgentes izquierdistas en Centroamérica en la década de los ochenta. Sin embargo, que uno de los déspotas apoyados por EE.UU. fuera juzgado por crímenes contra la humanidad en su propio país rompe con todo precedente. Esos crímenes tomaron una forma particularmente racista y sangrienta en Guatemala, especialmente durante el régimen de Ríos Montt. Aryeh Neier, un fundador y ex director ejecutivo de Human Rights Watch, escribió que Guatemala es “el único país de América Latina, para el cual sería apropiado utilizar la palabra ‘genocidio’ para describir los crímenes cometidos desde la Segunda Guerra Mundial” (New York Review of Books, 20 de junio). Ahora, el autor de esos crímenes sigue siendo un hombre libre.
El gobierno de Estados Unidos, su ejército y su policía secreta brillaron por su ausencia en el banquillo de los acusados durante el juicio por genocidio. Como escribimos en “Guatemala: CIA’s Mass Murder Inc.” (Guatemala: Asesinato de masas de la CIA, S.A., WV No. 621, 21 de abril de 1995):
“La verdad es que durante 40 años, Washington hizo mucho más que simplemente ‘ayudar’ a la brutal pandilla militar de Guatemala a afianzar el dominio de los latifundistas locales, los capitalistas y sus amos de Wall Street. Arreglándoselas solos, estos carniceros habrían sido bastante bárbaros... Pero fue el gobierno de los Estados Unidos que, en forma intencional y deliberada, planeó, financió, suministró, entrenó y dirigió la transformación de una pandilla de matones bestial pero ineficiente en una máquina moderna y científicamente organizada de exterminio, tortura y terrorismo sistemáticos. El imperialismo infligió horrores casi sin igual en la historia a los trabajadores desesperadamente pobres y explotados y a los indígenas mayas que constituyen la mayoría de la población de este pequeño país”.
El reinado de asesinatos de masas de Ríos Montt coincidió con los primeros años del gobierno de Ronald Reagan, que supervisó el impulso dado a la Segunda Guerra Fría contra la Unión Soviética. Las bases para esa campaña fueron preparadas por el presidente demócrata e hipócrita profesional Jimmy Carter, quien lanzó la carta de los “derechos humanos” en un esfuerzo por renovar las credenciales del imperialismo estadounidense después de su impactante derrota en Vietnam. Carter montó la simulación de eliminar el apoyo económico a los oficiales guatemaltecos en protesta por sus abusos. Pero fue una maniobra cínica. Cada vez más aliados cercanos de Estados Unidos, como Sudáfrica bajo el régimen del apartheid, Taiwán y Corea del Sur, comenzaron a dar su apoyo. El más importante fue Israel, que proporcionó subvenciones económicas, armas y entrenamiento para los asesinos reaccionarios de Washington.
Reagan aceptó con los brazos abiertos a Ríos Montt, un fundamentalista protestante que recibió entrenamiento en medidas de contrainsurgencia en el Fuerte Bragg y también se desempeñó como jefe de departamento en el Colegio Interamericano de Defensa de Washington, D.C. La aptitud principal de Ríos Montt era soportar el trabajo sucio. Cuando lanzó su ofensiva de “tierra quemada” contra los pobladores mayas de las tierras altas, entre los cuales las guerrillas izquierdistas habían ganado apoyo, el problema principal para Washington era cómo acelerar, reforzar y legitimar aún más el apoyo de Estados Unidos a ese esfuerzo.
En un memorándum al presidente Reagan poco antes de que éste se encontrara con Ríos Montt por primera vez, el secretario de estado George Shultz escribió que el golpe de estado que lo puso en el cargo “nos presenta una oportunidad para romper el largo congelamiento de nuestras relaciones con Guatemala y para ayudar a evitar una toma del poder extremista”. Reagan pregonó que Ríos Montt era un hombre “totalmente dedicado a la democracia” con “gran integridad personal y entrega” (“Guatemala’s Genocide on Trial” [El genocidio de Guatemala bajo juicio], The Nation, 22 de mayo). Elliott Abrams, el funcionario más alto en derechos humanos en el Departamento de Estado de Reagan, no sólo propagó la versión del gobierno de que Ríos Montt era un reformador sino que también ayudó a vender el plan de Washington para levantar el (muy abrogado) embargo del apoyo económico a las fuerzas militares.
En un artículo en la revista The Nation (17 de abril de 1995), Allan Nairn nombró a media docena de oficiales guatemaltecos de alto rango pagados por la CIA, incluyendo al menos tres jefes de la unidad de inteligencia militar del país, un antiguo jefe de personal del ejército y el general Héctor Gramajo, un ex ministro de defensa. Nairn citó al ex jefe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa estadounidense en Guatemala, el coronel George Hooker: “Sería una situación incómoda si alguna vez hubiera una lista de toda la gente en el ejército guatemalteco que ha recibido un sueldo de la CIA”. Esa lista tendría que remontarse a la Guerra Fría de los años cincuenta contra la Unión Soviética, el estado obrero que nació de la Revolución de Octubre de 1917 dirigida por los bolcheviques. A pesar de su degeneración burocrática estalinista posterior, la Unión Soviética sirvió como impedimento a la capacidad de Washington para ejercer el poder como quisiera en todo el mundo. Hasta la destrucción contrarrevolucionaria de la URSS en 1991-92, los imperialistas de Estados Unidos estaban resueltos a destruir al estado obrero soviético y a todos los que, según ellos, promovieran sus intereses.
En 1954, Estados Unidos ingenió el derrocamiento del presidente guatemalteco Jacobo Arbenz, un populista burgués que había intentado instituir algunas reformas como la nacionalización de algunas de las tierras de la United Fruit. Arbenz ordenó que los terrenos baldíos, que incluían el 85 por ciento de las tierras de la empresa, se compraran en su valor declarado y se distribuyeran a los campesinos sin tierra. Esto no le cayó nada bien a Washington; el secretario de estado John Foster Dulles y su hermano, el jefe de la CIA Allen Dulles, estaban conectados al bufete de abogados de la United Fruit, y el embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Henry Cabot Lodge Jr., era un accionista importante. Más directamente, la base de la histeria anticomunista por las módicas reformas agrarias de Arbenz fue la Guerra Fría. La participación sin importancia del minúsculo Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT) estalinista en su gobierno fue aprovechada para lanzar una campaña de histeria anticomunista y el apoyo directo para los asesinos reaccionarios.
Un ejemplo de cobertura noticiosa de ese momento era un artículo del New York Times (8 de noviembre de 1953) sobre la llegada a Guatemala de John E. Peurifoy como el nuevo embajador de Estados Unidos. Decía en parte:
“Por lo general, en Guatemala se espera que su llegada signifique un cambio en la declarada pasividad con la que Estados Unidos ha visto el crecimiento de la influencia de los comunistas hasta el punto donde, al menos para alguien de afuera, parecen ser los amos del país para todo efecto”.
Mientras la CIA trabajaba para derrocar a Arbenz desde adentro, se organizó en Honduras un ejército improvisado de unos cuantos cientos al mando del exiliado Carlos Castillo Armas, quien había recibido entrenamiento en el Fuerte Leavenworth.
La clave del éxito de la invasión fue el bombardeo y ametrallamiento de la Ciudad de Guatemala por aviones de Estados Unidos piloteados por estadounidenses. Howard Hunt, un mandamás de la CIA (infame después por lo del Watergate), describió la misión en la serie documental de CNN Guerra Fría: “Lo que queríamos hacer era tener una campaña de terror, para aterrorizar a Arbenz en particular, para aterrorizar a sus tropas”. Abandonado por su ejército, Arbenz renunció, cediendo el poder al coronel Carlos Enrique Díaz. El embajador Peurifoy le presentó a Díaz una lista de presuntos comunistas para que los matara. Díaz, sin embargo, tenía la intención de liberar a todos los presos políticos, incluso a los miembros del PGT. Así que Peurifoy ordenó que el bombardeo continuara, Díaz fue removido de su cargo a punta de pistola y un avión de la embajada de Estados Unidos llegó con el nuevo líder de Guatemala, Castillo Armas. Luego siguieron las debidas oleadas de represión sangrienta. Miembros del PGT y líderes campesinos y obreros fueron detenidos, encarcelados o ejecutados, mientras que la tierra fue devuelta a la United Fruit y a los oligarcas nacionales. Tres años después, Castillo Armas fue asesinado a balazos, uno de una serie de “cambios de régimen” que luego se hicieron habituales en Guatemala.
Los lugartenientes del imperialismo estadounidense en el movimiento obrero participaron activamente en las intrigas anticomunistas en Guatemala. Los agentes de la American Federation of Labor [Federación Obrera Estadounidense] socavaron la influencia del PGT en los sindicatos y reclutaron a sindicalistas derechistas para la fuerza invasora. De hecho, Guatemala fue un campo de entrenamiento para el papel que la burocracia de la AFL-CIO desempeñaría en Centro y Sudamérica a través de su notorio American Institute for Free Labor Development (AIFLD, Instituto Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre), que trabajó con la CIA para destruir a los sindicatos combativos dirigidos por la izquierda. La “AFL-CIA” puede atribuirse el mérito de que, a partir de julio de 2009, la Confederación Sindical Internacional determinó que Guatemala era el segundo país más peligroso de América Latina para los sindicalistas.
El imperialismo y la lucha de clases
Ríos Montt es un asesino sicópata de masas. Para que se haga justicia, se requeriría un juicio llevado a cabo por los trabajadores y campesinos que sobrevivieron a su gobierno. Es sencillamente repugnante observar la fingida sorpresa de los gobernantes estadounidenses —quienes siguen creando y apoyando a líderes como el presidente Pérez Molina— ante las atrocidades de sus títeres. No importa cuál de los partidos capitalistas se encuentre en el poder en algún momento dado en Washington, la represión espeluznante es una característica fundamental del imperialismo estadounidense. Los tentáculos del pulpo (mote que se le ponía a la United Fruit por todo Centroamérica) pueden ser amputados, como ocurrió con la Revolución Cubana, pero el imperialismo yanqui continuará estrangulando el hemisferio hasta que reciba un golpe en el corazón.
El juicio por genocidio proporcionó una perspectiva descarnada de la barbarie que los imperialistas y sus secuaces locales infligen a los trabajadores en los países semicoloniales. Pero no será suficiente desenmascarar este sistema de opresión para eliminarlo. La clase obrera de Estados Unidos tendrá que aplastar el sistema capitalista-imperialista estadounidense desde adentro y acudir en ayuda de sus hermanos de clase en México y más al sur en su lucha para librarse de sus propias ataduras.
El movimiento obrero al norte del Río Grande/Río Bravo se enriquece con los trabajadores inmigrantes de El Salvador, Honduras, Guatemala y otros países que aportan al proletariado estadounidense su experiencia directa de la represión asesina y la explotación brutal impuestas por gente de la calaña de Ríos Montt en beneficio de los gobernantes capitalistas de Estados Unidos. Sólo cuando la clase obrera, dirigida por su partido de vanguardia internacionalista, tome el poder mediante una revolución socialista, expropiando a los expropiadores y extirpando de raíz su maquinaria estatal, se les impondrá justicia a tales sicarios y a sus amos imperialistas. En la Spartacist League, sección estadounidense de la Liga Comunista Internacional, estamos dedicados a la tarea de forjar tal partido en las entrañas de la bestia imperialista.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/39/montt.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.03 13:36 ShaunaDorothy Un análisis marxista de la huelga de la UNAM de 1999-2000 - ¡Educación gratuita y de calidad para todos! (2 - 2) (Primavera de 2009)

https://archive.is/zzu8a
De las ilusiones abiertas en el PRD a la “persona non grata”
El movimiento estudiantil pasó por una radicalización significativa en el verano de 1999. Ante la recalcitrancia de las elitistas autoridades universitarias, la huelga continuaba. Diversos sectores de la burguesía y de las burocracias sindicales priístas llamaban abiertamente por la represión, y algunos incluso por el cierre de la UNAM. Utilizando su base social en la universidad, durante los primeros meses de la huelga, Cuauhtémoc Cárdenas, al mando del gobierno perredista de la ciudad, movilizó a sus acólitos universitarios agrupados en el CEU, la Red y el CEM de Higinio Muñoz (por no mencionar a los descarados seudotrotskistas del POS) para levantar la huelga. Su problema fundamental era que el grueso del CGH estaba dispuesto a luchar.
La burguesía era consciente de la posibilidad de un estallido de lucha proletaria encendido por la huelga estudiantil. Terminar con la huelga de una vez por todas se convirtió entonces en la prioridad. El PRD y el gobierno de Cárdenas lanzaron una ofensiva propagandística contra el CGH —acusando a los huelguistas de “ultras”, “extremistas”, etc.— con la intención evidente de preparar el camino para la represión. En un suplemento de Espartaco del 22 de julio escribimos:
“Hoy en día, muchos estudiantes continúan ilusionados con que el PRD no es capaz de desatar la represión estatal en contra de los huelguistas, y no falta, en discusiones en asambleas y marchas, quien nos diga que, a pesar de su desencanto con el PRD, no tienen otra opción para las elecciones presidenciales... El PRD no está opuesto, de ninguna manera, al uso de la represión estatal, y esto ya lo ha mostrado varias veces, reprimiendo las protestas de maestros de la CNTE y a estudiantes huelguistas. De cara a las elecciones presidenciales, el PRD... debe mostrarse capaz de administrar el estado capitalista, frente a la creciente preocupación de la burguesía mexicana y los imperialistas por la explosiva situación en México.”
En respuesta a la campaña antihuelga, las organizaciones del PRD se vieron crecientemente desacreditadas y aisladas; en las reuniones del CGH los coros de “¡Fuera el CEU!” eran recurrentes y el término “perredista” adquirió cada vez más el contenido de un insulto. Como escribimos en el mismo artículo citado arriba, “si bien hoy el abiertamente perredista CEU ha perdido su autoridad, el autoproclamado trotskista POS, influyente en la dirigencia del movimiento estudiantil, se ha apresurado a tomar su lugar”. Anticipándose incluso a la campaña venidera, el POS llamó, a partir del 3 de julio, por levantar la huelga.
El 28 de julio, un grupo de derechistas y pomposos profesores “eméritos” —entre los que se encontraba el “marxista” Adolfo Sánchez Vázquez— lanzaron una “propuesta” que habría de convertirse en herramienta de la rectoría, el estado y el PRD contra la huelga estudiantil. Los “eméritos” exigían el levantamiento de la huelga a cambio de la suspensión temporal del RGP. La cuestión de las cuotas, como todas las demás demandas del CGH, sería debatida en “espacios de discusión y análisis”, tras lo cual el derechista y palero Consejo Universitario de la rectoría tomaría decisiones. En esencia, los “eméritos” llamaban por el levantamiento de la huelga a cambio de nada.
El 4 de agosto el gobierno perredista reprimió brutalmente un piquete huelguista en una “sede alterna” de inscripciones, con un saldo de más de cien huelguistas golpeados y arrestados. A partir de entonces, y cada vez más brutal y activamente, el PRD movilizó a sus granaderos (además de diversos ataques y provocaciones porriles) contra el CGH. La represión causó una profunda conmoción entre los huelguistas. Al mismo tiempo, el apoyo obrero a la huelga estudiantil era más que tangible. Además de las marchas conjuntas, cientos de trabajadores del STUNAM cotidianamente ayudaban a los estudiantes a resguardar las instalaciones —y lo siguieron haciendo a lo largo de la huelga por iniciativa propia—. De manera particularmente significativa, empezando en julio, el SME mantuvo piquetes en la UNAM durante algunas semanas, llevando con ellos el enorme peso social del sindicato electricista para desalentar cualquier intento de romper la huelga.
Lejos de amedrentarse, el CGH siguió organizando piquetes móviles por toda la ciudad para resguardar instalaciones universitarias amenazadas, así como para impedir clases “extramuros” e inscripciones al nuevo semestre. El 8 de agosto, unos días después del primer ataque perredista masivo a la huelga, el CGH declaró a Cuauhtémoc Cárdenas y otros populistas prominentes “persona non grata” en la UNAM. Poco después, el principal vocero perredista en la huelga, Fernando Belaunzarán, fue echado del CGH literalmente a patadas —ganadas a pulso, por cierto—. El CEU dejó de existir como corriente en la huelga. El CEM, el POS y Militante quedaron profundamente desacreditados. Los “moderados” intentaron efímeramente organizar un provocador y saboteador “CGH alterno” que no causó más que la burla del grueso de los huelguistas.
La expulsión del PRD del CGH fue producto del desencanto y la sana furia contra este partido burgués a raíz de la represión creciente propinada al CGH, y fue quizás el reflejo más significativo de la radicalización de los estudiantes huelguistas. Luchamos en nuestras intervenciones por dar a esta desilusión en el PRD un carácter de clase: el entendimiento de que el PRD es un partido burgués que sirve al régimen capitalista, que no puede ofrecer nada a los obreros y oprimidos más que hambre y represión.
La responsabilidad de las burocracias sindicales
En tanto que las venales burocracias priístas apoyaban abiertamente la represión, la burocracia del SME, preocupada por que el descontento obrero se saliera de su control, retiró —en respuesta evidente al creciente descrédito del PRD en el CGH— las efímeras guardias obreras de CU a principios de agosto y, tras la marcha del 28 de agosto —cuando cientos de miles de obreros y el CGH se movilizaron contra las privatizaciones y en defensa de la educación gratuita—, detuvo toda movilización conjunta con los estudiantes. Por su parte, respondiendo a la presión de sus bases, la burocracia del STUNAM otorgó apoyo material considerable al CGH, al tiempo que tomaba lado con las provocaciones “democráticas” de la rectoría —desde otorgar su apoyo a la propuesta de los “eméritos” en julio hasta la “consulta” de de la Fuente en enero de 2000—. Más significativamente, hizo todo lo que estaba en sus manos para desmovilizar a los trabajadores. Así, con el argumento de que no quería “enfrentar” a la huelga estudiantil, la burocracia del STUNAM pospuso su emplazamiento a huelga, que habría de estallar el 1° de noviembre, hasta el 1° de febrero de 2000 (¡cuando hubo de cancelarlo!). Ésta fue una maniobra particularmente grotesca y evidente para dejar a los estudiantes solos. Como escribimos entonces: “Lo que la huelga estudiantil necesita para triunfar es, precisamente, extenderse al proletariado. Lo que la burocracia nacionalista del STUNAM quiere evitar es causarle mayores problemas a la burguesía, no a los estudiantes huelguistas” (Espartaco No. 13, otoño-invierno de 1999). En realidad, la responsabilidad central por el aislamiento de la huelga recae en estas populares burocracias supuestamente “independientes” y “combativas”.
Todos los sindicatos de nuestros días están dirigidos por burocracias procapitalistas —lugartenientes del capital en el movimiento obrero— conscientes de sus privilegios derivados de su posición al frente de las organizaciones obreras. El papel central de las burocracias es mantener a la clase obrera bajo control y atada a la burguesía. Los trotskistas luchamos por remplazar a todas estas burocracias con genuinas direcciones clasistas. Como León Trotsky explicó en su artículo “Los sindicatos en la época de la decadencia imperialista” (1940):
“Los sindicatos de nuestro tiempo pueden servir como herramientas secundarias del capitalismo imperialista para la subordinación y adoctrinamiento de los obreros y para frenar la revolución, o bien convertirse, por el contrario, en las herramientas del movimiento revolucionario del proletariado. En la era de la decadencia imperialista los sindicatos sólo pueden ser independientes en la medida en que sean conscientes de ser, en la práctica, los organismos de la revolución proletaria.”
El Grupo Internacionalista (GI), otra de las organizaciones seudotrotskistas activas en la huelga, se jacta de haber desempeñado un papel importante en la formación de las guardias obreras del SME y otros sindicatos que estuvieron presentes en CU durante algunas semanas entre julio y agosto de 1999. La presencia de estas guardias detuvo temporalmente la represión capitalista y señaló el tipo de movilizaciones que eran necesarias para ganar la huelga. Sin embargo, de manera típicamente centrista, cuando el GI impulsó la formación de guardias obreras en una reunión del STUNAM el 6 de julio de 1999, evitó cualquier mención de la presencia de los policías de Auxilio UNAM en el sindicato. Luego, ¡nos acusó públicamente de sabotear la reunión por haber explicado precisamente esta cuestión clave! Esta manera de actuar del GI estuvo totalmente acorde con su historial, ya que tropezar con la línea de clase ha sido una característica definitoria del GI desde su inicio. Sus camaradas brasileños se estrenaron en 1996 arrastrando a un sindicato ante los tribunales burgueses —una traición de clase— como parte de una lucha interburocrática por el control del sindicato...¡que estaba infestado de policías! (ver Espartaco No. 10, otoño-invierno de 1997).
El GI inventaba ya entonces una diferencia de clase entre estas burocracias perredistas y las que están atadas al PRI. El GI considera que los sindicatos afiliados al PRI no son sino “un brazo del estado burgués” (El Internacionalista, marzo de 2000). La política del GI no parte de ningún análisis marxista, sino que es una acomodación a los prejuicios antisindicales que son dominantes en el estudiantado. Entonces, según el conveniente “análisis” del GI, ¡resulta que los únicos sindicatos genuinamente obreros en el país son los que están atados al PRD! Pero la lucha de clases no parece particularmente preocupada por los dictámenes del GI. De hecho, desafiando a su derechista dirigencia, secciones enteras del poderoso SUTERM convocaron, junto con sindicatos perredistas y el CGH, la enorme movilización del 28 de agosto de 1999. Entre finales de septiembre y mediados de octubre de 1999 el sindicato azucarero, afiliado a la CTM, llevó a cabo una huelga económica, y una delegación obrera acudió al CGH a expresar su solidaridad y donar toneladas de azúcar para que los estudiantes huelguistas endulzaran su café. Además, desde hace ya varios años, el sindicato minero ha protagonizado las más duras luchas de clase contra la injerencia estatal y en defensa de conquistas económicas. La del GI es una posición rompesindicatos al servicio del PRD burgués y sus lugartenientes en el movimiento obrero. De hecho, con esta espuria “justificación”, el GI se niega a defender a los sindicatos priístas y sus luchas contra el estado y la patronal —una traición de clase— porque sus dirigencias apoyan al partido burgués equivocado.
La huelga en un impasse
Tras la retirada de la burocracia sindical, la ofensiva burguesa contra la huelga se volvió particularmente brutal y siniestra. Además de las constantes provocaciones porriles, el 5 de octubre el “Mosh” y nuestro camarada Humberto Herrera, un militante sindical con entonces 20 años de experiencia, fueron secuestrados y torturados durante horas. En respuesta, secciones de nuestra Liga Comunista Internacional llevaron a cabo protestas ante embajadas y consulados mexicanos alrededor del mundo, exigiendo: “¡Defender la huelga de la UNAM! ¡Alto al terror estatal contra la izquierda! ¡Por huelgas de los sindicatos contra las privatizaciones y en defensa de la educación pública!” Unos días después, el 14 de octubre, una marcha del CGH por el Periférico fue brutalmente atacada por los granaderos. A pesar de la represión brutal, los huelguistas estaban determinados a seguir con su lucha, como lo demostró la marcha del CGH del 5 de noviembre de Televisa San Ángel a Los Pinos, por el Periférico, en la que participaron más de 100 mil, y que fue custodiada por más de 15 mil policías.
Ante las crecientes críticas por parte de la burguesía a su incapacidad de resolver el conflicto, el rector Francisco Barnés presentó su renuncia el 12 de noviembre. Esto despertó nuevas ilusiones dentro del CGH, y muchos de los huelguistas celebraron esta “victoria”. Entre los más entusiastas se encontraba la LTS, que escribió un poco más tarde:
“El CGH con su organización democrática y grandes métodos de lucha (como la ocupación de las instalaciones y movilizaciones como las del Periférico) tiró a Barnés, el primer gran triunfo de la huelga.”
—Estrategia Obrera No. 11, enero-febrero de 2000
La glorificación, por parte de la LTS, de la supuesta “democracia horizontal” del CGH y de sus “grandes métodos de lucha” (las “acciones contundentes” del “Mosh”) evidencian la total postración de estos seudotrotskistas ante la combatividad estudiantil y su carencia de una perspectiva hacia adelante. La renuncia de Barnés no significó ningún triunfo. En realidad, la huelga estudiantil había llegado hasta donde podía como tal y, ante el retiro de apoyo de los sindicatos, se encontraba en un impasse.
La ruptura de la huelga
El incompetente Barnés fue prontamente remplazado por un político mucho más eficaz, de la Fuente, quien no perdió tiempo en comenzar a pavimentar el camino de la represión masiva y ruptura final de la huelga mediante su “consulta” universitaria sobre la huelga. Con el apoyo del espectro entero de la intelectualidad populista —incluyendo a Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis y muchos otros miembros de la actual plana mayor de AMLO—, de la Fuente movilizó a la “opinión pública” burguesa contra el CGH exigiendo el levantamiento de la huelga a cambio de la promesa del “congreso” y dando por terminado cualquier “diálogo” hasta que se levantara la huelga. Sin embargo, En Lucha embaucó de nuevo al CGH en un renovado intento por “diálogo” con quien habría de auspiciar la represión masiva de la huelga pocos meses después.
El CGH respondió a la “consulta” de de la Fuente con su propia consulta a mediados de enero, en la que cientos de miles, dentro y fuera de la UNAM, se declararon por que se resolvieran las demandas del CGH. Después de la represión contra la protesta del 11 de diciembre, siguieron varios ataques más, incluyendo la toma policiaca de la Prepa 3 el 1° de febrero. El golpe más duro vino cuando la burocracia del STUNAM conjuró la huelga programada para el 1º de febrero, en un momento en que era evidente que la represión masiva se avecinaba. Finalmente, el 6 de febrero, la PFP y los granaderos —más de 2 mil elementos en total— tomaron CU y rompieron la huelga, con unos 700 detenidos. Poniendo un reflector sobre la represión en México, la LCI de nuevo llevó a cabo protestas alrededor del mundo contra la represión y por la liberación inmediata de todos los detenidos. Apelamos de nuevo al STUNAM a flexionar sus músculos en defensa de los estudiantes mediante la huelga. Cartas de solidaridad escritas a raíz de nuestra campaña llegaron de sindicatos importantes de Sudáfrica e Italia, entre otros. Organizamos también una campaña internacional de recolección de fondos para ayudar a pagar las fianzas de los estudiantes detenidos.
Como escribimos en la declaración de la LCI del 6 de febrero de 2000:
“El gobierno ha reprimido y ensangrentado a los estudiantes porque cree que puede salirse con la suya. La huelga estudiantil ha sido mantenida por muchos meses y los estudiantes han luchado valientemente. Pero protestas estudiantiles por sí mismas son insuficientes. Para ir más allá de la protesta verbal y cambiar la sociedad, los estudiantes y todos aquellos que buscan justicia social deben ser anclados en las realidades sociales y económicas del país y deben movilizar el tremendo poder social del proletariado contra los gobernantes mexicanos y sus amos imperialistas. Nosotros decimos: ¡No más masacres como la del 68! ¡Movilizar el poder de la clase obrera! ¡Forjar un partido trotskista revolucionario!”
La historia de la huelga de la UNAM trae lecciones claves para los luchadores sociales hoy día. Las ilusiones de los dirigentes del CGH en “democratizar” a la UNAM y su confianza en las autoridades reflejan el rechazo de la necesidad del reordenamiento revolucionario de la sociedad. Es sólo mediante la construcción del partido obrero revolucionario que se puede luchar consecuentemente por los intereses de los obreros, las mujeres, los indígenas, los campesinos y todos los oprimidos. Cualquier otra vía distinta a la revolucionaria lleva inevitablemente a la cooptación por el PRD u otra fuerza burguesa y/o al aplastamiento por parte del estado. El propósito no debe ser presionar al PRD y sus varios compañeros de ruta, sino romper con ellos; es el populismo nacionalista el que impide la lucha exitosa de la clase obrera y la mantiene dividida. Para forjar un partido revolucionario, que en las palabras de Lenin actúe como “tribuno del pueblo”, es clave la lucha contra toda forma de opresión y atraso. Una característica constante de nuestra intervención durante la huelga de la UNAM fue el combate contra la aceptación entusiasta por parte de los estudiantes del fanatismo y discriminación corrientes. Constantemente, tuvimos que levantar nuestras voces contra los epítetos machistas, homófobos y antisemitas que reverberaban durante las marchas y asambleas de la huelga.
En la lucha contra la falsa ideología de la burguesía, los espartaquistas reivindicamos la declaración de León Trotsky: “No puede triunfar la revolución proletaria sin el partido, aparte del partido, al encuentro del partido o por un sucedáneo del partido” (Lecciones de Octubre, 1923). Enfatizamos que los estudiantes tienen un papel importante que desempeñar: la organización revolucionaria de la clase obrera debe fusionar a la vanguardia obrera con intelectuales desclasados que pongan sus habilidades y conocimientos al servicio de la emancipación proletaria. Citando a James P. Cannon, fundador del trotskismo estadounidense, el orador espartaquista concluyó su discurso el 13 de agosto de 1999:
“‘Nuestro partido es un partido de la revolución proletaria y de la dictadura del proletariado. La revolución proletaria es la única solución al problema de la clase obrera, y todo nuestro trabajo debe dirigirse hacia esta meta.’ Tal es la base de la política espartaquista. ¡Romper con la burguesía! ¡Ninguna ilusión en el PRD burgués! ¡Forjar un partido leninista-trotskista internacional! ¡Por nuevas revoluciones de Octubre alrededor del mundo!”■
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/31/unam.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.02 12:32 ShaunaDorothy Trotskismo vs. castrismo - A 50 años de la Revolución Cubana: ¡Defender a Cuba! ( 2 - 2 ) (Invierno de 2008-2009)

https://archive.is/rhukp
La lucha por la democracia obrera
El SWP y el S.U. fueron abiertos apologistas de la represión del gobierno de Castro contra la clase obrera e izquierdistas cubanos, incluyendo a los trotskistas. El SWP y el S.U. hicieron borrosa la diferencia cualitativa entre un estado obrero sano, en el cual la clase obrera posee el poder político, y uno deformado, en el que el poder político está en manos de una burocracia. Aunque en muy raras ocasiones dirigentes del SWP como Joseph Hansen reconocieron que las “formas de la democracia obrera” estaban ausentes, esto era visto como una pequeña imperfección, y en cualquier caso la “dinámica objetiva” obligaría “inevitablemente” a los castristas a ver la luz. Esto se reflejó en una declaración de Adolfo Gilly, un partidario de los pablistas mexicanos. Mientras afirmaba que “Cuba se ha visto influenciada por los métodos burocráticos y la falta de participación de los trabajadores que existen en otros países socialistas”, Gilly igual excusaba a la burocracia concluyendo que “no hay país alguno hoy donde haya mayor democracia que en Cuba” y que “es la presión desde abajo la que es decisiva en cada paso y la que termina por imponerse, ampliando así la senda misma de la Revolución Cubana” (Monthly Review, octubre de 1964). Bueno, ¡ya han pasado más de 40 años y aún seguimos esperando!
Convenientemente, el SWP y el S.U. trataron de echar toda la culpa del burocratismo estalinista a los cuadros del PSP, presentando particularmente a Castro y Guevara como “trotskistas inconscientes”. Por su parte, Socialist Action (febrero de 2008) afirma que “el Ché fue motivado por su concepto de la revolución permanente cuando dejó Cuba decidido a contribuir con la creación de ‘dos, tres, muchos Vietnams’.” Peter Taaffe, líder del Comité por una Internacional Obrera, afirmó recientemente que “Castro niega deliberadamente —de manera muy errónea, tal como Celia Hart ha indicado— que el Ché Guevara tuviera ‘simpatías trotskistas’.” Castro debe de saber. En su autobiografía (escrita con Ignacio Ramonet), Castro respondió a una pregunta del entrevistador sobre Guevara: “nunca le oí hablar realmente de Trotsky. Él era leninista y, en cierta forma, reconocía hasta algunos méritos de Stalin. En realidad, bueno, la industrialización y algunas de esas cosas” (Fidel Castro, biografía a dos voces, 2006).
Aunque Guevara haya sido un personaje valeroso que murió luchando por sus ideales, su guerrillerismo basado en el campesinado estaba en contraposición al leninismo y a la revolución permanente de Trotsky, que se basa en el internacionalismo proletario. Como explicamos en “La mística de la vía guerrillera” (WV No. 630, 6 de octubre de 1995):
“A pesar del espíritu revolucionario del grito de batalla contra el imperialismo de Guevara, su llamado por una guerra de guerrillas basada en el campesinado fue, desde muchos ángulos, un categórico rechazo del marxismo, del leninismo y de la lucha proletaria por el poder... Su programa político era fundamentalmente elitista en tanto que rechazaba abiertamente la necesidad de que los obreros expresen su voz y su poder a través de sus propios órganos clasistas, como los consejos obreros (soviets). Por el contrario, se suponía que las masas se iban a someter a la dirección de un grupo de intelectuales radicales pequeñoburgueses convertidos en guerrilleros que se autoproclamó y partió al monte.”
Debido a sus números, su ubicación en los centros urbanos de finanzas y manufactura, así como su posición estratégica con las manos puestas sobre los medios de producción, donde la experiencia común de los trabajadores crea la solidaridad y la organización, únicamente el proletariado tiene el poder social y el interés de clase para derrocar al capitalismo. Como una masa de pequeños productores de mercancías, el campesinado es una capa pequeñoburguesa cuyas condiciones de existencia dan origen a perspectivas estrechas. Su estrato inferior, los campesinos sin tierra, está más cercano a la clase obrera, mientras que su estrato superior está más inclinado hacia la burguesía. Su trabajo productivo se basa en la propiedad privada de parcelas de tierra; los campesinos no tienen un modo de producción independiente. El campesinado sigue al proletariado o a la burguesía.
Bajo las circunstancias más favorables que se puedan concebir, el campesinado pequeñoburgués sólo fue capaz de crear un estado obrero burocráticamente deformado. Con la destrucción del estado obrero degenerado de la Unión Soviética y, por consiguiente, sin un salvavidas disponible contra el cerco imperialista, la estrecha ventana histórica en la que las fuerzas pequeñoburguesas fueron capaces de derrocar el dominio capitalista en su territorio se ha cerrado en este periodo.
Guevara era despectivo con respecto a la democracia obrera. En su ensayo “El papel del partido marxista-leninista”, afirmó que los dirigentes guerrilleros en “las montañas” eran “ideológicamente proletarios”, mientras que aquellos en “los llanos” (es decir, en las ciudades) eran pequeñoburgueses. De lo anterior concluyó que “el Ejército Rebelde es el representante genuino de la revolución que triunfa”. La política de Guevara fue una vertiente particularmente idealista y voluntarista del estalinismo. En “El socialismo y el hombre en Cuba” (1965), sostuvo que la productividad de los trabajadores podría ser estimulada mejor a través de “incentivos morales” en lugar de incentivos materiales; desechó el deseo de los trabajadores de un nivel de vida digno, tachándolo de burgués. Rechazando una perspectiva proletaria revolucionaria internacionalista, Guevara aceptó el marco de “construir el socialismo” en una isla pequeña, pobre y asediada. Los trotskistas comprendemos que sólo la expansión de la revolución a los países capitalistas avanzados puede resolver el problema de la escasez material. Guevara explícitamente caracterizó la formación de la Oposición de Izquierda por Trotsky en contra de la usurpación política de la revolución por Stalin como “contrarrevolucionaria”.
El que una burocracia gubernamental sólo estuviera en proceso de formación hizo que Cuba inicialmente se encontrara más abierta a la intervención de trotskistas que en otros estados obreros deformados. Esto se reflejó en el hecho de que a un grupo trotskista se le permitió funcionar por un periodo. Tanto las milicias como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y los sindicatos tenían una base de masas. Se trataba de una apertura transitoria, pero que tenía que ser puesta a prueba. La RT dio así una formulación transitoria al programa de revolución política para Cuba, al llamar por “poner a los ministros de gobierno bajo la responsabilidad de las organizaciones democráticas de obreros y campesinos y hacerlos sustituibles por esas mismas organizaciones”.
Un parteaguas en el endurecimiento de la burocracia fue la detención de miembros de la organización trotskista cubana, el Partido Obrero Revolucionario (POR), parte de una tendencia internacional dirigida por Juan Posadas. En mayo de 1961, el gobierno de La Habana embargó el periódico del POR, Voz Proletaria, y destruyó las placas de impresión para una edición de La revolución permanente de Trotsky. En noviembre de 1963, cinco miembros dirigentes del POR fueron detenidos. Se les acusó de distribuir un periódico ilegal, de llamar por el derrocamiento del gobierno y de ser críticos contra Fidel Castro. Fueron sentenciados a condenas de hasta nueve años de prisión; al final, pasaron un año y medio o menos en la cárcel. Guevara fue confrontado con respecto a las detenciones por un partidario espartaquista durante un viaje a Cuba en 1964. Nuestro camarada señaló que las críticas de quienes defienden incondicionalmente la Revolución deben ser manejadas políticamente, en lugar de suprimir puntos de vista. Guevara respondió:
“Estoy de acuerdo con su declaración, pero los trotskistas cubanos no están dentro de la Revolución, son sólo ‘divisionistas’... No voy a decir que son agentes de la CIA —no lo sabemos—. No tienen historial de apoyo a la revolución.”
—“¡Libertad para los trotskistas cubanos!”, Spartacist (Edición en inglés) No. 3, enero-febrero de 1965
Se trataba de una calumnia deliberada. Los miembros del POR arrestados participaron en todas las actividades de la Revolución antes de 1959, cuando los estalinistas aún estaban a la espera de ver quién ganaría. Andrés Alfonso luchó desde la clandestinidad contra Batista, mientras que Ricardo Ferrera había luchado del lado del Ejército Rebelde desde los 16 años. El POR incluía miembros de los sindicatos, los CDRs y de las milicias que se movilizaron para defender a Cuba durante la crisis de los misiles en octubre de 1962. Guevara, el “trotskista inconsciente”, era en realidad un perseguidor consciente de trotskistas; atacó a los camaradas del POR en varias ocasiones en 1961 como parte de su impulso de lograr un solo partido unificado (estalinista) en Cuba.
A pesar de las diferencias políticas, la tendencia espartaquista fue la primera —fuera de los mismos posadistas— en defender a los trotskistas cubanos y llevar su caso a la atención mundial. Como buenos lamebotas de los castristas, los dirigentes del SWP no mencionaron una palabra acerca de los arrestos hasta después de que los miembros del POR fueron liberados, tras haber firmado una declaración capitulatoria en que aseguraban que disolverían su organización. El trato despreciable hacia los trotskistas cubanos de parte del SWP y otros hizo recordar el silencio de los pablistas con respecto al encarcelamiento de los trotskistas chinos por Mao años antes.
¡Por el internacionalismo proletario!
Uno de los principios básicos de la revolución permanente —y una línea divisoria profunda entre el trotskismo y el estalinismo— es la necesidad de extender la revolución en un país semicolonial hacia el mundo capitalista avanzado. Esto se deriva de la comprensión de la necesidad de una economía planificada al nivel internacional, incluyendo necesariamente a las sociedades más avanzadas económicamente. Los estados obreros se ven amenazados no sólo por la intervención militar imperialista, sino incluso de manera más crucial por la penetración económica imperialista y el nivel de productividad cualitativamente más alto en los países capitalistas avanzados.
Lenin afirmó: “En tanto que el capitalismo y el socialismo existan uno al lado del otro, no habrá paz alguna para nosotros. El uno o el otro triunfará en el largo plazo. Habrá una marcha fúnebre, ya sea para la República Soviética o para el capitalismo mundial” (citado en Historia de la Revolución Rusa de Trotsky). La catastrófica caída de la Unión Soviética, socavada por décadas de traición y mala administración estalinista, confirmó lo estéril de intentar construir el “socialismo en un solo país”. ¡Cuánto más se aplica todo esto a la pequeña Cuba!
Las nacionalistas burocracias estalinistas buscan sus propios acuerdos con los imperialistas, incluso al precio de otros estados obreros (como se reflejó con la escisión sino-soviética en los años 60). A cambio de la ayuda económica y militar soviética, Castro generalmente apoyó la política del Kremlin al nivel internacional. Pero el dirigente soviético Nikita Jruschov dejó perfectamente clara su voluntad de llegar a un trato por separado con el imperialismo de EE.UU. a costa de Cuba durante la crisis de los misiles en 1962, cuando, en respuesta a las amenazas de EE.UU., se retiraron los misiles soviéticos de Cuba. Una declaración de la RT en el momento denunciaba “el papel contrarrevolucionario” de los “burócratas del Kremlin” en la crisis de los misiles en Cuba y afirmó: “La falsa política de la dirigencia castrista, su bloque político con los estalinistas, ha socavado enormemente esta defensa” (“Declaración sobre la crisis cubana”, 30 de noviembre de 1962, reimpreso en Marxist Bulletin No. 3, I parte).
Contrario al mito propagado por muchos izquierdistas, la línea cubana no era más “internacionalista” cuando Guevara estaba vivo. Así, la delegación cubana a la conferencia de Punta del Este (Uruguay) en 1961, encabezada por el Ché Guevara, ofreció distensión a los imperialistas estadounidenses. Tal como menciona John Gerassi en The Great Fear in Latin America [El gran temor en América Latina] (1965), Guevara dijo: “No podemos prometer que no exportaremos nuestro ejemplo, como nos lo pide Estados Unidos, porque un ejemplo es cuestión de espíritu y un elemento espiritual puede cruzar las fronteras. Pero garantizaremos que no habrá envío de armas cubanas para ser usadas en la lucha de ningún país latinoamericano.”
El patrocinio del gobierno cubano a la guerra de guerrillas en algunas zonas de América Latina, principalmente en los años 1964-67, fue de hecho bastante selectivo. Los castristas apoyaron distintos regímenes “democráticos” nacionalistas burgueses en América Latina que imaginaron serían un contrapeso a los imperialistas. La política exterior de Cuba sigue la lógica del “socialismo en un solo país” de Stalin, es decir, se opone a la revolución internacional con la esperanza de apaciguar la hostilidad imperialista, al tiempo que impulsa regímenes capitalistas dispuestos a ser “amigos” del estado no-capitalista propio de los estalinistas. En particular, Castro apoyó los regímenes nacionalistas de Jânio Quadros y João Goulart en Brasil a comienzos de los años 60. En 1969, Castro saludó a la junta militar peruana como “un grupo de oficiales progresistas que desempeñan un papel revolucionario”.
Sin embargo, la mayor traición vino con el apoyo político de Fidel a la Unidad Popular de Salvador Allende en Chile. Repudiando la necesidad de una revolución en favor de la “vía parlamentaria al socialismo”, Castro dijo en 1971 que “nunca hubo contradicción alguna entre los conceptos de la Revolución Cubana y el camino seguido por el movimiento de izquierda y los partidos obreros en Chile”. La coalición de Allende con partidos capitalistas chilenos, el frente popular, desarmó políticamente a la clase trabajadora, a la cual se le pidió que depositara su confianza en el ejército “constitucionalista” y la burguesía “democrática”. El resultado de esta traición fue el sangriento golpe militar de Pinochet del 11 de septiembre de 1973 y la masacre de más de 30 mil sindicalistas, izquierdistas y otros.
Cuando las masas nicaragüenses aplastaron la dictadura de Somoza en 1979, el estado capitalista fue hecho añicos, y se abrió la posibilidad de una revolución social. Nosotros dijimos: “¡Defender, completar y extender la revolución nicaragüense!” Sin embargo, Castro aconsejó al gobierno sandinista en ese momento: “Eviten los errores iniciales que al principio cometimos en Cuba, el rechazo político del Occidente, los ataques frontales prematuros a la burguesía, el aislamiento económico.” Bajo una “economía mixta” y la presión de los “contras” apoyados por la CIA, la burguesía nicaragüense fue capaz de revalidar su control una década más tarde, derrotando a la revolución.
Hoy es el caudillo capitalista Hugo Chávez, en Venezuela, a quien Castro promueve como el nuevo revolucionario del siglo XXI. Para los que viven en la isla esto puede parecer atractivo. Se calcula que desde 2003, Chávez ha invertido cuatro mil millones de dólares en diversas áreas de la agricultura, la industria, los servicios y la infraestructura en Cuba. En 2006, el 35.4 por ciento del total del comercio de productos de Cuba se hizo con Venezuela. Al nivel nacional, conforme los precios del petróleo ascendían, Chávez desvió parte de las enormes ganancias para financiar una serie de medidas sociales.
Como marxistas, llamamos por la defensa militar del régimen de Chávez en el caso de un golpe patrocinado por EE.UU., como lo hicimos en 2002. Sin embargo, no damos apoyo político a Chávez. La izquierda reformista perpetúa la ilusión de que Venezuela es “socialista” o está en camino al socialismo. Sin embargo, hay una diferencia cualitativa entre Cuba y Venezuela. En Cuba se aplastó al estado burgués y se expropió a la burguesía como clase. Chávez llegó al poder a través de un proceso electoral burgués y gobierna a la cabeza de un estado capitalista. La burguesía venezolana está vivita y coleando, y los imperialistas siguen llevando a cabo un esplendoroso negocio con Venezuela. A pesar de que Chávez ha aumentado la presencia estatal en industrias como la del petróleo, la electricidad, la producción de acero y de cemento, estas nacionalizaciones, que se han dado poco a poco, no presentan un desafío a la propiedad privada capitalista. Típicamente, medidas como éstas han sido llevadas a cabo por otros populistas latinoamericanos como Lázaro Cárdenas en México en los años 30 y Juan Perón en Argentina en los 40 y 50, así como Gamal Abdel Nasser en Egipto también en los años 50. Un antiguo coronel del ejército, Chávez es un gobernante bonapartista que emplea medidas populistas no para efectuar sino más bien para desviar una revolución social —al vincular más firmemente a las masas desposeídas con el estado capitalista venezolano—.
Los izquierdistas pro-Castro suelen citar las intervenciones de Cuba en África como prueba de su internacionalismo. Tras el desvanecimiento del colonialismo portugués en África en 1974-75, Angola fue presa de una guerra de aniquilación mutua entre fuerzas nacionalistas rivales en la que los marxistas no tomamos lado. Pero cuando el ejército sudafricano del apartheid, apoyado por EE.UU., invadió Angola, Cuba envió tropas, apoyadas por los soviéticos, que lucharon al lado de los nacionalistas angoleños del MPLA y lograron aplastar a las fuerzas sudafricanas y a sus aliados en Angola. A pesar de que políticamente no apoyábamos al MPLA, militarmente nos pusimos de su lado, del de las fuerzas cubanas y de sus asesores soviéticos en lo que era una guerra indirecta contra los imperialistas estadounidenses.
Las batallas heroicas libradas por las tropas cubanas hicieron añicos el mito de la invencibilidad del ejército del apartheid, ayudando así a inspirar las revueltas de Soweto en 1976 y otras luchas de las masas negras oprimidas en Sudáfrica. Sin embargo, es importante señalar que el objetivo de los estalinistas cubanos y soviéticos nunca fue derrocar el capitalismo en África. Así como patrocinaron al régimen burgués corrupto del MPLA en Angola, Cuba y la URSS también apoyaron la brutal dictadura de Mengistu en Etiopía a principios de los años 70. En Sudáfrica, que cuenta con el mayor proletariado en el África subsahariana, los estalinistas han apoyado desde 1928 una alianza con el burgués Congreso Nacional Africano (CNA). Hoy en día, el régimen del apartheid ya no existe, pero las masas negras siguen siendo los de abajo con un régimen de neoapartheid administrado por el CNA, el Partido Comunista de Sudáfrica y los líderes de la federación sindical COSATU.
A pesar de que Cuba ha estado bajo el acecho militar del imperialismo estadounidense durante casi medio siglo, la autobiografía de Castro deja claro su apetito por una “tregua” a través de un ala “progresista” del imperialismo estadounidense —es decir, el Partido Demócrata—. Hay abundantes referencias favorables a los presidentes del Partido Demócrata. “Franklin Delano Roosevelt...es, a mi juicio, uno de los mejores estadistas que ha tenido” EE.UU. “Yo siempre tuve buena opinión de [Jimmy] Carter como un hombre de ética. Su política fue constructiva con relación a Cuba.” El entrevistador preguntó si Clinton (quien intensificó el embargo a Cuba en dos ocasiones) fue “más constructivo”; Castro respondió: “Sí, él no era particularmente agresivo. Pero Clinton heredó toda aquella comunidad, heredó todas las campañas que se han hecho contra Cuba y era muy poco lo que podía hacer para ayudar.” Incluso Kennedy —con todo y Bahía de Cochinos— es excusado: “creo que Kennedy fue un hombre de gran entusiasmo, muy inteligente, con carisma personal, que trataba de hacer cosas positivas...dio luz verde a la invasión de Playa Girón en 1961, pero esa operación no fue preparada por él, sino por el gobierno anterior de Eisenhower y Nixon.” Castro está siguiendo los pasos de los estalinistas del Kremlin y del Partido Comunista de EE.UU., quienes desde los tiempos de Roosevelt generalmente han apoyado al capitalista Partido Demócrata.
El mundo postsoviético
Siempre sensibles a la opinión pública pequeñoburguesa, los pablistas fueron abandonando su anterior entusiasmo por la guerra de guerrillas campesina con los primeros indicios de la Segunda Guerra Fría a fines de los años 70. Votaron por la instauración de los gobiernos de frente popular más vehementemente anticomunistas, como el del “socialista” francés Mitterrand en 1981. Haciendo eco de la campaña imperialista por “democracia” y “derechos humanos”, apoyaron a todos y cada uno de los oponentes del gobierno soviético. Esto incluyó el apoyo en los años 80 a la polaca Solidarność, punta de lanza de la contrarrevolución capitalista en Europa Oriental. En EE.UU., Socialist Action incluso adoptó el logotipo de Solidarność como rótulo en su periódico. El fallecido Ernest Mandel, dirigente del S.U., aclamó a estos reaccionarios clericales, que fueron respaldados por la CIA y el Vaticano, como “los mejores socialistas del mundo”.
En retrospectiva, el S.U. incluso elogió como “luchadores por la libertad” a los nazis estonios “Hermanos del Bosque” durante la Segunda Guerra Mundial. Grupos del S.U., así como la tendencia Militante de [Ted Grant,] Peter Taaffe y Alan Woods, aullaron junto a los lobos imperialistas en apoyo al golpe contrarrevolucionario de Boris Yeltsin en Moscú en 1991. Hoy, la izquierda reformista aclama al Dalai Lama, apoyado por la CIA, y al movimiento “Tíbet libre” en contra del estado obrero deformado chino.
Nosotros, en la Liga Comunista Internacional, luchamos hasta el final contra la contrarrevolución en lo que fue la Unión Soviética y Europa Central y Oriental, tal como Trotsky exigió a sus partidarios. En contraste con la negativa de los falsos trotskistas a defender a la URSS contra los muyajedines armados por la CIA tras la intervención soviética iniciada en diciembre de 1979, nosotros dijimos: “¡Viva el Ejército Rojo en Afganistán! ¡Extender las conquistas sociales de la Revolución de Octubre a los pueblos afganos!” En una declaración de 1991, llamamos a los obreros soviéticos a “derrotar la contrarrevolución de Yeltsin y Bush”, y exhortamos al proletariado a formar soviets bajo el programa del internacionalismo bolchevique. En Alemania Oriental (RDA) en 1989-90, mientras el régimen estalinista en desintegración del SED-PDS clamaba que la restauración capitalista debía ser realizada de una manera humana, nosotros, de manera única, nos opusimos a la reunificación capitalista. Llamamos por una Alemania roja soviética, a través de una revolución política en la RDA y una revolución socialista en Alemania Occidental. Iniciamos una movilización masiva, que luego fue apoyada por el SED-PDS, en el parque Treptow en Berlín, el 3 de enero de 1990, contra la profanación fascista de un memorial de guerra soviético y en defensa de la URSS y de la RDA. Era la primera vez que los trotskistas intervenían en una plataforma pública en un estado obrero desde la Oposición de Izquierda rusa de Trotsky a fines de los años 20.
La destrucción de la URSS tuvo consecuencias desastrosas para Cuba. La economía cubana estaba fuertemente subsidiada por la URSS, lo que llegó a representar hasta el 36 por ciento del ingreso nacional cubano en los años 80. La economía cubana sufrió una contracción dramática, con una disminución precipitada del 40 por ciento en la producción económica per cápita para 1993. Esto significó apagones, escasez de productos básicos y un periodo de estricto racionamiento de alimentos para la población cubana durante un lapso conocido como el “periodo especial en tiempo de paz”. En respuesta, el gobierno instituyó una serie de “reformas de mercado”, que incluía legalizar la posesión y el intercambio del dólar estadounidense. Esta “dolarización” condujo a una intensa y creciente diferencia en los ingresos de la población, lo que tuvo un impacto más fuerte en las mujeres y los negros cubanos. En los últimos años, el gobierno ha intentado reducir la dependencia en la inversión imperialista mediante la firma de nuevos acuerdos comerciales con la Venezuela de Chávez y con China. Pero la situación económica sigue siendo muy grave para la mayoría de los cubanos, quienes se ven obligados a recurrir al mercado negro incluso para adquirir muchos artículos de primera necesidad.
Tratando de aliviar el embargo estadounidense para facilitar la penetración económica a la isla, el ex presidente Carter viajó a Cuba en 2002. Durante su viaje, Carter empujó la campaña por el Proyecto Varela —lanzado por disidentes proimperialistas— que incluía demandas por el derecho a la empresa privada, amnistía para los presos políticos y “elecciones libres”.
El llamado a “elecciones libres” es un llamado a apoyar la “democracia burguesa” en contra del estado obrero cubano, es decir, por la contrarrevolución. Nosotros estamos a favor de la democracia obrera. Como nuestro partidario dejó claro a Guevara en 1964, estamos por el derecho de todas las tendencias que defiendan los logros de la Revolución Cubana a organizarse políticamente. La clase obrera debe ejercer su gobierno a través de los soviets. Condenamos a aquellos como Olivier Besancenot, portavoz prominente de la Ligue communiste révolutionnaire [Liga Comunista Revolucionaria] de Francia, sección líder del S.U., quien a principios de este año proclamó su apoyo a “elecciones libres” en Cuba.
Para mérito propio, el gobierno cubano apoya la causa de Mumia Abu-Jamal, el principal prisionero político en la antesala de la muerte en EE.UU. Sin embargo, el gobierno cubano aplica la pena de muerte, aunque recientemente Raúl Castro conmutó las penas de muerte de casi todos los reclusos condenados en Cuba. Nosotros nos oponemos a la pena capital como una cuestión de principios en Cuba y China, así como en los países capitalistas. Cuando tres secuestradores de una embarcación fueron ejecutados en 2003, los sicofantes pro-Castro de Socialist Action trataron de justificar este hecho señalando las ejecuciones llevadas a cabo por los bolcheviques durante la Guerra Civil [mientras que el Grupo Internacionalista —pablistas de la segunda generación— trató de justificarlo presentando el secuestro del bote como “una acción de guerra contrarrevolucionaria” (El Internacionalista en Internet, mayo de 2003)]. Nosotros respondimos [ver Espartaco No. 21, otoño-invierno de 2003]:
“Los marxistas —incluyendo a los bolcheviques— estamos opuestos a la bárbara institución de la pena capital. Los bolcheviques llevaron a cabo terror revolucionario en defensa del nuevo estado obrero, entendiendo que la guerra contra la contrarrevolución era un episodio temporal que necesitaría medidas temporales y drásticas. Pero el código penal fue una característica más permanente del estado obrero. Cuando la pena de muerte, en vez de ser un acto de guerra, fue hecha parte del código penal del país en 1922, se pretendía que ésta fuera una medida temporal... Y como tantas otras medidas empleadas temporalmente por el joven estado obrero, con la contrarrevolución política estalinista éstas fueron hechas permanentes y retorcidas hasta quedar convertidas en los opuestos más grotescos de lo que buscaban los bolcheviques.”
La ejecución de los secuestradores no fue un asunto de justicia sumaria por parte de un gobierno obrero en una situación de guerra civil. Sabemos muy bien que el régimen de Castro arremete con represión en contra de sus opositores prosocialistas, incluyendo militantes como los trotskistas en los años 60. Y fue en el nombre de “defender la revolución” que Castro ordenó la ejecución del general Ochoa en 1989, un héroe de la guerra de Angola, después de un juicio al estilo estalinista que hizo recordar las purgas de Moscú a fines de la década de 1930.
Apoyamos las medidas adoptadas en defensa de la Revolución Cubana, incluyendo el encarcelamiento de los “disidentes” que colaboran activamente con el imperialismo estadounidense. Pero no damos crédito a la capacidad de la burocracia para barrer con los contrarrevolucionarios. La invitación de Castro a Carter sólo sirvió para envalentonar a los reaccionarios, así como la continua búsqueda de una “tregua” con el imperialismo socava al estado obrero cubano. Los fundamentos de lo que escribimos en 1965 en nuestro artículo “¡Libertad para los trotskistas cubanos!” sigue siendo cierto hoy:
“La Revolución Cubana debe sustituir su actual ideología nacionalista de ‘coexistencia pacífica’...con una política exterior revolucionaria, una orientación a la revolución latinoamericana para construir concretamente y otorgar dirección al movimiento revolucionario en América Latina como parte de un movimiento mundial. Internamente, el establecimiento de una genuina democracia obrera, la construcción de soviets —consejos de obreros— órganos representativos electos de poder obrero, y la restauración de la rica vida interna es vital para cualquier movimiento revolucionario para derrotar a la burocracia.”
Los revolucionarios en EE.UU., el bastión del imperialismo mundial, tienen un deber especial de defender a Cuba contra la restauración capitalista y el imperialismo estadounidense. Luchamos por forjar un partido obrero revolucionario, sección de una IV Internacional reforjada, que lleve a la clase obrera multirracial de EE.UU. el entendimiento de que la defensa de la Revolución Cubana es parte integral de su lucha contra los explotadores capitalistas estadounidenses y de la lucha por la revolución socialista. ¡Defender la Revolución Cubana! ¡Por la revolución política proletaria para abrir el camino hacia el socialismo! ¡Por nuevas revoluciones de Octubre!
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/30/cuba.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2016.06.01 11:57 ShaunaDorothy Trotsky Cuarta Parte (1-2) (Primavera de 2008)

https://archive.is/IZJir
Espartaco No. 29 Primavera de 2008
Cuarta Parte
Al generalizar y extender el concepto de la revolución permanente tras la derrota de la Revolución China de 1925-27, León Trotsky explicó en La revolución permanente (1930):
“¿Significa esto, por lo menos, que todo país, incluso un país colonial atrasado, haya madurado ya si no para el socialismo, para la dictadura del proletariado? No. Entonces, ¿qué posición adoptar ante la revolución democrática en general y en las colonias en particular? ¿Dónde está escrito, contesto yo, que todo país colonial haya madurado ya para la resolución inmediata y completa de sus problemas nacionales y democráticos? Hay que plantear la cuestión de otro modo. En las condiciones de la época imperialista, la revolución nacional-democrática sólo puede ser conducida hasta la victoria en el caso de que las relaciones sociales y políticas del país de que se trate hayan madurado en el sentido de elevar al proletariado al poder como dirigente de las masas populares. ¿Y si no es así? Entonces, la lucha por la emancipación nacional dará resultados muy exiguos, dirigidos enteramente contra las masas trabajadoras. En 1905, el proletariado de Rusia no se mostró aún suficientemente fuerte para agrupar a su alrededor a las masas campesinas y conquistar el poder. Por esta misma causa, la revolución quedó detenida a medio camino y después fue descendiendo más y más. En China, donde, a pesar de las circunstancias excepcionalmente favorables, la dirección de la Internacional Comunista impidió que el proletariado luchara por el poder, los objetivos nacionales hallaron una solución mezquina e inconsistente en el régimen del Kuomintang.”
Como en tiempos de Trotsky, hoy existen varios países especialmente atrasados —como Afganistán, Timor Oriental o Ruanda— en los que no hay un proletariado moderno y concentrado con un peso social suficiente para dirigir a las masas oprimidas a llevar a cabo las tareas de la revolución permanente. Aun así, como señalamos respecto a los intelectuales y oficiales militares modernizadores del prosoviético Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA) en la década de 1980, los radicales tienen mucho que aprender de las luchas de Gueorguii Plejánov de un siglo antes, pese a las enormes diferencias entre el Afganistán contemporáneo y la Rusia zarista. Aun cuando el proletariado ruso de la década de 1880 era una fuerza social relativamente insignificante, Plejánov luchó por forjar un núcleo de revolucionarios marxistas mediante combates polémicos e ideológicos. Lo crucial es desarrollar un marco marxista-internacionalista, y vincular la lucha por la modernización social y la liberación con la lucha de clases del proletariado en países más avanzados más allá de las fronteras de los países propios.
El diminuto proletariado de Afganistán está superado por un clero islámico mucho más numeroso, y la pequeña población urbana está rodeada por un mar de pastores nómadas y campesinos sin tierra sujetos a los kanes. En abril de 1978, un golpe de estado llevó al poder al PDPA, lo que desató una revuelta islámica reaccionaria apoyada por la CIA. Fue a petición del PDPA que el Ejército Rojo soviético intervino en diciembre de 1979. La Liga Comunista Internacional —entonces tendencia Espartaquista internacional— declaró: ¡Viva el Ejército Rojo en Afganistán! ¡Extender las conquistas sociales de la Revolución de Octubre a los pueblos afganos!
Entendimos que la entrada del ejército soviético planteaba la posibilidad no sólo de derrotar a los asesinos reaccionarios apoyados por el imperialismo, sino de incorporar Afganistán al Asia Central soviética, donde las masas vivían una existencia moderna, años luz más avanzada que la de los pueblos afganos. La retirada del ejército soviético por parte del régimen de Gorvachov en Moscú en 1988-89 fue una traición histórica que no sólo llevó al sangriento dominio muyajedín en Afganistán, sino que abrió las compuertas a la contrarrevolución capitalista en Alemania Oriental y luego en la propia Unión Soviética.
Del mismo modo, en el desesperadamente pobre Nepal, donde fuerzas maoístas llevan a cabo una lucha guerrillera campesina para remplazar a la monarquía con un gobierno burgués de coalición, el proletariado es relativamente insignificante. Sin embargo, durante décadas los nepaleses han cruzado a la India para vivir y trabajar, integrándose al que hoy es el proletariado rápidamente creciente de la India; cientos de miles de nepaleses trabajan en otros puntos de Asia. Una revolución proletaria en la India tendría un efecto masivo e inmediato en Nepal y otros países vecinos, y plantearía la posibilidad de una federación socialista del subcontinente. Un elemento crucial en esta perspectiva proletaria-internacionalista es la lucha por la revolución política obrera en el estado obrero deformado chino, una lucha que debe tener como premisa la defensa militar incondicional de China frente al imperialismo y la contrarrevolución interna.
La lucha independentista de Argelia
Hoy en día, en Sudáfrica y en muchos países semicoloniales como Corea del Sur, el papel del campesinado ya no es la cuestión crucial que era en la Rusia de 1917 o en la China de 1925-27. Sin embargo, la experiencia histórica desde entonces ha demostrado la teoría de la revolución permanente para esos países, que se caracterizan por un desarrollo desigual y combinado.
Los países que pasaron por revoluciones “democráticas” o anticoloniales que no resultaron en el derrocamiento del dominio capitalista siguieron siendo estados burgueses condenados al atraso y a la dominación del imperialismo. Un ejemplo claro es la lucha independentista de Argelia contra Francia en la década de 1950 y principios de la de 1960, una de las revoluciones coloniales más radicales y heroicas del periodo de posguerra. Desde la primera operación militar del Frente de Liberación Nacional (FLN) en noviembre de 1954, tomó más de siete años y un costo de más de un millón de vidas para que las masas argelinas pudieran expulsar a los amos coloniales del país. En esta lucha de liberación nacional, el proletariado argelino desempeñó un papel importante, aunque no políticamente independiente. Junto con el nacionalista burgués FLN, la federación sindical UGTA convocó varias huelgas poderosas, incluyendo una huelga general masiva en julio de 1956.
Cuando finalmente se logró la independencia en 1962, el poder quedó en manos del FLN, que estaba comprometido a mantener el capitalismo con una clase dominante local que dominaba su “propio” pueblo. Diversos izquierdistas, promoviendo acríticamente la retórica “socialista” del FLN, desempeñaron un papel directo ayudando a consolidar un régimen burgués antiobrero en la Argelia independiente. El Partido Comunista Argelino se liquidó en el FLN en 1956, y la organización que lo sucedió fue ilegalizada tan pronto como el FLN llegó al poder. Aun así, los estalinistas siguieron sirviendo dentro de la maquinaria del FLN después de la independencia como propagandistas, administradores y burócratas de la UGTA. El “trotskista” revisionista Michel Pablo fue asesor económico del más alto rango del gobierno de Ahmed Ben Bella del FLN y un instrumento eficaz para el encadenamiento de la clase obrera al gobierno capitalista.
El FLN prohibió las huelgas de trabajadores del sector público e impuso un control férreo sobre la clase obrera organizada. También desmovilizó a miles de mujeres que habían luchado valerosamente contra el colonialismo francés y reforzó la subyugación de la mujer, incluso mediante referencias a la ley islámica. La minoría étnica beréber, cuyos militantes habían desempeñado un papel excepcionalmente prominente en la lucha independentista, fue sometida a una cruel represión. El gobierno del FLN allanó el camino a una brutal dictadura militar y al ascenso masivo de un movimiento fundamentalista islámico comprometido a mantener la esclavización de la mujer, a revertir los esfuerzos modernizadores y a desatar un terror salvaje contra los obreros y las minorías.
La Revolución Cubana
Sin embargo, tras la Segunda Guerra Mundial también hubo varias revoluciones en países atrasados que destruyeron el dominio de clase capitalista y derrocaron el yugo de la dominación imperialista. Cuando el Ejército de Liberación Popular, de base campesina, de Mao Zedong tomó el poder de manos del Guomindang agonizante en 1949, el estado que resultó no fue una “Nueva Democracia” basada en el “bloque de cuatro clases” —el discurso del Partido Comunista estalinista (PCCh)—, sino una dictadura del proletariado, si bien burocráticamente deformada de origen. Las revoluciones sociales dirigidas por estalinistas en Yugoslavia, Corea del Norte y Vietnam del Norte (extendida en 1975 a Vietnam del Sur), también resultaron en estados obreros burocráticamente deformados. Derrocamientos sociales similares ocurrieron también en las “Democracias Populares” establecidas bajo la égida del Ejército Rojo en el resto de Europa Oriental y Alemania Oriental.
Michel Pablo, entonces dirigente de la IV Internacional que se había fundado bajo la dirección de Trotsky en 1938, aprovechó estos derrocamientos sociales de posguerra para repudiar la importancia central de una dirigencia revolucionaria consciente y argumentó por la liquidación de las organizaciones trotskistas en diversos partidos estalinistas y socialdemócratas. Este revisionismo llevó a la destrucción de la IV Internacional en 1951-53. A principios de la década de 1960, la dirección del Socialist Workers Party (SWP) estadounidense, que había roto con Pablo en 1953, adoptó conclusiones revisionistas similares en su adulación a la dirigencia castrista pequeñoburguesa de la Revolución Cubana (ver: “Génesis del pablismo”, Cuadernos Marxistas No. 1, 1975).
Fidel Castro dirigió una fuerza guerrillera de intelectuales pequeñoburgueses y campesinos, el Movimiento 26 de Julio, que estaba temporalmente alienado de la burguesía y era independiente del proletariado. Bajo condiciones ordinarias, tras haber derrocado en enero de 1959 la dictadura corrupta de Batista que estaba apoyada por EE.UU., los rebeldes habrían seguido los pasos de los innumerables movimientos similares en América Latina, que esgrimen una retórica radical-democrática para reafirmar el control burgués. Pero, con el viejo aparato estatal capitalista destruido, en 1960-61 el régimen de Castro nacionalizó las propiedades estadounidenses y de los capitalistas locales, y crearon un estado obrero deformado. La existencia de la Unión Soviética fue crucial en este proceso, porque suministró al régimen de Castro no sólo un modelo sino, de manera más importante, la ayuda económica y el escudo militar que ayudó a detener la mano de la bestia imperialista estadounidense, a sólo 145 kilometros de distancia.
Fue sólo como resultado de circunstancias excepcionales —la ausencia de la clase obrera como contendiente por el poder para sí, el cerco hostil del imperialismo, la huida de la burguesía nacional y un salvavidas lanzado por la Unión Soviética— que el gobierno pequeñoburgués de Castro pudo terminar por aplastar las relaciones de propiedad capitalistas (ver: “Cuba y la teoría marxista”, Cuadernos Marxistas No. 2, 1974). Circunstancias similares permitieron la creación de estados obreros deformados en Yugoslavia y otros lugares por parte de fuerzas pequeñoburguesas con direcciones estalinistas tras la Segunda Guerra Mundial.
Nuestra tendencia, que se originó como la Revolutionary Tendency (RT) del SWP, nació en una lucha por defender el programa de Trotsky contra el pablismo de la mayoría del SWP. Pintando a Castro como un trotskista inconsciente, el SWP afirmaba:
“En el camino de una revolución que comienza por simples reivindicaciones democráticas y que termina en la destrucción de las relaciones de propiedad capitalista, la guerra de guerrillas realizada por los campesinos sin tierra y fuerzas semiproletarias, bajo una dirección que se encuentra empeñada en proseguir la revolución hasta su término, puede jugar un papel decisivo para minar el poder colonial o semicolonial, y precipitar su caída. Ésta es una de las principales lecciones de la experiencia de posguerra. Debe ser conscientemente incorporada a la estrategia de construcción de partidos marxistas revolucionarios en los países coloniales.”
—Comité Político del SWP, “Por la pronta reunificación del movimiento trotskista mundial”, en La dialéctica actual de la revolución mundial (Pathfinder Press, 1974)
En contraposición directa, la RT sostenía la teoría trotskista de la revolución permanente y afirmaba:
“La experiencia desde la Segunda Guerra Mundial ha demostrado que la guerra de guerrillas basada en los campesinos bajo una dirección pequeñoburguesa no puede por sí sola llegar más allá de un régimen burocrático antiobrero. La creación de estos regímenes ha ocurrido bajo las condiciones de la decadencia del imperialismo, la desmoralización y desorientación causadas por la traición estalinista, y la ausencia de una dirección revolucionaria marxista de la clase obrera. La revolución colonial puede tener un signo inequívocamente progresista sólo bajo tal dirección del proletariado revolucionario. Para los trotskistas, el incorporar a su estrategia el revisionismo sobre la cuestión de la dirección proletaria de la revolución es una profunda negación del marxismo-leninismo, cualquiera que sea el beato deseo expresado al mismo tiempo de ‘construir partidos marxistas revolucionarios en los países coloniales’. Los marxistas deben oponerse resueltamente a cualquier aceptación aventurera de la vía al socialismo a través de la guerra de guerrillas campesina, análoga históricamente al programa táctico socialrevolucionario contra el que luchó Lenin.”
—“Proyecto de resolución sobre el movimiento mundial” (1963); reimpreso en Spartacist (edición en español) No. 33, enero de 2005
La Revolución Cubana demostró una vez más que no hay un “tercer camino” entre la dictadura del capital y la dictadura del proletariado. En este sentido, confirmó la teoría de la revolución permanente. Pero la Revolución Cubana estuvo muy lejos de la revolución proletaria y socialista que dirigieron los bolcheviques en Rusia en 1917. En Cuba, como en los otros estados obreros deformados, el camino a un mayor desarrollo socialista quedó bloqueado por el dominio político de una burocracia parasitaria y nacionalista. Retomando el dogma estalinista y antirrevolucionario del “socialismo en un solo país”, el régimen de Castro ha sido hostil a la lucha por la revolución mundial. En su lugar, ha promovido formaciones burguesas “progresistas”, desde el gobierno de frente popular de Allende en Chile a principios de la década de 1970, que resultó en un baño de sangre contra los obreros, hasta el régimen nacional-populista de Hugo Chávez en Venezuela hoy.
Como fue el caso en el estado obrero degenerado soviético, lo que se necesita en Cuba y los demás estados obreros deformados que quedan es el resquebrajamiento de la burocracia mediante una revolución política proletaria que establezca órganos democráticos de dominio obrero basados en el internacionalismo revolucionario. Los trotskistas basamos esta perspectiva en la defensa militar incondicional de los estados obreros frente a un ataque imperialista y la contrarrevolución capitalista interna.
Hasta los límites de sus modestas fuerzas, la LCI luchó en Alemania Oriental y la Unión Soviética por conducir a la clase obrera a derrotar las fuerzas de la restauración capitalista y echar a los regímenes estalinistas en proceso de desintegración, que habían minado a los estados obreros y al final capitularon a la contrarrevolución respaldada por el imperialismo. Hoy sostenemos el mismo programa con respecto a China, Cuba, Vietnam y Corea del Norte y luchamos por la revolución socialista en los países capitalistas, desde el Tercer Mundo hasta los centros imperialistas de Estados Unidos, Japón y Europa Occidental.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/29/pr4.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


Miles de mujeres protestan contra la violencia de género ...